Tragedia

Masacre en un supermercado de Búfalo: el "Gran Reemplazo", la teoría que motivó el ataque del asesino

Payton Gendron tiene sólo 18 años. Planificó durante meses como llevaría adelante la matanza en un local de Estados Unidos.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Payton Gendron

Payton Gendron, el asesino del supermercado de Búfalo, detenido por la policía (Foto: Gentileza Boston news)

Cada detalle que se conoce sobre la masacre en un supermercado de Búfalo, en los Estados Unidos, es más aterrador. Habla de la planificación que un joven de apenas 18 años llevó adelante para ejecutar un plan para asesinar sin que nadie pudiera detectarlo. La policía informó que Payton Gendron, ese es el nombre del asesino, hizo un "reconocimiento" en el supermercado antes de la sangrienta masacre. Fue el último paso de su plan elaborado mucho tiempo antes.

Este joven, acusado de matar a 10 personas, ya había amenazado a su escuela secundaria, dijo la policía. También se sabe como consiguió el arma asesina: un traficante de armas dijo que le vendió al sospechoso un arma de asalto en los últimos meses. Lo peor es que la describió como una transacción de rutina. Un problema al que la sociedad norteamericana no encuentra solución al amparo de la segunda enmienda constitucional que permite a los ciudadanos "armarse para su defensa".

buffalo, familiares de las víctimas.jpg
Familiares de los asesinados llegan al supermercado. Gendron lo eligió porque era utilizado en su mayopría por clientes afroamericanos (Foto: Diario

Familiares de los asesinados llegan al supermercado. Gendron lo eligió porque era utilizado en su mayopría por clientes afroamericanos (Foto: Diario "Buffalo News")

La teoría del "Gran reemplazo" de blancos por afroamericanos

Gendron se reconoce como seguidor de esa corriente de fanáticos que es altamente peligrosa. La teoría del "Gran reemplazo" consiste en creer que hay una conspiración -especialmente dentro de los Estados Unidos- para reemplazar a los "blancos", sector mayoritario y determinante en las políticas norteamericanas. Por eso, planificó una suerte de "ataque como represalia" por ese retroceso de la "supremacía blanca".

“Sabemos que hizo un reconocimiento en el área y en la tienda”, dijo el domingo el comisionado Joseph Gramaglia durante una conferencia de prensa con la gobernadora Kathy Hochul y el alcalde de Búfalo, Byron Brown.

La policía que investiga en su celular y cuentas sociales analizó cuáles fueron sus últimos movimientos antes de dirigirse a atacar en el supermercado. Lo primero que ya compartieron con la prensa es que, efectivamente, Gendron estudió el lugar con anterioridad para decidir el mejor momento de atacar a tiros a civiles indefensos.

“Estaba en el área de Búfalo. Estaba justo en esta área el día anterior”, manifestó el jefe policía.

masacre de bufalo policia.jpg
La policía todavía sigue con la recolección de pruebas en el supermercado de la masacre (Foto: AP)

La policía todavía sigue con la recolección de pruebas en el supermercado de la masacre (Foto: AP)

Un viaje específico para la masacre

Esa adhesión a la teoría del "Gran reemplazo" causó un gran impacto en este asesino múltiple con solo 18 años. El joven, aparentemente según las primeras pericias, viajó unas 300 kilómetros desde la casa de su familia en Conklin, también en el estado de Nueva York, hasta el supermercado.

Ya se sabe que Gendron investigó específicamente la demografía del vecindario para apuntar a una comunidad predominantemente negra, dijeron las fuentes. Por eso eligió ese supermercado en Búfalo, visitado mayoritariamente por la comunidad afroamericana.

Los testigos dicen que el asesino actuó como si fuera un militar. Ingresó al supermercado y comenzó a disparar. Un total de 13 personas fueron alcanzados por sus disparos. 11 afroamericanos y dos blancos. Diez personas murieron.

trayecto del asesino.jpg
El asesino eligió un lugar con clientela mayoritariamente afroamericana y viajó 300 km hasta allí (Foto: Archivo)

El asesino eligió un lugar con clientela mayoritariamente afroamericana y viajó 300 km hasta allí (Foto: Archivo)

El jefe de la policía reconoció como un héroe al guardia que tenía el supermercado. Es uno de los cuatro empleados del local que murieron por los disparos de Gendron. El guardia intentó resistir el ataque, pero resultó muerto como los clientes que estaban en el lugar.

Un problema sin solución

Periódicamente, los Estados Unidos sufre este tipo de episodios, personas desequilibradas que aparecen en lugares públicos armados para consumar una tragedia. Escuelas, bibliotecas, centros comerciales, supermercados o simplemente las calles de las ciudades.

Diferentes presidentes no pudieron imponer severas restricciones para las armas al alcance de los ciudadanos. En una amplia interpretación de la segunda enmienda - derecho a la defensa propia, anterior al poder de policía del Estado - muchos obtienen armas de guerra con total facilidad.

Como fue el caso de este joven de 18 años. Payton Gendron, tenía un chaleco antibalas y un rifle AR-15. Así entró al supermercado.

Para peor, Donald Trump fue un ferviente defensor de la defensa de los ciudadanos a cualquier precio. La brecha en ese terreno también se amplió en sus cuatro años como presidente. Joe Biden, en dos años en la Casa Blanca, casi no se ocupó del asunto, salvo por anuncios. La pandemia, la inflación y la guerra entre Rusia y Ucrania no le han dejado tiempo para esta otra prioridad de la sociedad norteamericana.

Volviendo sobre el joven asesino, los relatos muestran que parecía dispuesto a todo: "Estaba parado allí con su equipo militar y su arma en la barbilla, parecía que iba a volarse la cabeza", dijo uno de los sobrevivientes.

"No estábamos seguros de lo que estaba pasando. Mientras continuaba haciendo eso, se arrodilló y aún parecía como si fuera a pegarse un tiro, sin embargo, se rindió a la policía", dijo el testigo.

s