Crisis internacional

El gas, nueva arma en la guerra de Vladimir Putin contra Ucrania

Rusia no le venderá más gas ni a Bulgaria ni a Polonia por su apoyo a Ucrania. Así, se consolida la estrategia de Vladimir Putin de usar el gas como arma de "chantaje"
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Operarios cortan el suministro de Gas ruso a Polonia y Bulgaria ( Foto: Gentileza The Guardian)

Operarios cortan el suministro de Gas ruso a Polonia y Bulgaria ( Foto: Gentileza The Guardian)

Rusia contragolpeó en Europa. Con una medida de consecuencias económicas y para el nivel de vida de la población. Decidió cortar el suministro de gas a Polonia y a Bulgaria, en una primera etapa. La razón dada por el gobierno de Vladimir Putin es porque ambos países no pagaron la importación del fluido en Rublos, la moneda rusa. Sucede que Rusia, producto de las sanciones por haber invadido Ucrania, no puede acceder al sistema internacional que regula las transacciones comerciales (el sistema "Swift"). Entonces no puede operar en dólares o convertirlo en rublos o viceversa. Una consecuencia más de la guerra entre Rusia y Ucrania

Es por eso que demanda que ahora los países paguen en la moneda rusa. Pero Bulgaria y Polonia, aliados de Ucrania y además miembros de la OTAN, siguieron las medidas de los Estados Unidos de boicot y aislamiento internacional al Kremlin.

Pagaron pero en Dólares. Como Rusia no puede disponer de la divisa norteamericana, no vio, literalmente un solo billete con la cara de Franklin. En consecuencia, no puede convertirlos en rublos y seguir alimentando la guerra con Ucrania.

Por eso decidió esta medida como réplica, cortar el suministro de gas hacia esos dos países.

gazprom.jpg
Rusia ya no envía gas a Polonia y Bulgaria porque no pagaron el consumo en Rublos (Foto: Archivo)  

Rusia ya no envía gas a Polonia y Bulgaria porque no pagaron el consumo en Rublos (Foto: Archivo)

El gas sigue fluyendo al resto de Europa

A través de la red de gasoductos rusos, Europa sigue recibiendo el gas que entrega la compañía Gazprom. Incluso se da una cuestión muy curiosa. El gasoducto llamado Yamal-Europa, atraviesa el territorio polaco en su camino hacia Alemania. Pero por orden del Kremlin, las bocas que se desvían por Polonia han sido cerradas. El fluido sigue por las tuberías hacia el oeste.

yamal europa.jpg

Un chantaje de Putin, para la Unión Europea

Desde Bruselas, la Unión Europea se puso rápidamente al frente de la defensa de los intereses de Bulgaria y de Polonia por los contratos firmados para la provisión de Gas por parte de Gazprom, la empresa rusa. La comisionada europea, Úrsula von der Leyen difundió un comunicado en el que expresa directamente que se trata de un chantaje:

von der leyen por el gas.jpg
La UE rechaza el corte de gas a Polonia y Hungría por tomarlo como un

La UE rechaza el corte de gas a Polonia y Hungría por tomarlo como un "chantaje" de Vladimir Putin (Foto: cuenta de Twitter de Ursula Von del Leyen)

"El anuncio de Gazprom de que suspenderá unilateralmente la entrega de gas a los clientes en Europa es otro intento de Rusia de utilizar el gas como instrumento de chantaje.Esto es injustificado e inaceptable" , dice la representante europea.

También lleva tranquilidad a los países afectados cuando señala: "Estamos preparados para este escenario.Hemos estado trabajando para garantizar entregas alternativas y los mejores niveles de almacenamiento posibles en toda la UE".

El breve comunicado especifica que la Union Europea se encuentra en la tarea primordial de reemplazar el uso de los combustibles - gas y petróleo - que consume desde Rusia.

¿Y la ayuda norteamericana?

Cuando Joe Biden anunció el boicot al petróleo y gas de Rusia hizo algo más. Se comprometió a ayudar a Europa a dejar la dependencia de los combustibles rusos. Ofreció su petróleo, su gas y hasta comprometió gestiones al más alto nivel para que los países árabes contribuyan a reemplazar a Rusia.

Pero pasó más de un mes y nada de eso ha sucedido. Un artículo de este miércoles del New York Times se pregunta: ¿por qué no lo hace?

Plantea que sin embargo, si Europa dejara de comprar petróleo y gas natural ruso como han prometido algunos de sus líderes, no podrá reemplazar esa energía con combustibles de los Estados Unidos en el corto plazo.

Aunque Estados Unidos es el primer productor mundial de petróleo, el Times asegura que no podría suplir por completo la demanda europea a Rusia.

Solo promedia la producción de 12 millones de barriles por día en 2022 - que necesita para su propio consumo y reservas estratégicas - y aumentará aproximadamente 1 millón de barriles por día en 2023. Una cifra muy inferior a los casi 4 millones de barriles de petróleo que Europa importa de Rusia todos los días.

Por lo que la situación de los países europeos puede complicarse si Rusia extiende el "corte del paso" del gas más allá de Polonia y Hungría.

primer ministro polaco.jpg
Polonia está preparada para una maniobra de chantaje como la rusa, dice el primer ministro Mateusz Marawiecki (Foto: Gentileza El País)

Polonia está preparada para una maniobra de chantaje como la rusa, dice el primer ministro Mateusz Marawiecki (Foto: Gentileza El País)

Aunque las declaraciones del primer ministro polaco dejan entrever que la UE analizó muy bien las consecuencias del apoyo a Ucrania y las posibles represalias rusas.

"Estamos preparados para este tipo de acciones de Rusia", dijo el premier Mateusz Marawiecki. "Tenemos como compensar esos suministros de gas sin afectar al país y podemos seguir protegiendo al pueblo polaco", resumió.

La guerra lleva ya 63 días y cada vez más, se desarrolla más allá de la frontera ucraniana.

s