El rumbo de la economía

Una mala performance económica recibe las nuevas restricciones para paliar la pandemia

Al momento de los anuncios de confinamiento, los datos muestran que la economía ya venía en caída, según los datos de marzo que dio el INDEC.
Guillermo Laborda
por Guillermo Laborda |
Una mala performance económica recibe las nuevas restricciones para paliar la pandemia

Una mala performance económica recibe las nuevas restricciones para paliar la pandemia

La puesta en marcha de las restricciones por el COVID-19 encontró a la economía argentina en mala performance: justo al momento de los anuncios de Alberto Fernández, el INDEC informó que en marzo la economía se contrajo 0,2% en términos desestacionalizados, siendo el segundo mes consecutivo en terreno negativo. Así, la actividad se encuentra casi 2% por debajo de los niveles observados pre-pandemia.

En abril seguramente la cosecha del campo ayudará a mejorar los números, pero la segunda ola de COVID-19 tendrá un impacto significativo en las proyecciones de crecimiento del 2021. En las comparaciones interanuales, el Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) muestra variaciones positivas altas pero porque la base de comparación se da contra meses en los que la economía argentina estuvo cerrada en los albores de la pandemia. Así en marzo por ejemplo, se dio un crecimiento de 11,4% en términos interanuales.

Las diferencias de los distintos sectores de la economía

Pero la situación que atraviesa cada sector es bien diferente. La consultora Ecolatina consigna que “los Bienes como los Servicios mostraron un avance importante en relación con marzo del año pasado, influidos, una vez más, por la baja base de comparación: mientras que los primeros saltaron 17,8%, los segundos treparon 6,3%. Más allá de estos números, sobresale que los bienes están trabajando por encima de los niveles pre-pandemia (+2,5%) e incluso de 2019 (+2,6%), mientras que los servicios están por debajo de ambas fechas (-5,0% y -3,9%, respectivamente)”.

Agrega que “las menores opciones de gasto que deja la pandemia y las mayores limitaciones a las ramas de servicios explicaron parte de la recuperación de los bienes en un contexto de caída del salario real y de recuperación de los puestos de trabajo”.

La industria trepó 29% respecto de marzo 2020 y 9,2% en relación con 2019. La construcción se mostró 45% arriba interanual. En terreno negativo el ranking lo encabezan los Hoteles y restaurantes con caída de 22,3% interanual; Transporte y comunicaciones cayó 1,7%. El primer trimestre del año alcanzó una recuperación interanual de 2,4%. Quitando los factores estacionales, el trimestre reportó una suba de 2,3% respecto del último del 2020.

Con el correr de los días veremos a los diferentes analistas y bancos corrigiendo hacia abajo las expectativas de crecimiento del 2021, que el gobierno tenía contemplado en 5,5%.

La vacunación siempre se sostuvo que era el factor clave para dejar atrás el impacto del COVID-19 en la economía. En la Argentina ese proceso viene bastante demorado por lo que la pandemia lamentablemente se hará sentir también en este 2021.