Ginés González García: “Nunca este Gobierno mostró ninguna preocupación por la salud, pero ahora ya ni siquiera cuida las formas”
Layer 1
Salud

Ginés González García: “Nunca este Gobierno mostró ninguna preocupación por la salud, pero ahora ya ni siquiera cuida las formas”

Qué pasó. Uno de los cambios en la estructura ministerial que más resistencia generó entre el ambiente académico y la dirigencia política fue el de bajarle el rango al Ministerio de Salud para convertirlo en Secretaría. Tal vez la voz más enfática a la hora de criticar esta decisión fue la del ex titular de la cartera de Salud de los gobiernos de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, Ginés González García, quien en una entrevista exclusiva con A24.com cuestionó que “nunca un gobierno democrático se animó” a tomar una decisión así y reprochó que esto muestra que “hay una desaprensión sobre una parte de la población que depende de las políticas de Estado”.

“Es tan estúpida en sus consecuencias, tiene tanta falta de sentido común en tantas cosas que uno piensa si es ideología o es estupidez”, sentenció el también ex embajador en Chile durante los mandatos de Cristina Fernández luego de la decisión del gobierno de Mauricio Macri de fusionar el Ministerio de Salud al de Desarrollo Social a cargo de Carolina Stanely.

¿Cómo evalúa la decisión de bajarle el rango al Ministerio de Salud?

Creo que es una devaluación porque el capital principal que tiene un país es el capital humano. Y si uno le saca la jerarquía ministerial al Ministerio de Salud está dando un mensaje de que le importa menos la salud. En un momento difícil, que es el que está atravesando la Argentina, es cuando más se necesitan políticas activas en el tema salud.

Hay un círculo vicioso entre que la enfermedad genera pobreza y que la pobreza genera más enfermedad. Por eso desmeritar, bajonear, mandar a la primera B al Ministerio es todo un signo de que no se hace lo que ha dicho el Gobierno, que es aumentar la inversión en política social.

¿Significa un recorte para el área?

Terminan de sacar esta semana un decreto con una nueva figura en la que los ex ministros ya no son secretarios de Estado, sino que hay un nuevo rango que se llama secretario de Gobierno. Por lo tanto, el sueldo es casi igual al del ministro y de ahí para abajo sigue todo igual. Así que lo que supuestamente ha sido un ahorro, no significa nada. Es un simple maquillaje político para decir que están haciendo austeridad cuando no la están haciendo.

Siguen demostrando que son sagaces en los centavos y son estúpidos en los pesos porque los millones que se van en los mercados financieros o en los desmanejos que están haciendo les importan menos que áreas tan críticas y tan sensibles como la salud.

¿Entonces por qué cree que lo hacen?

Uno podría decir que esto lo hicieron los gobiernos militares, nunca se atrevió un gobierno democrático a hacerlo, así que en este sentido es ideológico. Pero es tan estúpida en sus consecuencias, tiene tanta falta de sentido común en tantas cosas que uno piensa si es ideología o es estupidez. Tal vez es una combinación, pero también hay una desaprensión sobre una parte de la población que depende de las políticas de Estado.

El Gobierno nombró a un primer ministro (por Jorge Lemus) que era un desastre, que rompió todos los programas. Nunca este Gobierno mostró ninguna preocupación por la salud, pero ahora ya ni siquiera cuida las formas y devalúa al Ministerio de Salud.

¿Hay miedo de que detrás de esto empiece un recorte en el área?

Hay miedo porque el presupuesto se ha reducido todos los años. Renunció la semana pasada el director de enfermedades de transmisión sexual (por el ex titular de la Dirección de Sida, Enfermedades de Transmisión Sexual, Hepatitis y Tuberculosis, Sergio Maulen),  porque no tienen presupuesto para comprar lo que el Gobierno tiene obligación de comprar. Así que esta nueva noticia no da ningún futuro mejor, por lo contrario, lo va a complicar aún más.

Hoy estamos frente a un gobierno que no se caracteriza por la capacidad política ni por su brillantez de gestión. Me parece una cosa terrible y los que están recibiendo el servicio de salud sienten, una vez más, que el Estado no está con ellos

¿Un recorte en salud puede salir más caro en el largo plazo?

Yo diría en el mediano plazo. En el 2002 (cuando asumió) nos sobraba crisis, por eso intentamos hacer una política fuerte en temas de salud, con muchos programas que tenían insumos que distribuíamos a las provincias y ayudaron a contener la situación, y a que el impacto de la crisis social y económica no fuera duro. Ahora reaccionan retirándose de la salud, dejando a las provincias solas.

Es un gesto de que la salud les importa menos, como también lo mostraron para educación. Pero ojo, los ministerios en los que están los amigos se quedan, como Transporte. ¿Qué, el transporte es más importante que la salud y la educación en un país? No sabía yo eso.

¿Cree que el ex ministro y actual secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, debería renunciar tras este cambio?

Yo no lo puedo decir, habría que preguntárselo a él.

¿Y qué decisión hubiese tomado usted si le hubiese pasado durante su gestión en el Ministerio?

No, no me hubiera pasado. Cuando hay incremento de la pobreza, incremento de la enfermedad, se necesita más salud. Por eso tuve todo el apoyo de hacer todo lo que se podía hacer en momentos de crisis. No me lo hubiesen pedido.