Mendoza

Un chico de 16 años fue golpeado por una patota de rugbiers: sufrió 8 fracturas y tiene un ojo comprometido

El joven fue agredido en la localidad mendocina de Chacras de Coria, en el marco de un cumpleaños de 15, por cuatro jugadores que forman parte de las inferiores del Liceo Rugby Club.
Un chico de 16 años fue golpeado por una patota de rugbiers: sufrió 8 fracturas y tiene un ojo comprometido

Un chico de 16 años fue golpeado por una patota de rugbiers: sufrió 8 fracturas y tiene un ojo comprometido

Un adolescente resultó gravemente herido y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente tras haber sido agredido por una patota de rugbiers el domingo a la madrugada, en la puerta de la vivienda donde se celebraba un fiesta de 15 años, en Luján de Cuyo, Mendoza. La víctima está internada en la Clínica de Cuyo con múltiples fracturas en el rostro. Los agresores aún no han sido detenidos pero están identificados.

El joven presenta fracturas múltiples y debe ser sometido a una operación compleja, aunque primero los médicos deben aguardar que se desinflame la zona para poder encarar la intervención.

El hecho ocurrió el sábado a la noche cuando la víctima estaba por ingresar a una casa para festejar el cumpleaños de 15 de una amiga y en ese momento comenzó a discutir con dos jóvenes de 19 años que estaban molestando a su amigo y así fue que lo agredieron y le generaron varias lesiones.

liceo rugby club.jpg

Según testigos, el joven fue el blanco de las agresiones por parte de la patota, que le propinó una "tremenda golpiza" que le provocó múltiples fracturas en su rostro.

Desde el Ministerio de Seguridad provincial se informó que el padre de la víctima recién hizo la denuncia ayer porque necesitaba reunir pruebas, y precisaron que los agresores, que tiene entre 19 y 20 años, están identificados porque la víctima los conoce ya que juega al rugby.

La denuncia fue radicada en el Ministerio Público Fiscal, y la causa recayó en la fiscal de la Unidad fiscal de Homicidios y Violencia Institucional, Claudia Ríos.

Con respecto al ataque, se supo que la víctima llamó a su padre alrededor de las 4 de la madrugada del domingo tras la golpiza y que fue él quien lo buscó y lo llevó a atender a la Clínica de Cuyo, donde quedó internado.

Se habló de
s