icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ECONOMÍA

Enrique Lew, empresario textil: "El subdesarrollo es causado por las leyes que atacan a los empleadores"

Enrique Lew, empresario textil:
Enrique Lew, emprendedor, empresario textil y miembro del departamento de Política Social de la UIA

En la salida de la crisis por la pandemia, las PyMES serán un factor determinante. Enrique Lew es miembro del departamento de Política Social de la UIA, autor de “Pleno empleo: la riqueza de las naciones” y posee una empresa textil que emplea a más de 230 personas.

Llegó con 5 años al país desde Polonia en 1936 junto a su madre y dos hermanos y desde entonces viene batallando contra una economía argentina que va de crisis en crisis, especialmente en su sector, el textil.

No pierde el optimismo orillando los 90 años: “Ojalá la creación de la Nueva Argentina anunciada en el discurso del presidente Alberto Fernández en el día de la Independencia sea una realidad y permita el desarrollo tan necesario”.

En una entrevista con A24.com, Lew habló del difícil momento de la Argentina hoy.

¿Cómo ve la recuperación de las PyMEs tras la pandemia?

No es posible opinar porque la pandemia todavía no terminó y no sabemos qué dispondrá el gobierno cuando termine. Por ahora, entiendo que la prohibición de desarrollar actividad comercial, industrial o profesiones liberales no tiene justificación alguna y está causando un daño irreversible.

Que se determine trabajar bajo protocolos que cuiden la salud de los trabajadores, los empleadores y los clientes parece razonable, porque como trabajan los esenciales, podrían trabajar todos.

Terminada la pandemia, muchas PyMEs dejarán de operar pero la creatividad de los emprendedores puede todavía hacer milagros; recién cuando termine conoceremos qué pasa.

¿Qué le pareció la reacción el gobierno con el caso Vicentin?

La iniciativa del gobierno tenía base más política que otra cosa. Por suerte, parece que no prosperará. Parece oportuno recordar que el Estado es ya rico propietario de innumerables empresas que no debería contarse en su patrimonio al mismo tiempo que millones de familias viven en los llamados barrios populares careciendo de vivienda dignas y elementales servicios.

Algunas de las empresas son las hidroeléctricas Yacyretá, Salto Grande y otras, Ferrocarriles, Subterráneos, Usinas nucleares, YPF, YCF, AA, AySA, autopistas, Bancos de la Nación, de la Ciudad, los provinciales, TV pública y la participación importante en más de 30 empresas ex AFJP.

¿Cómo afectan a las Pymes las medidas como la doble indemnización o la prohibición de despidos?

Estas disposiciones concuerdan con las políticas antiempresariales que rigen en nuestro país y en todos los países menos desarrollados y por las cuales, desde hace más de 70 años, entre 200 países, Argentina es el que menos creció. No olvidemos que nuestro país hace 100 años era uno de los más ricos del mundo y su moneda era la mejor.

Como resultado de estos decretos, nadie toma empleados, con lo cual se verifica que sólo en abril se perdieron 180.000 puestos de trabajo y que desde un año, se perdieron 364.000 empleos. Hay más pobres y personas sin trabajar; al mismo tiempo en el país hay muchísimas cosas para hacer que no se hacen.

Nuestros gobiernos no reconocen la importancia del empleo en el desarrollo y atacan a los empleadores como con la Ley de Contrato de Trabajo y las anexas con sus disposiciones indemnizatorias salvo en la industria de la construcción, donde el trabajador es protegido cuando pierde el empleo por el “Fondo del Cese Laboral”.

Con esta modalidad se protege a los trabajadores en ls 3 países latinoamericanos de mejor desempeño económico pre COVID como Panamá, Perú y Brasil; en estos países los fondos se hacen cargo del ingreso de los despedidos hasta que encuentran un nuevo trabajo, y como despedir no tiene costo, hay más oferta de empleo.

Sobre el empleo, es interesante conocer que Puerto Rico, que es uno de los estados de los EE.UU., después de 50 años se observó cuál era el problema que lo diferenciaba del resto de los estados, los continentales; Puerto Rico posee más de 40% de pobres y más de 35% asistidos por planes sociales, los sueldos son la mitad que los del continente y actualmente viven en la isla solo unos 3 millones de personas y en los estados continentales más de 5 millones de portorriqueños.

En 2016 el Congreso norteamericano delegó en la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) investigar las causas de su estancamiento y trabajar con el gobierno de Puerto Rico para sacarlos de la crisis por la que atravesaban.

La JSF determinó que debía cambiar su sistema de protección de los trabajadores indemnizatorio por el del Seguro de Desempleo, ya que la anticuada legislación desestimulaba los emprendimientos y por ello no se generaba empleo ni crecimiento; como resultado, se sancionó la “Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral” el 26 de enero de 2017 dando curso al “Seguro de Desempleo” por ahora sólo para los nuevos empleos.

Esto coincide con el resultado de mis investigaciones que publiqué en mi libro “Pleno Empleo” donde explico que el subdesarrollo es causado por las leyes que atacan a los empleadores, con lo cuál se contraría la creación de empleos y por eso hay escasa creación de riqueza, pobreza y estancamiento.

¿Sirvieron las medidas de alivio como el ATP para paliar la cuarentena?

Prohibiendo trabajar a más de la mitad de las empresas y personas, el remedio del ATP sin duda ayudó a muchos, pero la mitad de los sueldos no son más que una parte de las erogaciones de cualquier emprendimiento.

Esto es como si el gobierno te pega un fuerte palazo en la cabeza y luego te da remedios para aliviar el dolor del dedo meñique izquierdo. Si en el país la protección a los trabajadores y emprendedores sería el Seguro de Desempleo, el ATP no hubiera sido necesario, porque los ingresos de los despedidos estarían cubiertos por los fondos del seguro, en igual forma como en los EE.UU. y todos los países desarrollados que cuentan con este instituto.

¿Es de esperar inversiones en Argentina con tanta presión impositiva?

Creo que la presión impositiva no es la que contraría a las inversiones, ello es el resultado del ambiente anti empresarial que tiene nuestro país desde ya hace muchos años, por ello no vienen inversiones del exterior ni de los que viven en el país.

Este ambiente hace que las inversiones sean escasas. Mientras nuestro país era 100 años atrás uno de los más ricos del mundo, Brasil era un país agrícola que exportaba café, ahora es la 7ª potencia económica del mundo, sus leyes protegen a los trabajadores con una modalidad como el “Fondo de Cese Laboral” de nuestra industria de la Construcción.

Guillermo Laborda Foto
por Guillermo Laborda @GuillermoLabord
SUBIR

NWS

Ovación

Show