Cuarta ola

Pese a que llega el veranito, los casos no bajan en Europa y apuestan a nuevos confinamientos

Restricciones y controles, mientras la vacunación avanza pero a un ritmo menor al esperado
por Roberto Adrián Maidana | 05 de abr de 2021 - 07:17
Las Islas Baleares en Samana Santa

Las Islas Baleares en Samana Santa, un "oasis" en medio de las restricciones europeas por la cuarta ola de COVID (Foto: AP)

Europa toma diferentes medidas para protegerse ante una cuarta ola. El objetivo es aplicar restricciones y confinamientos en esta primavera boreal, para llegar más "liberados" al verano y apostar - como en 2020 - a una recuperación económica gracias al turismo. Para ello, es imprescindible potenciar el plan de vacunación que ha tenido demasiado tropiezos en el viejo continente.

Francia, un mes con medidas de confinamiento

Lo anunció el presidente Emmanuel Macrón en los últimos días de marzo. A partir de este lunes, tras la pascua comenzará el examen diario de cómo responde la población ante el tercer confinamiento desde el inicio de la pandemia hace mas de un año.

Las actividades no esenciales vuelven a sufrir recortes y cierres en sus tareas. Para muchos comercios, este fin de semana - en plena Semana Santa - marcó la última oportunidad para las ventas cara a cara. Deberán volver al "sistema on line y delivery" durante este mes.

Las escuelas, pese a todos los esfuerzos realizados para mantenerlas abiertas, dejarán de ser presenciales una vez más. El presidente francés, via Twitter publicó un cronograma para recuperar las clases presenciales.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FEmmanuelMacron%2Fstatus%2F1377332684821684225

En este plan por etapas, recién el próximo 3 de mayo, volverán a reabrir las escuelas y liceos.

Un dato es fundamental para sostener estos cierres y recortes en la economía. El gobierno francés destinará € 11.000 millones para atender el lucro cesante de la actividad comercial y sostener los empleos. (Casi 4 veces las reservas de libre disponibilidad del Banco Central de la Republica Argentina).

Italia: una pascua "roja"

La mayoría del país está marcada con ese color, la máxima alarma, en prevención del COVID-19. Ciudades desiertas como las playas, localidades turísticas muy afectadas por el blindaje en plena pascua. Que afecto a los mercados y comercios.

Los viajes al exterior están habilitados, pero severamente restringidos hasta el 30 de abril. Y para quien pese a todo, viajó en esta semana pascual, a su regreso a Italia deberán presentar un test de PCR negativo hecho como máximo 48 horas antes y estar aislado por 5 días en su hogar antes de retomar su actividad. Este domingo 4 de abril, Italia registró 21.261 contagios y 376 muertes.

España, la apuesta por las vacunas

“Nos van a faltar manos para administrar tantas dosis”, dijo Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. España está esperanzada con la llegadas de nuevas vacunas. Con el arribo de 36 millones de dosis; 5,5 millones de Janssen la vacuna monodosis. Con este refuerzo, intentarán llegar al verano con el 70% de la población adulta en verano. Son unos 33 millones de personas, el 66% de la población total del país.

Alemania, leves restricciones y protestas

La cuarta ola suscitó un revés para la estrategia de Ángela Merkel frente a la pandemia. No pudo aplicar el confinamiento estricto que deseaba y hasta debió asumir esa medida como un error y pedir perdón. En consecuencia, pactó con los gobernadores de cada departamento federal un menú de restricciones que cada uno adaptó a su jurisdicción. Teniendo que enfrentar, a la vez, nuevas marchas anticuarentena de alemanes "cansados" por más llevar casi un año y medio de aperturas y cierres en su vida diaria, con el profundo impacto económico y laboral. Vale recordar que es el país europeo que menos confinamientos tuvo a lo largo de la pandemia.

Alemania es el país que más personas vacunó en la Unión Europea, con 14.374.088 personas. Pero es apenas un 17% de la población. Está por debajo de Francia (18,11%), España (18.33%) e Italia (18,28%).

Portugal y el Reino Unido, muestran el camino a la normalidad

boris johnson.jpg
Boris Johnson, diferenciado de Europa. Se prepara a anunciar medidas menos restrictivas gracias a su plan de vacunación. (Foto: AP)

Boris Johnson, diferenciado de Europa. Se prepara a anunciar medidas menos restrictivas gracias a su plan de vacunación. (Foto: AP)

Museos, terrazas de los cafés y las escuelas de secundaria de Portugal reabrieron este lunes. Tras dos meses de cierre la segunda fase de confinamiento llegó a su fin. Los lusitanos se anticiparon al resto de Europa y establecieron prohibiciones al inicio del 2021. Ahora, intentan una apertura en primavera para llegar a un verano pleno de actividades, especialmente turística.

Para el resto de las actividades, deberán seguir con normas sanitarias estrictas. El objetivo está claro: Habrá una auténtica reanudación en la temporada estival, cuando el proceso de vacunación esté más avanzado en Europa y se reduzcan las restricciones para viajar", explicó un funcionario del área de turismo.

Mientras tanto, Boris Johnson, juega su estrategia independiente gracias al Brexit. El primer ministro británico define este lunes nuevas medidas. Pero para poder iniciar el "desconfinamiento". Que además, espera, sea definitivo. Para eso se basa en su principal activo. Una agresiva campaña de vacunación que resultó de las más exitosas en el planeta. Gran Bretaña vacuno ya casi al 60% de su población.

Según la ONG, "Time to Herd" está a 120 días de lograr la "inmunidad de rebaño" con el 70 % de la población vacunada. Será a fines de julio. En medio del verano.

El gran objetivo para todos los europeos.

Se habló de