Monóxido de carbono: cómo prevenir intoxicaciones fatales
MonóxidoDeCarbono

Monóxido de carbono: cómo prevenir intoxicaciones fatales

Qué pasa. Según datos del Ministerio de Salud, en Argentina hay 200 muertes por año por inhalar monóxido de carbono. El reciente caso de la mujer y el hijo del senador radical Luis Naidenoff, y la muerte de la periodista Lucía Trotz este fin de semana obligan a repasar cuáles son los cuidados fundamentales para evitar este tipo de tragedias.

Los consejos para evitar la intoxicación:

  • Instalar y hacer revisar periódicamente los artefactos por un gasista matriculado.
  • Verificar que la llama de los artefactos (calefones, termotanques, estufas, hornallas, tiro balanceado) sea azul. Si es anaranjada, es que están funcionan en forma defectuosa.
  • Asegurarse la ventilación permanente de los ambientes (a través de rejillas compensadoras reglamentarias). Además que las salidas de gases al exterior estén libres de obstrucciones.
  • La  mayoría de los accidentes fatales se deben a artefactos con conductos  defectuosos o mal instalados.
  • No coloque artefactos a gas en baños ni en lugares cerrados sin ventilación.

Qué hacer para prevenir accidentes

  • Se puede comprar un detector de monóxido de carbono, son a pilas y valen desde 350 pesos.
  • Dejar siempre una puerta o ventana entreabierta, tanto de día como de noche, y aún cuando haga frío.
  • No usar el horno u hornallas de la cocina para calefaccionar el ambiente.
  • No encender motores a combustión (grupos electrógenos, motosierra, etc.) en cuartos cerrados, en sótanos o garages.
  • Los síntomas pueden variar según cada persona. Los que más riesgos corren son los niños pequeños, los adultos mayores, las personas con enfermedades cardíacas y/o pulmonares, los fumadores.

Cómo reconocer la intoxicación

Los síntomas pueden variar según cada persona. Algunos indicadores son: dolores de cabeza, náuseas o vómitos; letargo o confusión; desmayo o pérdida de conocimiento; alteraciones visuales. A un grado mayor de intoxicación puede general convulsiones y hasta estado de coma.

También pueden producirse otros síntomas parecidos a una intoxicación alimentaria, un cuadro gripal, un problema neurológico o cardíaco.