IPC mayo del INDEC

Cuyo y Noreste argentino: detalles y causas de dos regiones en las que la inflación interanual superó el 50%

En esas zonas la situación empeoró de un año a esta parte. Escasez de productos, la limitación de Precios Cuidados y el impacto del aumento de combustibles. La mirada de analistas.
Julia D´Arrisso
por Julia D´Arrisso |
En Cuyo y el noreste argentino la inflación superó el 50% en los últimos doce meses.

En Cuyo y el noreste argentino la inflación superó el 50% en los últimos doce meses.

Este miércoles, el Indec difundió el índice del 3,3% de inflación correspondiente al quinto mes del año, que llevó al nivel de precios al 48,8% en los últimos doce meses. Sin embargo, a la hora de poner bajo la lupa lo que sucedió con los precios en las distintas zonas del país, hay dos regiones donde la situación empeoró de un año a esta parte.

En la región de Cuyo y el noreste argentino (NEA), el índice de precios al consumidor se incrementó un 52% y un 51% respectivamente en mayo en comparación con el mismo mes del año anterior.

En concreto, en el conglomerado que incluye a las provincias de Mendoza, San Juan y San Luis, los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas acumuló en un año una suba del 52,3%; las bebidas alcohólicas y tabaco llegaron al 47,2%; las prendas de vestir aumentaron 78,2%; el transporte avanzó un 70,2% y la salud se incrementó en un 53,9%.

La inflación en la zona Cuyo

A la hora de comprender los motivos que explican la suba por encima del promedio, la economista de la consultora mendocina Gestión Consultores, Paula Pía Ariet, indicó a este medio que existen tres factores particulares en la región cuyana.

“Si vos mirás la tasa de producción de la provincia, nos agarró la pandemia en un momento productivo muy álgido. La vitivinicultura es la principal actividad productiva y como nos agarró la vendimia en plena pandemia, hay muchas actividades que no frenaron, lo que generó que algunos precios siguieran subiendo”, sostuvo Ariet.

A su vez, indicó la especialista, hubo escasez de otros productos, que también impulsó la dinámica de la suba los precios.

“Hubo desabastecimiento en algunos productos como el hierro, que no podían trasladarse entre provincias y generó una disparada de los precios. Siempre que una provincia queda aislada, los productos empiezan a tener precios muchísimo más altos”, señaló.

A esto sumo otras dos cuestiones: la incidencia de los valores del combustible y los cambios en el sector de entretenimiento y turismo, golpeado por la pandemia y de gran importancia en la economía local.

“La nafta acá es más cara, por lo que el impacto de los aumentos que hubo en el año es más fuerte que el resto. Además, cuando empezaron a abrirse las actividades de entretenimiento, los precios se fueron para arriba. En Mendoza se permitieron actividades más rápido y se producía cierto ajuste”, reconoció la economista.

inflación NEA y Cuyo.jpg
Los índices de inflación por región que difundió el INDEC sobre mayo.

Los índices de inflación por región que difundió el INDEC sobre mayo.

¿Qué pasa en el NEA con la inflación?

En el caso de la región compuesta por las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones, la situación es similar. Los alimentos y bebidas no alcohólicas subieron al 55,9%, las bebidas alcohólicas y el tabaco se elevaron al 49,8%, las prendas de vestir se incrementaron un 63,7%; la salud aumentó 54,1% y el valor del transporte creció un 57,9%.

Encontrarse con índices de inflación por encima del promedio no es una novedad para el NEA, que acumula 27 meses consecutivos de un “negativo liderazgo” en términos de precios.

“Estar por encima del 50% de inflación interanual es algo que no pasaba desde marzo de 2020”, reconoce Alejandro Pegoraro, director de la consultora Politikon Chaco en diálogo con A24.com

El especialista explicó que en esta región conviven una serie de variables que hacen que los costos del sistema productivo sean mayores.

“Compramos productos ya industrializados en grandes centros industriales que están lejos de acá. En general, están ubicados en la provincia de Buenos Aires, en la zona Cordobesa o Santa Fe, y el flete es caro. Aumenta el combustible y todo se encarece. Acá somos grandes productores, por ejemplo, de algodón, pero no está conformada una zona industrializada para consumirlo directamente”, contó Pegoraro.

Según explicó el especialista, también existen diferencias en los precios de los alimentos, incluso en la aplicación de los programas del gobierno nacional, como Precios Cuidados. “Precios Cuidados llega a una gama de cadenas que tenemos muy pocas. Además, en promedio, los valores que se fijan para el NEA respecto del Gran Buenos Aires están un 10% más”, describió.

Esta situación llevó inevitablemente a la reconversión de los hábitos de consumo, por la que empezaron a aparecer entre las alternativas más buscadas las segundas y terceras marcas tanto en alimentos, como en prendas de vestir. “En el NEA, sobre todo en Chaco, Formosa y, en menor medida, Corrientes y Misiones, hace cuatro años hay una enorme pérdida del poder adquisitivo, por lo que la gente termina por buscar una canasta con segundas y terceras marcas”, dijo Pegoraro.

A este panorama se suman cuestiones estructurales que combinan empleo, pobreza y salarios.

“Es la región donde tenemos los salarios promedio más bajos del país, entonces, tener mayor alza de precios pega más en el poder adquisitivo de la gente. Además, están concentrados los peores índices de desempleo y pobreza también ”, reconoció el especialista.

De hecho, a números del segundo semestre de 2020, Resistencia se ubicó como la ciudad con mayor pobreza en el país, con un índice del 53,6%.

Además, en relación con la cuestión salarial, Pegoraro contó que existe una “trampa” estadística que impide que los sueldos superen el nivel de precios. “Todos se basan en la inflación nacional para discutir paritarias. Entonces si el año pasado discutieron con la base del 36% cuando nosotros cerramos en 42%, siempre vamos a perder”, develó Pegoraro, quien repitió en varias ocasiones: “La batalla contra la inflación pareciera estar perdida”.

Se habló de