En siete cuotas

El salario mínimo, vital y móvil aumentará un 35% y pasará a $29.160

El último encuentro del Consejo del Salario se realizó el 14 de octubre de 2020 y se había establecido el valor de $21.600 desde marzo.
27 de abril de 2021 - 18:05
Claudio Moroni

Claudio Moroni, ministro de Trabajo.

En la sesión del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil se decidió que el sueldo mínimo aumentará un 35% y será de $29.160 desde el próximo febrero. Del encuentro participaron sindicatos, empresas y representantes del Gobierno de forma virtual.

En el plenario se decidió en una treintena de representantes de distintos sectores que el aumento total será del 35% y, de esta manera, pasará de $21.600 a $29.160, y se repartirá en siete cuotas. En abril aumentará un 9%, en mayo y junio 4%, en julio 3%, en agosto, noviembre y febrero 5%.

Además, atentos al panorama inflacionario, los participantes del Consejo acordaron volver a convocar a los miembros del Consejo en el mes de septiembre para evaluar la evolución de la situación.

El salario mínimo, vital y móvil sirve como referencia para definir un piso para el resto de las paritarias, pero también las jubilaciones mínimas y los programas como Potenciar Trabajo.

El último encuentro del Consejo del Salario se realizó el 14 de octubre de 2020, y allí se estableció el valor vigente de $21.600 desde marzo y en tres tramos, lo que representó un incremento de 28%, que se abonó un 12% en octubre, un 10% en diciembre y un 6% en marzo.

Los gremios ya habían adelantado que pedirían un aumento que se acerque al 40% y que plantearían la posibilidad de revisarlo en octubre. La intención de mejorar el sueldo mínimo tiene que ver con resguardar el poder adquisitivo de los asalariados frente a la aceleración de la inflación. Con este pedido, queda descartado que los sindicatos tampoco confían en que el 29% de alza de precios que estimó el ministro de Economía, Martín Guzmán, está lejos de cumplirse.

Además, la situación se agrava aún más si se tiene en cuenta el costo que define la línea de pobreza. Según el último informe del Indec, la Canasta Básica Total para que una persona adulta no sea considerada pobre es de $19.700, mientras que una familia de dos adultos y dos niños necesita $60.874.