Exclusivo A24

La mamá de Fernando Báez Sosa habló en "La cruel verdad": "Quiero una condena que marque un antes y un después"

Graciela, la mamá de Fernando Báez Sosa, dialogó con Esteban Trebucq en "La cruel verdad" por A24 y aseguró que "espera" que a los ocho rugbiers acusados del asesinato de su hijo "le den la pena máxima".
Aguanto todo para que se haga Justicia

"Aguanto todo para que se haga Justicia", expresó la mamá de Fernando Báez Sosa en "La cruel verdad" por A24 (Foto: Captura).

Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

La palabra de la mamá de Fernando Báez Sosa en “La cruel verdad”

Consultada por Esteban Trebucq sobre cómo se prepara de cara a la sentencia, la mujer confesó: “Tengo miedo, pero tengo unos muy buenos abogados que nos representan”.

“Quiero creer que se va a hacer Justicia por Fernando”, manifestó Graciela y explicó: “Quiero una condena ejemplar que marque un antes y un después, espero que le den la pena máxima a todos”.

Sobre la figura de los acusados, la mamá de Fernando Báez Sosa aseguró: “Ver la forma en que lo atacaban, cómo mi hijo imploraba piedad mientras nadie le tenía compasión”.

Embed

El haber ido a cenar después de haber asesinado, no son humanos, es un peligro para la sociedad que esta clase de personas estén sueltas”, aseguró entre lágrimas la madre.

“Tenían decidido matar a una persona, y esa persona se llama Fernando Báez Sosa”, expresó y recordó que durante el juicio los acusados quisieron “cambiar el papel”: “Acá la única víctima es Fernando Báez Sosa”.

Frente a la pregunta de Esteban Trebucq sobre si consideró a los rugbiers “unos hijos de puta”, Graciela lo negó: “No tienen corazón, arruinaron nuestra vida, la de la novia de Fernando, la de los amigos y también la de sus familias”.

Que quede marcado en la historia argentina que toda persona tiene derecho a divertirse”, agregó la mamá de Fernando Báez Sosa.

"Es una ausencia terrible, no hay ni existe ningún remedio que pueda sacar este dolor tan grande que tenemos", manifestó la mujer y recordó que tiene el deseo de "volver a tener la presencia de Fernando, pero no lo voy a tener más".

"Mantengo las cosas de Fernando en su lugar, y a veces me pongo a acariciar sus sábanas, y huelo su ropa, Silvino compra el desodorante que él usaba para sentirlo", manifestó antes de explicar que pese a todo "seguimos de pie para que se pueda hacer Justicia".

s