Tratamiento letal

Las misteriosas muertes de oligarcas rusos vinculados a Vladimir Putin: veneno de sapo, cuchillos y suicidios

La lista de los millonarios que fallecen de manera sospecha sigue en aumento desde que comenzó la guerra entre Rusia y Ucrania.
El oligarca ruso Alexander Subbotin murió tras consumir veneno de sapo. 

El oligarca ruso Alexander Subbotin murió tras consumir "veneno de sapo". 

Subbotin habría sufrido un ataque al corazón, según informó el medio de comunicación ruso TASS, que detalla que también se abrió una investigación para determinar las causas de su muerte.

De acuerdo a la información de distintos medios, Subbotin fue a ver al chamán “en un estado de intoxicación alcohólica y de drogas severo”. Su cuerpo fue encontrado en una habitación del sótano utilizada para “rituales vudú jamaiquinos”.

¿Tratamiento con sapos venenosos?

En la información del medio ruso Mash, Subbotin murió después de una sesión contra la resaca con el chamán Magua y su esposa. El chamán recibía clientes en su domicilio particular y les ofrecía tratamiento con sapos venenosos.

Veneno de sapo 1.jpg
La increíble muerte del oligarca ruso: el chamán recibía clientes en su domicilio particular y les ofrecía tratamiento con sapos venenosos.

La increíble muerte del oligarca ruso: el chamán recibía clientes en su domicilio particular y les ofrecía tratamiento con sapos venenosos.

Subbotin comenzó a sentirse mal durante el ritual y fue entonces cuando el chamán y la esposa del ejecutivo decidieron no llamar una ambulancia, sino tratar de curarle con Corvalol, un tranquilizante. Después del tratamiento, el petrolero lo llevaron a dormir en el sótano, donde finalmente murió.

El caso de Alexander Subbotin no es el único de muerte en extrañas circunstancias que se produce entre los oligarcas rusos desde que comenzó la guerra en Ucrania encabezada por el presidente de Rusia Vladimir Putin.

La lista de los oligarcas rusos que murieron desde que empezó la guerra entre Rusia y Ucrania

Desde que comenzó la invasión a Ucrania, otros multimillonarios rusos murieron en dudosas circunstancias. En enero, Leonid Shulman, jefe del servicio de transporte de la gasística Gazprom de 60 años, fue encontrado muerto en el baño de una casa de campo en la región de Leningrado. Junto a su cadáver, la policía encontró una nota que confirmaba su suicidio.

Sergei Protosenya, un alto directivo en Novatek, otra empresa energética rusa, fue encontrado ahorcado el 22 de abril en el jardín de una casa alquilada en Lloret de Mar, en España. Además, los cuerpos de su esposa y su hija fueron encontrados sin vida en sus camas con heridas de arma blanca.

Oligarca ruso 2.jpg
Sergey Protosenya lo encontraron ahorcado en el jardín de una casa alquilada en Lloret de Mar, en España.

Sergey Protosenya lo encontraron ahorcado en el jardín de una casa alquilada en Lloret de Mar, en España.

Días antes, Vladislav Avaev, exvicepresidente del banco Gazprombank, apareció muerto en su apartamento de Moscú, también con su mujer y su hija. Según la investigación, se cree que le disparó a su familia antes de suicidarse, porque la casa estaba cerrada desde adentro.

Mientras que el director general adjunto de Gazprom del Centro de Asentamiento Unificado (UCC) para la Seguridad Corporativa, Alexander Tyulyakov, también fue hallado sin vida. Este hecho se produjo en una casa de campo cerca de San Petersburgo, el 25 de febrero.

Vasily Melnikov, de la empresa médica MedStorm, también murió con su familia el 24 de marzo. Los encontraron en su departamento sin vida. Los investigadores llegaron a la conclusión de que Melnikov apuñaló a su familia antes de quitarse la vida.

s