icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

¿Cómo controlar las contracciones?

¿Cómo controlar las contracciones?
¿Cómo controlar las contracciones?

Para que el parto se desarrolle y tenga la forma más fisiológica posible, la presencia de las contracciones son necesarias, ya que son el motor del mismo. Aprender a cómo controlar las contracciones es imprescindible, para que el parto se viva de la forma más tranquila y consciente posible.

Aprender y conocer más acerca de cómo controlar las contracciones es un objetivo de la mayoría de las mujeres embarazadas. Existen diferentes métodos naturales para aliviarlas, aunque se debe saber que cada mujer las vivencia a su manera.

¿Qué es una contracción?

Para saber qué es una contracción, primero se debe conocer que en el proceso de un parto intervienen 3 elementos, que son el motor del parto, llamadas las contracciones uterinas, el objeto del parto, que es el feto y el canal del parto, que son 2, el canal óseo (la pelvis) y el canal blando, que está formado por los tejidos.

Para que un parto pueda progresar, es imprescindible que existan las contracciones uterinas. Para comprenderlo mejor, el útero como es un órgano contráctil (gracias a su capa muscular, el miometrio) y formado por fibras musculares lisas, de allí que las contracciones son totalmente involuntarias.

En un embarazo entre las semanas 20 y 24 de gestación, ya tienen lugar las contracciones de Braxton-Hicks. Estas, son contracciones irregulares, de baja intensidad e indoloras. Aquí la mujer lo que siente es como una sensación de que el abdomen se pone duro y la finalidad de estas contracciones, es que el cuello del útero se prepare para el parto.

En cambio, las contracciones de parto ya son regulares, de alta intensidad y si, son dolorosas. Las mismas tienen como finalidad, la maduración, la dilatación cervical, el encajamiento, la expulsión del feto, de la placenta y un efecto hemostático que es la capacidad de que disminuya el sangrado uterino tras el alumbramiento cuando se contrae el útero.

Los médicos siempre consideran importante, que se consulte al Obstetra, ante la aparición de cualquier tipo de dolor abdominal o lumbar durante el embarazo.

Fases de las contracciones

Una contracción uterina es originada en el fondo del útero, en su parte superior y trasciende de forma descendente, esto según la ley del triple gradiente descendente, es hasta la parte inferior del útero y el cérvix.

Las contracciones constan de 3 fases, a las que por lo general la mayoría de las mujeres las experimentan. La fase ascendente, es cuando la presión uterina comienza a aumentar rápidamente y el miometrio se contrae. Acmé de la contracción es cuando se llega al punto más alto de presión intrauterina y es el momento de máxima intensidad y presión.

Y por último, la fase de relajación, es donde la presión intrauterina comienza a disminuir en 2 etapas, primero rápidamente y luego lentamente. Más precisamente, la contracción comienza cuando la presión intrauterina aumenta hasta llegar al punto máximo de intensidad, para que después vaya disminuyendo de forma gradual. Entre cada contracción existe un periodo de “relajación uterina” que les permite tanto a las mujeres como al útero, descansar.

¿Cómo son las contracciones de parto?

Las contracciones uterinas son las que indican que el parto estaría comenzando y se manifiestan de forma regular, dolorosas y de alta intensidad. Sin olvidarse, que la experiencia en cada mujer, siempre varía.

Es importante que se evalúe la frecuencia de las contracciones, porque al inicio del trabajo de parto se presentan de una forma más espaciada y lo necesario, es que se presenten de forma regular. Deben ser intensas, siendo más débiles al comienzo y aumentando en intensidad mientras avanza.

La duración que tienen las contracciones, es variable, aunque lo ideal es que todas las tengan de una manera similar. Cada mujer presenta un patrón de contracciones único, por eso es complicado generalizar y afirmar que en tanta cantidad de minutos ya estaría el parto concreto. Además, para determinar el trabajo de parto, es necesario considerar también otros parámetros, como que haya dilatación del cuello uterino.

En esos momentos, es fundamental consultar y tener la orientación del especialista o acudir a un centro hospitalario, considerando que las contracciones se estén presentando de 2 o más, intensas y en un periodo de 10 minutos como mínimo, durante 1 hora.

¿Cómo controlar las contracciones?

Ante todo, es importante valorar las características de cómo se presentan las contracciones, y eso significa la frecuencia, intensidad y duración. Cuando comienzan, generalmente de forma irregular, sugieren que se den una ducha con agua caliente que aliviará el dolor y relajará. También, pueden ayudar los masajes en la zona lumbar o la colocación de unas compresas tibias en la zona.

Si se tiene una pelota de gimnasia, se puede sentar sobre ella y realizar movimientos oscilatorios con la pelvis que ayudarán a aliviar, como pasear, ya que es una buena alternativa cuando el trabajo de parto está comenzando.

Para controlar las contracciones hay que recordar que en la mayor parte de centros de atención donde se hacen los cursos de preparto, disponen de pelotas, duchas y otros elementos. Sin olvidarse que las contracciones uterinas son un mecanismo fisiológico del cuerpo que permite y ayuda a que el bebé nazca. Es un dolor fisiológico con un fin y no un dolor patológico.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show