Intento de magnicidio

Atentado a Cristina Kirchner: un amigo de Brenda Uliarte reveló que ella "decía que la quería matar"

Uno de los jóvenes que solía vender copos de azúcar con Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte brindó nuevos detalles sobre el atentado a Cristina Kirchner.
Brenda Uliarte tras ser detenida (Foto: PFA).

Brenda Uliarte tras ser detenida (Foto: PFA).

El caso por el atentado a Cristina Kirchner sigue sumando datos. Tras la difusión de nuevos videos y fotos, ahora Miguel, un amigo de Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte, afirmó ante los medios que la joven “decía que quería matar” a la ex mandataria.

“Brenda decía que quería matar a Cristina Kirchner”, indicó el muchacho, que trabajaba con ambos imputados en la venta de copos de algodón. En este marco, aseguró que Uliarte se lamentó luego que la bala no saliera del arma con la que Sabag Montiel le apuntó a la cabeza a Cristina Kirchner.

El testigo recordó, además, que al día siguiente del intento de asesinato se comunicó con ella y le ofreció ayuda: “Si estás en problemas, vení con nosotros que nos vamos a apoyar y vamos a declarar ante la justicia y en los medios que somos inocentes”.

Y contó que se enteró del hecho mientras que estaba cenando con el resto de sus compañeros de trabajo y que no podía creer que Fernando había realizado el crimen.

Brenda-Uliarte-arresto.jpg

Atentado a Cristina Kirchner: qué más dijo el amigo de Sabag Montiel y Brenda Uliarte

El vendedor también dio detalles de las emociones de Uliarte variaban, “pero sí decía muchas veces que le daba bronca que no logró el objetivo”.

“En el grupo, la mayoría éramos antikirchneristas, pero la única que dijo que quería matar a Cristina fue ella”, agregó en diálogo con TN. Por otro lado, definió a Sabag Montiel como un “mitómano” y “soberbio” de “baja autoestima”, pero con “aires de grandeza”.

A su vez, Gabriel, otro de los vendedores y amigos de los detenidos, desmintió que su grupo de trabaja haya realizado inteligencia en la zona en la que vive Cristina Kirchner.

Por último aclaró: “Yo creí que Brenda era una víctima y me enteré por una amiga que ella sabía del atentado”.

Y concluyó: “Lo aclaré cuando fui a Comodoro Py, les dije que las veces que ellos salieron a vender yo organizaba los lugares donde iban, y si en algún momento me decían ‘quiero ir para allá', les decía que podían ir. Pero yo nunca supe donde vivía Cristina”.