Cambios en Twitter

Elon Musk inició la transformación de Twitter con mails para despedir a sus empleados

Twitter tiene una planta de 7.500 personas. Su nuevo dueño planea una drástica reducción del personal para iniciar los cambios que pretende para la red social.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Elon Musk

Elon Musk, como un superhéroe en Halloween. Ahora redujo drásticamente al personal de Twitter (Foto: Gentileza People)

“Tu rol en Twitter”, es el breve mensaje por mail que ansían recibir cada uno de los 7.500 empleados de la red social ahora en manos de Elon Musk. Pero saben que no hay lugar para todos. El hombre más rico del planeta envió un mensaje corporativo en el que explicó que habrá dos tipos de mensajes. El "esperado" es el que indica que el trabajador seguirá en la empresa. "Tu rol en Twitter", le llegara precisamente por el correo corporativo.

Para los otros, la forma de recibir la decisión ya les anticipará su despido. Les llegará la comunicación a su casilla de mail personal, porque ya no formarán parte de Twitter.

Elon Musk: "Pasaremos por el difícil proceso de reducir nuestra fuerza de trabajo global el viernes"

En la tarde del jueves, Musk envió una carta que puso en alerta toda la planta de la compañía. En unos pocos párrafos les anunció que este viernes es un "día de corte". Se quedan o se van de Twitter.

mail de elon musk por despidos.jpg
Elon Musk anticipó en un a carta como haría para seleccionar los empleados que siguen en Twitter y los que son despedidos (Foto: The Washington Post)

Elon Musk anticipó en un a carta como haría para seleccionar los empleados que siguen en Twitter y los que son despedidos (Foto: The Washington Post)

El diario Washington Post tuvo acceso al mensaje interno que envió el megamillonario y dice así:

"Equipo,

En un esfuerzo por colocar a Twitter en un camino saludable, pasaremos por el difícil proceso de reducir nuestra fuerza de trabajo global el viernes. Reconocemos que esto afectará a un número de individuos que han hecho valiosas contribuciones a Twitter, pero esta acción es desafortunadamente necesaria para asegurar el éxito de la compañía en el futuro.

Dada la naturaleza de nuestra plantilla distribuida y nuestro deseo de informar a las personas afectadas lo antes posible, las comunicaciones para este proceso se realizarán por correo electrónico. Antes de las 9 de la mañana del viernes 4 de noviembre, todos recibirán un correo electrónico individual con el asunto: Su rol en Twitter. Por favor, revise su correo electrónico, incluyendo su carpeta de spam.

Si su empleo no se ve afectado, recibirá una notificación a través de su correo electrónico de Twitter.

Si tu empleo se ve afectado, recibirás una notificación con los próximos pasos a través de tu correo electrónico personal.

Si no recibes un correo electrónico de twitter-hr@ antes de las 5PM PST del viernes 4 de noviembre, envía un correo electrónico a peoplequiestions@twitter.com.

Para ayudar a garantizar la seguridad de cada empleado, así como los sistemas de Twitter y los datos de los clientes, nuestras oficinas estarán cerradas temporalmente y se suspenderá todo el acceso a las tarjetas de identificación. Si estás en una oficina o de camino a ella, por favor, vuelve a casa.

Reconocemos que esta es una experiencia increíblemente desafiante por la que hay que pasar, tanto si se ve afectado como si no. Gracias por seguir respetando las políticas de Twitter que prohíben hablar de información confidencial de la empresa en las redes sociales, con la prensa o en cualquier otro lugar.

Estamos agradecidos por sus contribuciones a Twitter y por su paciencia mientras avanzamos en este proceso.

Gracias.

Twitter"

empleados dejan twitter.jpg
Empleados de Twitter abandonan su lugar de trabajo (Foto: cuenta de Twitter de Elon Musk)

Empleados de Twitter abandonan su lugar de trabajo (Foto: cuenta de Twitter de Elon Musk)

"Si estás en la oficina o camino a ella, vuelve a casa"

Ese es una de las "figuras" que eligió Elon Musk para este viernes con sus empleados. Algunos seguirán siéndolo, otros ya no. Pero en este día, la casa central en San Francisco permanecerá cerrada. Debe terminar el complejo sistema de dar de baja a los empleados cesanteados, comunicarle su despido algo muy importante: suspender la activación de las tarjetas que permiten ingresar a diario a la sede de Twitter.

Solo los que continúen trabajando podrán volver a utilizarla sin problemas el próximo lunes. Este plan de recortes lo publicó como adelanto el Washington Post justo cuando Musk ratificaba la compra de la empresa. En ese momento, el diario de la capital norteamericana reveló que originalmente, el multimillonario sugirió a los inversores que recortaran el personal de Twitter hasta en un 75 por ciento.

De hecho, antes que comenzaran a llegar los mails, muchos empleados supieron que estaban fuera de la empresa. Varios de sus recursos habituales, como el acceso a redes de comunicación interna, dejaron de estar operativos para ellos. Ya no los reconocían cuando intentaban ingresar para comunicaciones habituales.

Este recorte de la planta de empleados puede significar un "ahorro" de 700 millones de dólares. Pero la duda está si llegará a despedir al 75% del personal o se detendrá en el 50%, con una reducción de 500 millones de dólares.

La única situación que puede apuntar como "descargo" Elon Musk, es que aunque no hubiese comprado la empresa, los anteriores accionistas de Twitter también planeaban un amplio recorte.

Recuperar el valor de Twitter como empresa

Una vez que termine el recorte de los empleados, Elon Musk se dedicará de lleno a los cambios que imaginó hace años. Asegurar la transparencia de los mensajes y reducir la censura. Aunque por el momento, el código de conducta anterior sigue vigente.

Pero también tiene otra prioridad: hacer que la empresa aumente su valor de mercado. La compra se hizo en un valor astronómico: US$44.000 millones. Eso hizo subir el valor de las acciones a un inusitado precio de US $54,10.

Pero el Washington Post dice que si hoy, Musk volviera a venderla, Twitter solo vale US$25.000 millones. Poco más de la mitad de lo que pagó el hombre más rico del planeta para ser el único dueño.

Aunque este viernes, la preocupación es otra: reducir drásticamente el personal. El Washington Post cita en su edición de hoy el comentario de un empleado que pidió no ser identificado. Refleja el momento interno en Twitter: “Los números disminuyeron en los canales (de Slack) en la última hora, la gente cayó como moscas”.

s