Qué pasó para que el dólar frenara su racha alcista y cuánto más puede bajar
Layer 1
ElRumboDeLaEconomía

Qué pasó para que el dólar frenara su racha alcista y cuánto más puede bajar

¿Milagro? Los mercados argentinos pasaron rápidamente de la depresión al resurgir con acciones que ganaron 20% en dos días. Es cierto que apenas el dólar recuperó sólo 7% del máximo alcanzado a 41 pesos y que acumula una suba de 100% en 2018.

Pero igual algo pasó para que se produzca este giro en 48 horas. En primer lugar el ajuste lanzado por el ministro Dujovne es creíble para inversores.
Y es creíble porque se puede cumplir el equilibrio fiscal primario en 2019. El "retencionazo" a las exportaciones anunciado el lunes da seguridad de que se lo puede recaudar.

La promesa de baja de gasto público siempre se duda de que se pueda cumplir por el costo político que trae aparejado. Gran parte del ajuste 2019 lo tiene solucionado con el renacimiento de las retenciones a exportaciones.

De todos modos subsisten muchas dudas. Si lo fiscal no plantea dudas, lo monetario sí. Para erradicarlas habrá que aguardar a la letra chica del acuerdo con el FMI.

En primer lugar es de esperar que se abandone el "inflation targeting" o metas de inflación instaurado por Federico Sturzenegger y que nunca pudo cumplirse. Carece de toda credibilidad. En segundo lugar hay que aguardar al desarme del festival de las LEBAC pendiente, equivalentes a 15.000 millones de dólares.

En 12 días se viene otra licitación en la que la frágil estabilidad cambiaria actual puede sucumbir. Y en paralelo las "Leliq", que son equivalentes a unas LEBAC entregadas a bancos, siguen acumulando tasas elevadas. Son a 7 días y una mini bomba en formación.

Pero el mercado financiero opera a sólo un día. Hablar en la Argentina de una semana es larguísimo plazo. Por ello es que hoy luce saludable la aparición de fondos extranjeros para posicionarse en papeles domésticos.

El riesgo país cedió casi 10% y ya está en torno a los 720 puntos. ¿Puede bajar más el dólar? No mucho más. El FMI lo quiere elevado. La fuerte suba del dólar en agosto hizo gran parte del ajuste y torna competitiva a la Argentina. Ahora los vuelos desde Ezeiza están saliendo con el 60% de ocupación.

Sin esa suba de agosto no era posible poner retenciones ni equilibrar cuentas. Pero el daño político no es menor. En algún momento los mercados deberán digerir lo que muestren las encuestas para las presidenciales del 2019. Todo es frágil por ahora. Hay que manejarlo con cuidado.