Tecnología y crisis mundial

¿Llegó el ajuste global para la empresas digitales?

Empresas del "mundo del conocimiento" se achicaron con despidos masivos tras la salida de la pandemia. Netflix, Twitter, Facebook y Amazon, los más notables.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Luego de las expansión por la pandemia

Luego de las expansión por la pandemia, las empresas digitales están en crisis.

"Quiero asumir la responsabilidad de estas decisiones y de cómo llegamos aquí",dijo Mark Zuckerberg en el mensaje interno que envió a su compañía madre: Facebook. Tomó la drástica decisión de despedir a 11.000 trabajadores. Su marca insignia, Meta, lleva más de un año dando pérdidas y entonces, el ajuste llegó para hacer frente a la crisis.

Pero no es la única, muchas de las "empresas digitales", de la industria del conocimiento, el entretenimiento, las redes sociales o el e-commerce (comercio por la web) están en diferentes procesos de "achique", luego de la expansión colosal que supuso la pandemia.

Para sus dueños, empresarios multimillonarios, es inexorable para adaptarse al mundo de pospandemia, pero vive un momento crítico en la economía global. Se debe a la crisis del comercio, el precio de la energía y el regreso de la inflación mundial que se aceleró por la guerra entre Rusia y Ucrania.

netflix.jpg
Netflix, la red de streaming que perdió clientes con la salida de la pandemia (Foto: Gentileza Expansión)

Netflix, la red de streaming que perdió clientes con la salida de la pandemia (Foto: Gentileza Expansión)

Netflix, reina global en la pandemia

El planeta se detuvo por la pandemia. La economía se estancó, los viajes desaparecieron. En un mundo aislado, miles de millones de personas se vieron confinados en sus casas. El "home office" fue un remedio extraordinario para proteger fuentes de trabajo. Pero sin poder salir, algo había que hacer con el "tiempo libre".

Fue el boom de los programas, series, recitales y películas por "streaming". En ese campo, Netflix multiplicó sus usuarios al infinito. En el año 2020, mientras el mundo se vacunaba contra el covid, la empresa digital superó los 200 millones de suscriptores. Logró un flujo de capital de USD 8.200 millones. Solo en ese año sumó casi 9 millones de nuevos abonados. En un panorama idílico, se dispuso a dejar de depender del financiamiento externo para impulsar su crecimiento. La cantidad de suscriptores iba en aumento y hacía más que rentable a la empresa.

Pero gracias al creciente número de personas vacunadas, el mundo comenzó a abrirse en 2021. De manera inversa, dejó de pasar horas consumiendo servicios de "Streaming". De nuevo, el caso Netflix fue el espejo para ese momento. Para el segundo trimestre de 2021 proyectó sumar tan solo un 1 millón de nuevos usuarios. Además, con un crecimiento prácticamente nulo Estados Unidos, Canadá y Latinoamérica.

Se intentaron soluciones como limitar los accesos "familiares" o restringir la cantidad de pantallas para compartir una misma cuenta. Pero con la inflación de regreso, el efecto fue peor: se cancelaron muchas suscripciones.

Y ante esa crisis, Netflix dejó de financiar proyectos de series o películas exclusivas. Como todo se mide en resultados financieros, el panorama se grafica fácilmente: en lo que va del año, la empresa registra una caída del 56%.

zuckerberg en problemas con Meta.jpg
Marck Zuckerberg despidió a 11.000 trabajadores de Facebook (Cuenta oficial de Zuckerberg)

Marck Zuckerberg despidió a 11.000 trabajadores de Facebook (Cuenta oficial de Zuckerberg)

¿El fin de la burbuja tecnológica?

El servicio de "Streaming" fue solo la punta de un iceberg. Otras empresas digitales o tecnológicas se derrumbaron o entraron en crisis entre fines de 2021 y este año.

El caso de Twitter es complejo, pero tiene causas comunes en la salida de la pandemia y la crisis económica actual.

La red social venía con problemas financieros hace tiempo. Su creador, Jack Dorsey se desprendió a tiempo, en noviembre de 2021. Desde su cuenta personal escribió: "No estoy seguro de que alguien lo sepa, pero renuncié a Twitter".

Dejó en su lugar como CEO a Parag Agrawal. Solo para que su "heredero" comprobara junto a los accionistas, que la empresa perdía financiamiento por publicidad y necesitaba un ajuste. Como suele suceder, con reducción del personal en primera medida.

Pero en eso apareció Elon Musk. El hombre más rico del planeta propuso comprar el 100% del paquete accionario de Twitter por US$ 44.000 millones. La misma cifra que el Fondo Monetario Internacional (FMI) le prestó al gobierno del entonces presidente Mauricio Macri.

musk echo a directivos de Twitter.jpg
Elon Musk compró Twitter y achicó el personal a la mitad (Foto: Archivo)

Elon Musk compró Twitter y achicó el personal a la mitad (Foto: Archivo)

Twitter y Musk se entreveraron en una serie de acusaciones mutuas. Entonces Musk quiso dar marcha atrás con la compra y todo terminó en un pleito judicial.

Elon Musk, volvió sobre sus pasos y a fines de octubre de este año se transformó en el único dueño de Twitter.

Aunque los problemas de la empresa del pajarito azul no tardaron en aflorar. Sumado a la necesidad del propio Musk de recuperar su inversión. Resultado: A días de ser el "tuitero jefe" ( como él mismo se definió) echó a la mitad de los 7.500 trabajadores de esa red social.

En una carta interna lo anunció de este modo: "Pasaremos por el difícil proceso de reducir nuestra fuerza de trabajo global el viernes". Y cumplió.

Adujo la perdida de publicidad en más de un 75%. Pero desde que tomó el control de la empresa, muchas firmas de primer nivel mundial cancelaron su cuentas. La expansión de Twitter se terminó y Musk hasta sugirió la posibilidad del quiebre de la empresa.

jeff bezos.jpg
Amazon se expandió en la pandemia, pero ahora Bezos echó a 10.000 empleados (Foto: Gentileza Funes Hoy)

Amazon se expandió en la pandemia, pero ahora Bezos echó a 10.000 empleados (Foto: Gentileza Funes Hoy)

Amazon, el emblema más reciente

El portal de e-commerce ( comercio electrónico) es el más importante del mundo. Solo tiene una gran competencia en "Alibaba Group", desde China, en manos de Jack Ma.

Ya era un negocio exitoso para Jeff Bezos, el segundo en la lista de los megamillonarios del planeta. Pero la pandemia le permitió agrandar sus ingresos al infinito. Durante más de dos años fue la gran manera de mantener activo el comercio: de lo que sea. Así fue como en 2020, con el comercio mundial paralizado por el covid, Amazon consiguió el doble de beneficios que en 2019, cuando todo era normal para la globalización.

En 2021, Bezos lo hizo de nuevo. En solo los tres primeros meses de ese año tuvo ganancias por 8.107 millones de dólares, triplicó al año anterior.

Pero el estancamiento económico de 2021, del que sobradamente habla el FMI, parece haber llagado incluso a Amazon.

Jeff Bezos le entregó un premio por su solidaridad activa a la cantante norteamericana Dolly Parton: 100 millones de dólares para obras de caridad. Y pocos días más tarde sacudió al mundo con un anuncio: Amazon despide a 11.000 trabajadores. Es el ajuste del perdona más amplio de la historia de la compañía.

Representa un 3% de los trabajadores fijos de Amazon y un 1% de la plantilla total. La mayor parte es fuerza laboral temporal o personas que se ocupan de la logística para las entregas.

De nuevo, Bezos puede decir que todo se debe al crecimiento extraordinario por la pandemia y que ahora se vuelve a situaciones "normales". Amazon duplicó su fuerza laboral entre fines de 2019 (inicio de la pandemia) hasta el 31 de diciembre de 2021.

Como en los casos anteriores, la "reapertura del mundo", le jugó en contra. A principios de 2022, el crecimiento de la empresa tuvo la tasa más baja en dos décadas y los ingresos en el tercer trimestre del año. De nuevo, tomemos el espejo de Wall Street: las acciones de Amazon se desplomaron un 41% en lo que va de este año.

Y los casos siguen...

Son los más representativos, pero son los únicos. Hay que agregar las crisis la red social Snap, que anunció en agosto el despido del 20% de su plantel. Lyft, rival de Uber, despedirá a 700 empleados y la plataforma de pagos de comercio electrónico Stripe , a unos 1.000. Microsoft e Intel, así como Apple y Alphabet (esta, en manos de Google) están en procesos similares de reducir personal para aliviar sus problemas financieros.

Jeff Bezos anunció los despidos en Amazon al mismo tiempo que dijo que planea dejar toda su fortuna personal estimada en 124.000 millones de dólares para tareas caritativas.

Seguramente, todos los empleados afectados por la "burbuja tecnológica" sabrían qué hacer con parte de ese dinero.

s