Misoprostol: un laboratorio provincial de Santa Fe podrá producir 100 mil pastillas de la droga para realizar abortos
LegalizaciónDelAborto

Misoprostol: un laboratorio provincial de Santa Fe podrá producir 100 mil pastillas de la droga para realizar abortos

Mientras en Argentina se define en los próximos días si el aborto es legal, seguro y gratuito, un laboratorio del estado ya trabaja y se prepara para la potencial producción de 100 mil pastillas de misoprostol, la droga para la práctica del aborto, según recomienda la Organización Mundial de la Salud. Esa droga es la que se usa actualmente en los abortos no punibles -es decir, los que permite la ley tal como está ahora- y es la droga que se usará, seguramente en muchos casos más, si la ley de la Interrupción Voluntaria del Embarazo es aprobada el 8 de agosto.

El Laboratorio Industrial Farmaceútico Sociedad del Estado está en la ciudad de Santa Fe y empezó a fabricar misoprostol a principios de este año. “En el primer semestre de este año empezamos con el proceso industrial y lo más probable es que antes de fin de año ya tengamos los primeros comprimidos para entregar gratuitamente”, le dice a A24.com Oraldo Llanos, director provincial de Salud Sexual.

En el primer semestre del año se practicaron 450 abortos no punibles en esa provincia. Para la mayoría de esos casos se usó misoprostol comprado a un laboratorio, a un costo mucho mayor del que tendrás las pastillas de fabricación propia.

"Todavía no tenemos el cálculo exacto de los costos hasta que no estén listas las primeras muestras, pero te puedo asegurar que para el Estado va a ser, de mínima, un 80% más barato", dice Llanos. Pero el ahorro no se calcula únicamente por el costo de la pastilla, sino que al ser un tratamiento ambulatorio, evita costos de internación en los hospitales. 

La producción de misoprostol en Santa Fe expone también las diferentes reacciones de las provincias ante una situación imposible de ocultar: los abortos se practican. Pero mientras algunas provincias ni siquiera han adherido al protocolo de abortos no punibles -los habilitados por el fallo FAL de la Corte Suprema- en Santa Fe entienden que la producción del medicamento mejora las condiciones de atención en todos los casos.

La ventaja de la producción específica de esta droga, más allá del ahorro para el Estado, es que se obtiene una fórmula más efectiva: "Lográs una mayor concentración de misoprostol -explica Llanos- sin la presencia de otras drogas, como el diclofenac".

¿Podrían venderle a otras provincias?

Sí, hubo varias que se mostraron interesadas. Ya lo hacemos con otros medicamentos así que seguramente es algo que va a suceder.

¿Y qué pasa si el aborto se legaliza, alcanzaría la producción?

La idea es producir a partir del año que viene 100 mil comprimidos.

¿Y cuántos comprimidos se usan en cada aborto?

Cambia mucho según cada caso, pero en los tratamientos ambulatorios son un mínimo de tres comprimidos.

¿Cree que la ley va a salir?

Tengo la esperanza de que salga, esto es a nivel persona. Desde lo institucional tengo que decir que sería un gran aporte para reducir la mortalidad materna. Nosotros no trabajamos solo con el aborto, sino que lo que hacemos es un sistema integral de salud. Estimo que la aprobación o no de la ley se va a resolver a última hora. Pero es muy valorable y me da mucha felicidad que se haya dado este debate y que haya superado las barreras partidarias.

Cómo votan los senadores de la provincia. Omar Perotti, del PJ, es uno de los dos indecisos, según el poroteo de A24.com. Esta semana recibió presiones para votar en contra, pero el sector que va por la legalización aspira a conseguir su apoyo para equilibrar la votación. Su compañera de fórmula, María de los Angeles Sacnun, es un voto seguro a favor de la legalización.

El senador por la minoría de Santa Fe es Carlos Reutemann, que votará en contra: "Siempre tuve la misma decisión, no varié ni un milímetro. Tengo una formación muy católica y para mí la vida es desde la concepción", dijo esta semana.