Emocionante

Con el apoyo de Estados Unidos, Argentina y Brasil, la OEA impulsa el TIAR, que incluye la opción de una intervención militar en Venezuela

Con el apoyo de Estados Unidos, Argentina y Brasil, la OEA impulsa el TIAR, que incluye la opción de una intervención militar en Venezuela

La situación de Venezuela ahora sí, ingresó en una etapa de resolución continental. En la Organización de Estados Americanos,12 países aprobaron activar el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) para el caso del régimen de Maduro. El dato a tener en cuenta es que en su última instancia, el TIAR puede llegar a autorizar el empleo de una fuerza de intervención militar para restaurar el estado de derecho en un país del continente americano.

Con los votos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Haití, Honduras, Paraguay, República Dominicana y la propia Venezuela, se decidió pedir que se active el tratado vigente desde 1947.

 Embed      

Hay que aclarar que en la OEA, Venezuela está representado por un delegado de Juan Guaidó, el presidente designado por la Asamblea Nacional.

 Embed      
El representante Venezolano en la OEA responde a Guaidó
El representante Venezolano en la OEA responde a Guaidó

Seis países, en cambio, se abstuvieron: Costa Rica, Panamá, Perú, Trinidad y Tobago, Uruguay y México. En tanto Bahamas y Cuba estuvieron ausentes.

 Embed      
Maduro rechaza la resolución de la OEA
Maduro rechaza la resolución de la OEA

Perú, Uruguay y México tuvieron una postura muy similar. Desde el comienzo de la crisis diplomática por Venezuela, México y Uruguay siempre impulsaron abrir todos los canales de dialogo entre Nicolás Maduro y Guaidó para una solución consensuada y en paz que desemboque en elecciones con todas las garantías para los dos sectores enfrentados en Venezuela.

A esa postura se unió Perú -crítico del gobierno de Maduro-, por una razón categórica: el TIAR contempla como medida extrema el uso de la fuerza. Para los peruanos, esa alternativa es inadmisible en el continente americano.

En el planteo de EE.UU. y Brasil, con el apoyo de la Argentina y 9 países más, se dice que "la crisis en Venezuela representa una clara amenaza a la paz y la seguridad en la región".

El TIAR (con puntos que podrían asemejarse a la OTAN en cuanto al principio de la defensa continental) se creó en 1947. Toma el principio de defensa mutua y establece que un ataque armado por parte de cualquier Estado contra otro será considerado como un ataque contra todos y, en consecuencia, los firmantes se comprometen a hacer frente a esa amenaza juntos.

Siguiendo la tesis de Perú, México y Uruguay, aquí no hay ningún ataque armado de una fuerza exterior (como ocurrió en octubre de 1998, cuando justamente Perú y Ecuador comenzaron una guerra no declarada) por lo que no es procedente invocar al TIAR para resolver la crisis venezolana.

Sin llegar a una incursión militar, el TIAR podría tomar otras medidas drásticas, como estas:

  • Un bloqueo marítimo: significaría que los turistas que, por ejemplo, vayan a la Isla de Margarita (uno de los mayores atractivos turísticos de Venezuela) no podrían entrar.
  • Un cerco aéreo: ningún avión que tenga destino u origen en Venezuela podría pasar por el espacio aéreo de los países del TIAR.

Venezuela se retiró de ese tratado en 2013 por iniciativa del entonces presidente Hugo Chávez. Pero en julio de 2019, respaldado por la Asamblea Nacional; Guaidó aprobó el regreso del país. Por supuesto, que esa decisión es rechazada de plano por el Ejecutivo de Maduro.

Se habló de