icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ECONOMÍA

Bäcker, decano de los "head hunters" argentinos: "Las leyes laborales son la principal causa de desempleo"

Bäcker, decano de los
Ricardo Bäcker es uno de los "head hunters" más reconocidos de la Argentina. Describe a A24.com cómo se readaptaron distintos sectores empresarios a la pandemia.

Ricardo Bäcker es el decano en la Argentina de los “head hunters”, aquellos que buscan altos ejecutivos para empresas. Ingeniero Industrial, socio fundador de Bäcker & Partners, señaló en una entrevista con A24.com que “las empresas con las que trabajamos fueron muy veloces en establecer el trabajo remoto”.

Agregó que “las leyes laborales son la principal causa del desempleo en la Argentina. Están hechas para proteger a los que ya tienen empleo, que cada vez son menos y bloquean el ingreso al mercado laboral de los desempleados”.

-¿Cómo reaccionaron las empresas a la pandemia?

Ricardo Bäcker: -Todas fueron muy veloces en establecer el trabajo remoto, y se habituaron. Algunas rediseñaron sus procesos formalmente para adecuarlos a las nuevas circunstancias, porque la forma de trabajar y decidir cambió.

Otras modificaron su estructura organizacional, eliminando niveles que en trabajo remoto no resultan necesarios. La mayoría anticipó que volverían a trabajar en forma remota luego de la pandemia en un porcentaje importante de su dotación o en tiempo de trabajo. Habría que esperar que la nueva ley de teletrabajo no cambie estas decisiones.

Esto tuvo un efecto en las necesidades de espacio físico, las que disminuyeron sensiblemente y sólo el tiempo y el vencimiento de los contratos mostrará el efecto sobre el mercado de oficinas.

A raíz de esto surgieron empresas de “Facilities Management” especializadas en organizar el trabajo físico con seguridad especialmente diseñada para luego de la pandemia y esto es resultado del emprendedurismo e innovación.

Algunas empresas compensaron sus pérdidas de ventas con reducción de costos operativos, lo que se nota mucho en todas las que tienen muchos viajes y convenciones, como las empresas farmacéuticas y de venta directa.

Los bancos están encarando procesos de transformación digital más como resultado de las tendencias globales que de la pandemia.

Las empresas de energía están en un “wait and see” sea por el tema Vaca Muerta como por los precios o tarifas.

Las empresas de turismo están en situación crítica por razones obvias pero las buenas han mantenido al grueso del personal. Están más concentradas en servir al cliente en temas vinculados con compras pasadas que en vender a futuro.

Las empresas de consumo masivo y retail no sufrieron tanto, así como tampoco las de electrodomésticos. Casi todas las empresas están poniendo un foco fuerte en el e-commerce, donde faltan recursos.

-¿Cómo ve el mercado laboral?

-El mercado de ejecutivos ha hecho una transformación importante. Determinados perfiles clásicos están con grandes dificultades de mantener su posición o de encontrar nuevas posiciones.

Sin embargo, hay una fuerte demanda de profesionales que se adapten mejor al contexto: tecnológicos o que trabajen muy cómodamente con la tecnología, desarrollo de “marketplaces”, seguridad informática, marketing centrado en la experiencia del cliente, gerentes con experiencia en modificar procesos, en particular la parte de experiencia del cliente.

-¿Hubo mucho éxodo de managers que estaban en Argentina?

-No hay éxodo como tal porque éxodo implica salida masiva. Lo que hay es búsquedas de ejecutivos argentinos que son muy apreciados en países de la región y muy buena predisposición de los ejecutivos locales a aceptar posiciones afuera, tanto porque los salarios en países vecinos más que duplican los de acá, como porque no se ven muy buenas perspectivas económicas y sociales en la Argentina.

-La recesión actual podría extenderse aún más…

-La Argentina es un mercado decreciente. Muchos de los recursos que se aplican no surgen de la creación cotidiana de riqueza sino del stock previo acumulado o de la creación falsa de moneda.

Y muchos de los que nos gobiernan y nos legislan o nos juzgan no entienden que para distribuir hay que crear, entonces generan exacciones de los patrimonios o presuntas ganancias que descorazonan a muchos de los que quieren invertir.

Obviamente hay ejemplos de empresas que invierten, pero tenemos muchos más ejemplos de empresas que trasladan operaciones al exterior o abren operaciones en el exterior. Y hay puestos de trabajo que no se crean porque las pequeñas y las microempresas no se animan a incorporar personal por los costos y riesgos que trae.

Entiendo que Roberto Lavagna propuso un plan donde futuros empleos no estarían sometidos a las antiquísimas leyes laborales de la Argentina; eso podría cambiar las cosas. En el contexto actual, no soy optimista. Por otro lado, hay un achicamiento del consumo que en parte es debido a la pandemia, pero que demorará en recuperarse luego de la pandemia. Es como que todos nos habituamos a un consumo menor.

-¿Cómo calificaría al nivel gerencial de las empresas argentinas?

-Los ejecutivos argentinos son especialmente hábiles para el manejo de crisis por la enorme capacidad de estar alertas y anticipar situaciones futuras, y poner empeño en revertirlas.

Son dedicados al trabajo, son honestos, se focalizan en los resultados. No son muy dedicados a la política corporativa, se concentran más en el trabajo, a contrario de los ejecutivos de otros países, en particular Brasil, que ponen más esfuerzo en los temas políticos.

Juegan bien en equipo, son menos organizados y sistemáticos que los de otros países. No están tan acostumbrados a la planificación de largo plazo y viven más el presente y el próximo año.

Tienen visión internacional, y son móviles es decir predispuestos para cambiar de país. Su flexibilidad, además del manejo de crisis, les sirve muy bien para encarar situaciones comerciales y de negocios. Yo a veces decía, “para financiero un chileno, para comercial un argentino”, cosa que como todas las generalizaciones puede ser cuestionada, pero responde en muchos casos a la realidad.

-¿Qué aspectos de leyes laborales o impositivas complican al empleo en Argentina?

-Las leyes laborales son la principal causa del desempleo en la Argentina. Están hechas para proteger a los que ya tienen empleo, que cada vez son menos, y bloquean el ingreso al mercado laboral de los desempleados.

Las leyes impositivas son un factor limitante. El sistema impositivo no funciona. Pero las necesidades de recaudación del gobierno son grandes.

Por eso estamos en el proceso de achicamiento de la economía ya descripto. Por dar más de lo que el país produce, se genera pobreza. Hay que cambiar la concepción de la economía: sólo sirve si permite crecer a quien quiera invertir y generar empleo y pagar salarios.

Guillermo Laborda Foto
por Guillermo Laborda @GuillermoLabord
SUBIR

NWS

Ovación

Show

Más Noticias