Iglesia

Francisco pidió que el mundo refugie a los afganos que huyen de los talibanes

El papa argentino reclamó a los países que protejan y asistan a los miles de migrantes, mientras que Estados Unidos advirtió el riesgo de una guerra civil tras la retirada militar.
El papa Francisco pidió al mundo que ayude a quienes huyen de los talibanes. (Foto: archivo)

El papa Francisco pidió al mundo que ayude a quienes huyen de los talibanes. (Foto: archivo)

"En estos momentos de agitación, cuando los afganos buscan refugio, rezo por los más vulnerables entre ellos; rezo por que muchos países den la bienvenida y protejan a aquellos que buscan una nueva vida", dijo Francisco tras la oración del Ángelus.

Embed

El pontífice también elevó su oración por los desplazados internos en Afganistán "para que puedan tener la asistencia y protección necesarias".

"Que los jóvenes afganos reciban educación, un activo esencial para el desarrollo humano, y que todos los afganos, ya sea en casa, en tránsito o en los países de acogida, vivan con dignidad, en paz y en fraternidad con sus vecinos", dijo el prelado.

afganistan.jpg

Según la alta comisionada adjunta de las Naciones Unidas (ONU) para los Refugiados (Acnur), Kelly Clements, en el peor de los escenarios hasta 515.000 refugiados podrían huir de Afganistán en 2021 tras el triunfo talibán en el país y el retiro de las tropas estadounidenses después de 20 años allí.

Estados Unidos advierte del riesgo de una guerra civil en Afganistán

Los talibanes afirmaron este domingo que habían ganado terreno en el valle del Panjshir, último gran bastión de resistencia armada al nuevo gobierno de Afganistán a 80 kilómetros al norte de Kabul, donde, según Estados Unidos, podría desencadenarse una guerra civil.

Según la ONG italiana Emergency, presente en el Panjshir, las fuerzas talibanas llegaron el viernes por la noche a Anabah, un pueblo ubicado a unos 25 kilómetros tierra adentro del valle, que tiene una longitud de 115 kilómetros. "Numerosas personas huyeron de los pueblos de la zona en los últimos días", añadió la ONG en un comunicado.

Afganistan.jpg

Desde el 30 de agosto, cuando las tropas estadounidenses abandonaron el país, las fuerzas del movimiento islamista lanzaron varias ofensivas contra este valle, enclavado a unos 80 kilómetros al norte de Kabul y de difícil acceso.

Frente a esta caótica situación, y mientras los talibanes intentan consolidar su posición en Afganistán, el jefe del Estado Mayor del ejército estadounidense, el general Mark Milley, consideró que "las condiciones de una guerra civil" eran "susceptibles de reunirse" en Afganistán.

"Creo que, por lo menos, hay una muy fuerte probabilidad de una guerra civil" que podría conducir "a una reconstrucción de Al Qaeda o a un refuerzo del ISIS (Estado Islámico) o de otros grupos terroristas", subrayó.

s