historias

Tasas bajas, controles acotados y capacitación: las promesas de Kulfas a los industriales de la UIA

Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio |
Tasas bajas, controles acotados y capacitación: las promesas de Kulfas a los industriales de la UIA

Cuanto antes, el gobierno de Alberto Fernández quiere mostrar una reactivación económica y del empleo. El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, le prometió ayer a la conducción de la Unión Industrial Argentina (UIA), que dirige Miguel Acevedo, varias medidas para mejorar la producción:

  • Políticas de financiamiento.
  • Créditos para las Pymes.
  • Prefinanciación de exportaciones.
  • Rebaja de tasas de interés.
  • Mantenimiento de importaciones de insumos.
  • La vigencia de la Ley de la Economía del Conocimiento.

Pero un compromiso llamó la atención: les pidió a los industriales que identifiquen los perfiles laborales que necesitarán en el futuro para que el Estado los pueda capacitar para mejorar la empleabilidad.

“Este fue un tema importante que se trató en la reunión”, informó a A24.com un allegado a Kulfas. Desde la central fabril confirmaron que el vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, experto en temas laborales, planteó: “Si hay actividades que tienen recuperación en el futuro, esos sectores pueden tener más empleo pero para eso tienen que tener más recursos humanos calificados”.

El almuerzo de dos horas transcurrió en la sede central de la UIA y estuvo encabezado por Kulfas y Acevedo. Los dueños de las empresas explicaron que están urgidos por la formación de recursos humanos: la crisis educativa en los jóvenes y el avance de la tecnología para nuevos trabajos hace que las búsquedas laborales sean cada vez más complejas. “La formación laboral ocupó un lugar importante”, deslizaron.

Para el Gobierno, crear empleo es la prioridad. Más allá de que las empresas y los sindicatos cuentan con capacidad de formar nuevos trabajadores, Kulfas esbozó diversas líneas de capacitación desde el Estado. Una de las alternativas sería revitalizar el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

También habrá beneficios impositivos para empresas que compren maquinaria destinada a capacitación laboral. “Tenemos un programa para generación de mano de obra calificada”, señalaron.

El ministro también aclaró que no obstaculizará la aplicación de la Ley de Economía del Conocimiento y anunció que su cartera prepara dos proyectos de ley estratégicos: la de inversiones en hidrocarburos, no convencionales (yacimiento de Vaca Muerta) y convencionales, y el Consejo Económico y Social. Los industriales se retiraron conformes y con expectativas de cambios.

“Queremos la producción de crudo y gas, mejorar tarifas y precios en el mediano plazo, pero también desarrollar las cadenas de valor en el sector energético y el litio”, señalaron en Desarrollo Productivo. Incluso, existe un proyecto para construir un gasoducto hasta Bahía Blanca, donde se montaría una planta regasificadora para exportar. “Lo contrario a lo que se hizo hasta 2015 que se importaba gas”, señalaron en la Casa Rosada. Sugestivamente, aquella era la política de Cristina Kirchner y la recuperación fue en épocas de Mauricio Macri.

“La agenda fue amplia y de diálogo, se habló de financiamiento, importaciones de insumos, mecanismos para garantizar la agilidad en la provisión de insumos y políticas de administración de comercio, que no haya factores que puedan perturbar el normal aprovisionamiento”, señalaron en la central fabril.

También informaron que se habló de mantener los programas Repro, subsidios para no despedir empleados, sobre la posible disminución de cargas sociales regionales, y todos los temas laborales que preocupan a la UIA.

Kulfas estuvo acompañado por sus secretarios de Pymes, Guillermo Merediz, de Industria, Ariel Shale, y de Comercio Interior, Paula Español. El ministro aceptó el reclamo industrial de promover el financiamiento de capital de trabajo y de prefinanciación de exportaciones, especialmente para las Pymes. El fuerte retiro de depósitos en dólares del año último dejó a los bancos muy cortos para otorgar créditos, explicó.

También prometió que la tasa de interés de referencia -que había llegado a 75% en el gobierno macrista y él bajó al 50%- que seguirá bajando. Y el Gobierno espera que los bancos presten dinero más barato. Trabajará en mejorar las líneas de financiamiento productivo, según se comprometió.

“La prioridad es la estabilización, ordenar la macroeconomía, la desaceleración de la inflación, la baja de la tasa y un acuerdo por la deuda. Luego de superada la emergencia, se podrá construir un plan de desarrollo productivo, que todavía no existe, con fuerte protagonismo del Consejo Económico y Social”, aseguran cerca de Kulfas. Allí se discutirán acuerdos sectoriales y cadenas de valor. “El dialogo fue muy bueno”, señalaron.

Kulfas se comprometió a administrar el comercio en beneficio del sector productivo. El 85% de las importaciones ingresan sin aranceles y los productos con licencias no automáticas crecieron del 12 al 15%. “Toda la política de comercio estará orientada a promover la industria nacional, pero no hay tampoco interés de afectar las importaciones de insumos ni de bienes de capital”, dijo Matías Kulfas en referencia elíptica al exsecretario de Comercio, Guillermo Moreno.

No se habló de precios ni salarios. Kulfas explicó que el Gobierno cree que la inflación es un fenómeno monetario, fiscal y de señales y expectativas. Por eso el programa Precios Cuidados, explicó, es una referencia, no es antiinflacionario. El consumidor puede incluso conseguir promociones o productos más económicos. Un caso es el mercado de gaseosas o el de las segundas marcas. Paula Español esbozó que se trabaja en la conformación de una estructura de costos de empresas como segundo paso.

Kulfas también garantizó la continuidad de la Ley de la Economía del Conocimiento como política de Estado, que sigue vigente contra algunas versiones; aclaró la suspensión obedeció a que se debía corregir la reglamentación. También dijo que habló con las empresas Globant, Mercado Libre, IBM y Accenture para aclarar que los beneficios fiscales que dispone la ley para esas empresas quedarán intactos.