Se tensa la relación por más controles

Guerra entre empresas alimenticias y la secretaría de Comercio Interior

Compañías nucleadas en la COPAL denuncian que ante la regulación de precios pierden rentabilidad. Cómo impacta en la interna de la UIA.
por Guillermo Laborda | 05 de abr de 2021 - 08:50
La COPAL manifestó su descontento ante el sistema SIPRE

La COPAL manifestó su descontento ante el sistema SIPRE, el cual exige a las empresas informar mensualmente los precios vigentes y las cantidades vendidas de todos sus bienes finales o intermedios, así como también el stock de todos sus productos. (Foto: Gabriel Lichtenstein)

Los controles de precios a los alimentos están desatando una guerra entre la secretaría de Comercio Interior que conduce Paula Español y las empresas aglutinadas en la COPAL (Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios). Ante el régimen feroz impuesto por la funcionaria, la rentabilidad de las empresas se viene esfumando y, en los productos afectados, directamente operando en negativo.

La situación está planteada de la siguiente manera: rigen los precios máximos pero a las empresas les aumentan los costos, como la logística (por el gremio de Moyano y la paritaria de los camioneros y las naftas), las materias primas, el tipo de cambio oficial.

Entonces eso deriva en recorte de los márgenes de ganancias y pérdidas en la producción de productos y cese de producción y faltantes en góndolas. Allí aparece Paula Español agitando la bandera de la aplicación de la Ley de Abastecimiento y multas a las empresas.

Muchas empresas tratan de esquivar los precios máximos lanzando al mercado nuevos productos, similares a los que se hayan bajo estricto control de Español, pero canalizando allí los incrementos. La semana pasada Español impuso una nueva norma en la que obliga a las empresas a requerir autorización para dar luz verde a nuevos productos. La guerra a pleno.

Funes1720.jpg
En mayo se elige nuevo presidente en la UIA. Daniel Funes de Rioja -titular de COPAL y vicepresidente de la central fabril- está en carrera junto a Miguel Ángel Rodríguez, de Sinteplast, para suceder a Acevedo.

En mayo se elige nuevo presidente en la UIA. Daniel Funes de Rioja -titular de COPAL y vicepresidente de la central fabril- está en carrera junto a Miguel Ángel Rodríguez, de Sinteplast, para suceder a Acevedo.

Ayer, en domingo de Pascuas, la COPAL emitió un duro comunicado. La casa no está en orden. Estos son los puntos salientes de esta agrupación, que nuclea a 35 cámaras sectoriales alimenticias y reúne al 31% de los puestos de trabajo industriales:

  • El sector ha tenido que convivir desde marzo del 2020 con el congelamiento de todos sus precios, medida que fue acompañada por las empresas entendiendo que ésta era de carácter excepcional y transitorio, en el marco de la emergencia sanitaria declarada por el COVID-19. Luego de haberse renovado en siete ocasiones y haber cumplido un año de su implementación, el sector advirtió en más de una oportunidad el riesgo que representaba para la sustentabilidad de las empresas, debido a los persistentes incrementos de costos que han dejado a los distintos sectores en una situación crítica.

  • Se adiciona la reciente publicación de la Resolución 237/21 que crea el “Sistema Informativo para la Implementación de Políticas de Reactivación Económica” (SIPRE), el cual exige a las empresas informar mensualmente los precios vigentes y las cantidades vendidas de todos sus bienes finales o intermedios, así como también el stock de todos sus productos.

  • COPAL interpuso un reclamo administrativo impropio, requiriendo la suspensión de los efectos hasta tanto se evalúe su derogación. Entre los principales fundamentos se hallan la ilegalidad, ilegitimidad e inconstitucionalidad de dicha resolución; asimismo, considerando los inconvenientes técnicos lejos está de ser una medida que atienda a la real situación que atraviesan las industrias de alimentos y bebidas, intensifica la carga burocrática de las empresas demandando mayores recursos para atender la normativa establecida.

  • En la misma línea, se advierte sobre las implicancias y los fundamentos para exigir la derogación de la Resolución 283/21 que da lugar al “Sistema de Fiscalización de Rótulos y Etiquetas” (SIFIRE), colisionando con marcos normativos preexistentes y con competencias de las autoridades sanitarias correspondientes, sumándose al extenso listado de trámites del sector.

Esta batalla se está trasladando a la interna de la Unión Industrial Argentina, cuyo nuevo presidente se elegirá en mayo próximo. En la actualidad su titular es Miguel Acevedo, de Aceitera General Deheza pero pujan por sucederlo Daniel Funes de Rioja de la COPAL y el accionista de Sinteplast Miguel Angel Rodríguez.

Todo indica que el primero de ellos será el nuevo presidente de la central fabril, lo que abrirá otro capítulo en el enfrentamiento con la secretaría de Comercio Interior.

Se habló de