Nueva invasión en los countries de Buenos Aires: un extraño lagarto genera preocupación

Tras la invasión de carpinchos de 2021, el lagarto overo altera la tranquilidad de los barrios privados. Conocé más sobre este animal.
Nueva invasión en los countries de Buenos Aires: un extraño lagarto genera preocupación

Después de la invasión de carpinchos en los countries de Nordelta que fue noticia en el 2021, los barrios privados de Gran Buenos Aires vuelven a tener “visitantes” indeseados. Se trata del lagarto overo y se los vio por Parque Irízar, Pellegrini IV y Mirasoles.

"No son agresivos, van a tratar de evitar el contacto con especies domésticas, por ejemplo, salvo que se sientan muy amenazados”, señaló el biólogo Nicolás García Romero en declaraciones relevadas por Infobae.

image.png

Cómo es el lagarto overo

Según la Dirección de Fauna Silvestre y Conservación de la Biodiversidad, el Lagarto Overo tiene las extremidades posteriores largas, la cabeza prolongada y las escamas dorsales de forma ovalada y muy pequeñas.

El cuerpo puede alcanzar una longitud de aproximadamente 400 mm. o más y, si se tiene en cuenta la larga cola, esta longitud puede duplicarse. La cabeza es prolongada y comprimida lateralmente. Se observa un escaso desarrollo en la región masetérica relacionado esto con la masticación. También presenta dos grandes pliegues gulares (región próxima a la garganta).

Por otra parte, el lagarto overo es omnívoro y se alimenta principalmente de aves, pequeños mamíferos, insectos, moluscos, peces, anfibios y frutas, aunque su alimento preferido son los huevos. Por ese motivo, los expertos aseguran que estos animales no son un peligro para las personas.

Es importante destacar que estos animales no son agresivos y son propensos a evitar el contacto con especies domésticas, salvo que se sientan muy amenazados

Por su parte, Hernán Ibañez, naturalista adscripto de la Fundación Azara y especialista en la lucha contra el tráfico ilegal de fauna silvestre, indicó que se trata de una especie que tiene distribución en la provincia de Buenos Aires. “No considero que haya una invasión, sino que con la ola de calor se activan y salen, sumado a que está todo seco”, explicó.

s