Gatillo fácil

Crimen de Lucas González: dos de los policías admitieron haber disparado contra el joven y sus amigos en Barracas

Gabriel Isassi llevó un discurso armado previamente y se negó a responder preguntas, en tanto que Fabián López y José Nievas delcararon ante la Justicia.
Los tres policías de la Ciudad detenidos por el homicidio de Lucas González

Los tres policías de la Ciudad detenidos por el homicidio de Lucas González, el adolescente de 17 años baleado el pasado miércoles en el barrio porteño de Barracas, comenzaron a ser indagados.

Dos de los tres policías de la ciudad acusados del crimen del adolescente Lucas González admitieron este lunes haber disparado sus armas contra el auto en el que la víctima iba con tres amigos por el barrio porteño de Barracas, durante las declaraciones indagatorias en las que se quebraron y lloraron en varias oportunidades.

Isassi llevó un discurso armado previamente, en el que expuso que una orden judicial avalaba su tarea en la zona. Además, afirmó que el auto en el que viajaban Lucas y sus amigos era compatible con otro relacionado a una causa por narcotráfico.

En ese sentido, aseguró que él y sus compañeros llevaban chalecos que los identificaban como policías y que dieron la voz de alto. Al sentirse "bajo amenaza" por los adolescentes, dispararon, aunque no precisó quién.

Las últimas novedades del caso Lucas González

En tanto, más tarde, los fiscales recibirán a los tres amigos de Lucas que sobrevivieron a los disparos policiales pero fueron inicialmente detenidos en el marco del operativo montado por los efectivos y hasta llegaron a ser encausados hasta que el juez de Menores que intervino en el inicio del caso los sobreseyó.

El martes, por su parte, fueron convocados a declarar los padres de Lucas, Cintia López y Mario González, quienes el pasado viernes, junto a su abogado, Gregorio Dalbón, encabezaron una marcha sin banderas políticas para pedir justicia en la puerta de los tribunales situados en Talcahuano 550 a las 19 del 23 de noviembre.

¿Qué pasó con Lucas González y sus amigos en Barracas?

El relato de los amigos de Lucas y de los testigos que vieron el hecho fueron fundamentales para desacreditar el relato policial de lo que había pasado. Sin eso, el relato policial hubiera quedado como el relato oficial: es decir, que Lucas y sus amigos eran sospechosos de un robo y que tenían un arma. Y que lo que sucedió en Barracas el miércoles pasado había sido "un enfrentamiento".

Pero los testigos fueron claros: "Fueron de 5 a 7 tiros", sostuvo Nicolás, un vecino que paseaba su perro por la zona. Y agregó: "Yo no escuché ninguna sirena, ningún tipo de voz de alto, simplemente los atravesaron y se bajaron tipo comando".

"Los chicos estaban en shock, en pánico, corriendo por la calle pidiendo ayuda, que su amigo estaba muerto, que le habían disparado", contó.

Se habló de
s