icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ECONOMÍA

En Nueva York, Guzmán se junta con el FMI y busca diferenciarse de Kicillof ante un eventual default

En Nueva York, Guzmán se junta con el FMI y busca diferenciarse de Kicillof ante un eventual default
Martín Guzmán en Nueva York

La renegociación de la deuda argentina tendrá momentos de aparente indefinición. Sin embargo, el gobierno de Alberto Fernández pretende resolverla en forma relativamente urgente y el objetivo principal del ministro de Economía, Martín Guzmán, era ayer en Nueva York dejarles claro a los inversores, bonistas y empresarios que el proceso de reestructuración de la deuda de la Nación con el FMI y con los acreedores privados corre "por carriles totalmente paralelos" y nada tiene que ver con la estrategia de la provincia de Buenos Aires, que según los inversores podría caer en default.

En su exposición ante el Consejo de las Américas, Guzmán tomó distancia de la estrategia de renegociación del gobernador bonaerense Axel Kicillof, que suspendió el pago de un vencimiento del bono BP21 por 250 millones de dólares y pidió la aceptación del 75% de los acreedores antes del 5 de febrero para reestructurarlo. Una meta que en los mercados interpretan como difícil; temen con preocupación que un default provincial pudiera ser el anticipo de la estrategia de Guzmán.

“Son estrategias paralelas, no se cruzan. No habrá un default cruzado, son canales separados”, señalaron ayer a A24.com en la Casa Rosada, donde parecen tomar distancia de la estrategia negociadora de Kicillof. Esto reabriría la grieta entre el equipo económico de Alberto Fernández y el gobernador bonaerense que responde a la ex presidenta Cristina Kirchner.

Guzmán estuvo acompañado por el representante de la Argentina ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), Sergio Chodos, y fue recibido por la presidente del Council, Susan Segal, en la sede del organismo en el Upper East Side de Manhattan: hubo unos 45 bonistas, abogados, lobistas y economistas.

Pocos días atrás, luego del anuncio de no pago de Kicillof, Guzmán había dicho que se trataba de "estrategias coordinadas". Sin embargo, la Nación no asistió financieramente a Buenos Aires para hacer frente a ese vencimiento.

Con el correr de los días, el mercado sumó preocupación por la decisión de Kicillof de no pagar el bono de 250 millones de dólares, lo cual hizo bajar el precio de los bonos argentinos, disparó el riesgo país, y puso en un tembladeral toda la renegociación.

Entre los economistas, recuerdan bien algunas decisiones que tomó Axel Kicillof cuando era ministro de Economía de Cristina Kirchner.

  • Cayó en “default selectivo” en julio de 2014 luego de una interna feroz con el entonces presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, quien había diseñado una garantía de bancos nacionales para acordar la deuda con los “fondos buitres”.
  • Dispuso la nacionalización de YPF y prometió que la Argentina no debería “pagar ni un peso” a Repsol; hoy se tramita un juicio en la Corte Suprema de los Estados Unidos por 1000 millones de dólares y la suma podría triplicarse.
  • Negoció el pago de la deuda de 5200 millones de dólares con el Club de París, y terminó pagando 4955 millones de capital, 1102 millones de intereses y 3633 millones de intereses punitorios: En total, 9690 millones. Casi el doble.

Su fuerte no pareciera ser la negociación.

En el Ministerio de Economía aseguran ahora que si la provincia entra en default, eso no quiere decir que Guzmán vaya a seguir por el mismo camino. Y ese mensaje fue el que transmitió ayer el ministro ante los inversores en el Council of Américas. Luego tuvo una reunión con funcionarios del Tesoro, cuyos nombres no se dieron a conocer.

Este martes 28 se reunirá en Nueva York con Luis Cubeddu, jefe de misión para la Argentina del Fondo Monetario Internacional (FMI), y Julie Kozack, directora adjunta del Departamento para el Hemisferio Occidental del organismo. Por la noche tomará el avión de regreso a Buenos Aires.

“Tan paralela es la negociación de la provincia que Guzmán negocia con el Fondo y el Fondo solo negocia con estados nacionales, no provinciales”, agregaron en la Casa Rosada.

Guzmán no dejó novedades ni precisiones en su exposición ante el Consejo de las Américas sobre el plan de renegociación ni sobre las metas macroeconómicas.

Entre los analistas nacionales e internacionales aseguran que los acreedores querían y necesitaban detalles sobre el sendero del ajuste fiscal: muchos aceptarían renegociar sus bonos pero mientras tanto necesitan conocer las metas macroeconómicas, fiscales, monetarias, financieras, inflación y actividad, para planificar si podrán negociar sus nuevos bonos o cuál será el futuro.

“Los economistas privados no están en un rol de Estado. Tienen intereses contrapuestos al Estado y emiten chicanas a través de los diarios”, lamentan en Balcarce 50.

“Era totalmente previsible que no iba a haber novedades destacables. Por eso, se dijo que iba a ser una exposición muy cerrada, ante el Council, donde se habló de la macro y de la deuda, pero sin grandes precisiones”, dijo un alto funcionario al tanto de las tratativas en Nueva York. Lo cierto es que apuntó a dejar en claro que la Nación y Buenos Aires son dos negociaciones paralelas y que nunca se tocarán.

El propio presidente Alberto Fernández había justificado anteayer el mutismo que Guzmán desarrolla por estos tiempos de negociación. “Hemos determinado que en tema deuda actúa solamente Guzmán y yo soy el otro vocero para tratar que no pase esto que pasa tan habitualmente, que se empieza a especular y esto solo complica el escenario”, explicó el jefe del Estado en declaraciones a C5N.

Para los colaboradores de Guzmán, lo importante de la gira del ministro fue “el encuentro en sí, tomar contacto con los actores, cada uno defendiendo sus intereses, no esconderse, no garantizarse títulos por los diarios con bravatas”. Señalan que “no se está haciendo política para las fotos ni para decir que volvimos al mundo ni para decir que debemos vivir con lo nuestro”. Buscan lograr negociación prolija, institucional, sustentable y con orden en la economía, con políticas ortodoxas y otras heterodoxas.

Con los directivos del FMI, Cubeddu y Kozack, Guzmán apuntará hoy a encaminar la renegociación del acuerdo stand-by de US$ 57.000 millones con el Fondo de los cuales se usaron 44.000 millones. El próximo encuentro será con la directora gerente del Fondo, Kristalina Georgieva, en Roma, el 5 de febrero, en un seminario de economía en el Vaticano en el cual estarán el premio Nobel de economía Joseph Stiglitz, padrino político, de Guzmán, y el papa Francisco.

por Mariano Obarrio
SUBIR

NWS

Ovación

Show