Coloquio de IDEA

Indemnizaciones, deuda, precios y empleo: las definiciones de Alberto Fernández en el cierre del Coloquio de IDEA

El discurso del Presidente hizo hincapié en distintas cuestiones económicas para acordar con los empresarios.
Coloquio de IDEA: las frases más destacadas de Alberto Fernández ante los empresarios

Coloquio de IDEA: las frases más destacadas de Alberto Fernández ante los empresarios

Alberto Fernández brindó este viernes un discurso en el 57° Coloquio de IDEA en el que envió un fuerte mensaje a los empresarios que participaron del encuentro, especialmente para mejorar el empleo y sostener los precios para contener los índices de inflación.

Para saber en detalle qué dijo el Presidente durante el evento que reunió a los grandes empresarios del país, aquí se destacan sus principales frases:

  • Argentina, nuestro país, está saliendo de un momento único. El mundo todo se vio enfrentado a una pandemia que arrasó economías, empresas, puestos de trabajo y lo que es peor, acabó con millones de vidas. Fuimos combatientes contra un virus de una letalidad enorme que se propaló por el mundo a una velocidad inusitada. Hoy, después de muchos cuidados y después de ser inmunizados por vacunas que la ciencia desarrolló en tiempo récord, somos sobrevivientes.
  • Convencido de que todos los que aquí estamos somos actores de este presente, creo oportuno convocarlos a unir esfuerzos en la construcción de esa nueva sociedad. Se muy bien que desde hace muchos años somos una sociedad con bandos en pugna. Tirando cada uno de una punta de la soga, solo hemos logrado que las fuerzas no se sumen si no que solo se contrarresten. Tirando cada uno para su lado, solo logramos inmovilizarnos como sociedad.
  • El primer gran problema que Argentina debe enfrentar con decisión, es terminar con la desocupación creando empleo genuino. La asistencia del Estado no puede ser el remedio para la falta de empleo. La asistencia del Estado a los sectores más postergados es solo un paliativo para sobrellevar la pobreza.
  • No existe otro remedio que la inversión privada que asocia el capital al trabajo para lograr un desarrollo sostenible en nuestra sociedad.
  • La apertura indiscriminada de las importaciones, la caída sostenida del consumo y el cierre de 23.000 PyMES aparejaron un incremento preocupante de la desocupación y de la pobreza. Quiero decir con esto, que, si algo caracterizó al espacio político que hoy gobierna Argentina, es la promoción de la inversión empresarial y la creación de empleo. Con ese mismo espíritu actuamos hoy.
  • Por eso estamos disponiendo a través de un decreto marco un sistema que posibilite que los que hoy son beneficiarios de planes puedan ser empleados en la actividad privada sin perder ese derecho. Necesitamos impulsar el empleo registrado.
  • No debemos ver al trabajo como un costo si no como una inversión. He oído en los últimos tiempos muchos reclamos para ponerle fin a las indemnizaciones por despidos. Se repite la idea de generalizar esquemas indemnizatorios que sirven a sectores que tienen una alta tasa de rotación de empleo y también de informalidad. Hasta aquí no hay ninguna evidencia que muestre el éxito de esas lógicas.
  • Hemos ganado tiempo y logrado una reducción de la deuda de más de 37.000 millones de dólares. Ahora estamos discutiendo la deuda tomada con el Fondo Monetario Internacional. Se trata de un caso único en la historia del organismo. El préstamo dado a la Argentina en 2018 por 57.100 millones de dólares representó el mayor préstamo otorgado por el organismo a un país miembro. Esa suma era equivalente al 11 % del PBI de Argentina.
  • El Gobierno Nacional está discutiendo con el FMI cómo se paga esa deuda. Necesitamos que las tasas que se aplican se reduzcan, ganar tiempo para empezar a pagar y extender al máximo posible los tiempos de cumplimiento de esa deuda.
  • Nuestra decisión de encontrar un rápido acuerdo con el FMI es absoluta. Pero un rápido acuerdo no puede conducirnos a un mal acuerdo. Vamos a seguir discutiendo hasta que estemos seguros que tendremos los recursos necesarios para poner de pie la economía argentina y garantizar el trabajo en nuestro pueblo. Solo a partir de allí, comenzaremos a hacer frente a las obligaciones que hemos heredado.
  • Recomponer el salario real es una obligación que tenemos como sociedad. El ingreso de los trabajadores registra una caída a partir del año 2016 que supera el 20 %. Esa es una tarea que debemos imponernos cumplir. Los empresarios deben hacer su aporte. Hemos visto que en septiembre y en lo que va de octubre el precio de los artículos de la canasta familiar se han incrementado de manera incomprensible. Debemos encontrar el punto de equilibrio para que esa suba cese. Queremos hacerlo en acuerdo con los industriales y cadenas comercializadoras. Pero sepan que seremos inflexibles en esta materia. El pueblo argentino no puede ser la víctima de la especulación y ambición de algunos.
  • Argentina necesita de empresarios que sean los primeros trabajadores. Sin lobbyes y con creatividad. Sin especulación y con producción. Sin codicia y con solidaridad. Enrique Shaw decía que una empresa es como un barco: el descuido de uno puede llevar a todos a pique. Pensemos la Argentina de ese modo. Podemos hacer un país mejor.

El discurso completo de Alberto Fernández en el Coloquito de IDEA

s