Aniversario

A dos años del asesinato de Fernando Báez Sosa, su padre apuntó contra los rugbiers: "Sus familias tienen poder y plata"

Silvino Báez aseguró que los allegados de los acusados "nunca se acercaron" y que a los jóvenes los tienen "cuidándolos" en la Alcaldía de Melchor Romero.
Graciela y su marido siguen reclamando justicia por la muerte de su hijo

Graciela y su marido siguen reclamando justicia por la muerte de su hijo, Fernando Báez Sosa. 

A dos años del crimen de Fernando Báez Sosa, el padre del joven asesinado en Villa Gesell dio detalles de la causa y apuntó contra los ocho rugbiers detenidos por el hecho. " Las familias de los asesinos tienen poder y plata, pero espero que haya Justicia para unos trabajadores como nosotros", expresó Silvino en declaraciones a Radio Rivadavia.

"Si yo fuera un asesino, estaría en lo más profundo de la cárcel, pero estos tienen poder. Los tienen en la Alcaldía de Melchor Romero, cuidándolos para que no les pase nada hasta el juicio", afirmó en el marco el aniversario del asesinato de Fernando Báez Sosa.

Sobre la causa, Silvino aseguró: "Tratamos de confiar en la Justicia argentina de que esto no va a quedar impune". Y afirmó: "Escuchar a nuestro abogado hablar nos da confianza". Además, contó cómo es la situación hoy en la concurrida ciudad balnearia. "Villa Gesell cambió para bien, pero tuvo que morir mi hijo", aseguró. "Hay seguridad por todos lados", aseveró.

Fernando Baez Sosa.jpg
Fernando Báez Sosa.

Fernando Báez Sosa.

El padre dio, además, detalles sobre la convocatoria de este martes. "Hoy va a haber una concentración ahí con algunas personas que seguramente nos van a apoyar. Se va a hacer una oración interreligiosa", dijo, y agregó: "Es la primera vez que volvemos a Gesell, a ver dónde pasó todo".

Con respecto a cómo transitan la muerte de su hijo, sostuvo que para él y su esposa es "como el primer día" y se refirió a los rugbiers que perpetraron el ataque. "Sus familias nunca se acercaron a nosotros y a esta altura no importa, ya pasaron dos años", detalló.

Por último, reflexionó: "Nosotros, los padres, tenemos que controlar más a nuestros hijos. Hay mucho libertinaje con el alcohol y la droga". Y concluyó: "A mi hijo no le dieron la oportunidad".

s