Qué pasó. Una enfermedad intestinal vinculada en algunos casos a ensaladas vendidas en un McDonald’s en los Estados Unidos provocó vómitos y diarrea a decenas de consumidores, informó el Departamento de Salud Pública de Illinois y la empresa de comida rápida, con sede en Chicago.

“Por precaución hemos decidido voluntariamente dejar de vender ensalada en los restaurantes afectados, hasta que podamos reemplazar al proveedor de la lechuga utilizada”, declaró en un comunicado la vocera de McDonald’s, Terri Hickey.

Según la empresa, en aproximadamente 3.000 restaurantes, en el norte central del país, y centros de distribución impactados por el brote se han retirado las mezclas de ensalada a la venta.

Por su parte, las autoridades estatales de salud pública confirmaron en un comunicado que efectivamente la cadena de restaurantes retiró el producto y está utilizando otras fuentes de suministro.