Abuso sexual

Una mujer denunció haber sido violada en el quirófano del Sanatorio Güemes

El hecho ocurrió el jueves pasado cuando la joven se sometió a una intervención quirúrgica y se despertó ensangrentada por un desgarro en su zona genital.
Sanatorio Güemes

Sanatorio Güemes

Una mujer denunció que fue violada mientras estaba bajo los efectos de la anestesia en el Sanatorio Güemes, del barrio porteño de Palermo. Con ella son tres las víctimas de violencia sexual identificadas en ese centro asistencial desde agosto del año pasado.

El hecho ocurrió el jueves pasado cuando la joven se sometió a una intervención quirúrgica y se despertó ensangrentada por un desgarro en su zona genital y tuvo que recibir atención médica específica para esas lesiones.

Dado que aún está convaleciente por una cirugía en una de sus piernas, la mujer permanece internada en el sanatorio con custodia de la Policía Federal y hoy estaba previsto que ratifique su denuncia.

"Hace aproximadamente un año que me están llegando denuncias de mujeres de distintas edades y características que no se conocen entre sí, pero todas relatan ciertas irregularidades con el anestesista y que cuando recobran el conocimiento tras una intervención quirúrgica, se encuentran con lesiones vaginales, anales, hematomas y un dolor terrible", contó Raquel Hermida Leyenda, abogada de las tres víctimas.

Por el hecho fue detenido un camillero cuyo nombre no trascendió, en el marco de la causa por "abuso sexual doblemente agravado" que investiga el Juzgado Criminal y Correccional Nº 19 a cargo de Diego Slopski. Desde el sanatorio explicaron que fue "desvinculado" inmediatamente del centro asistencial al tiempo que manifestaron dudas sobre la relación entre las tres violaciones.

"En los dos casos anteriores el presunto abusador era un anestesista que estuvo en las cirugías compartiendo quirófano con cuatro profesionales femeninas y ninguna corroboró los dichos de las denunciantes", señalaron.

“Este tipo de cosas se debe conocer dentro del sanatorio. Ayer despidieron a una camillero, pero eso no nos deja conformes porque sabemos que el hilo se corta por lo más fino. Aquí debe haber muchas más personas que tengan acceso a la medicación para la anestesia, por mucho más tiempo del necesario”, agregó la letrada.

Por otro lado, la penalista aseguró que esta misma mujer presumiblemente fue abusada también en una intervención quirúrgica anterior a la que se sometió en el mismo sanatorio, en noviembre del año pasado.

"Ella pasó por tres intervenciones a raíz de un accidente y ahora se da cuenta que de la segunda intervención salió de la misma manera (con lesiones)", contó Hermida.

En esa misma línea, se quejó de la poca contención a la víctima que está ofreciendo el sanatorio, al punto que "necesitaba una medicación especial para la lesión genital, y le dieron una receta para que la fuera a comprar ella misma, siendo que no podía salir porque estaba internada y sola".

s