Gatillo fácil

El caso Lucas: cinco datos centrales de la investigación y la gran incógnita del asesinato

La investigación por el crimen de Lucas González avanza y la situación de los policías es cada vez más complicada. Sin embargo, hay todavía un interrogante sobre el que nadie se anima a responder.
Diego Geddes
por Diego Geddes |
Marcha en Tribunales por el caso Lucas González

Marcha en Tribunales por el caso Lucas González

El asesinato de Lucas González en Barracas volvió a poner en discusión el papel de las fuerzas de seguridad y los excesos de la policía. La investigación para saber qué pasó con los cuatro chicos que venían de jugar al fútbol en Barracas y ese cruce trágico e inesperado con tres policías de la Ciudad que estaban de civil.

A continuación, cinco datos centrales de la investigación y la gran incógnita del asesinato.

Las últimas novedades del caso Lucas

Los fiscales que investigan el crimen de Lucas González pidieron agravar la acusación contra los tres policías de la Ciudad detenidos por el hecho, al considerar que también deben ser imputados por la tentativa de homicidio de los otros tres adolescentes y la privación ilegítima de la libertad de todos ellos.

Según la resolución, los fiscales pidieron que los policías Gabriel Isassi, Fabián López y José Nievas sean indagados por los delitos de "tentativa de homicidio doblemente agravado por haber sido cometido por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones y con alevosía; homicidio agravado por haber sido cometido por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones y con alevosía; falsedad ideológica y la privación ilegal".

¿Qué pasó con Lucas y sus amigos en Barracas?

El relato de los amigos de Lucas y de los testigos que vieron el hecho fueron fundamentales para desacreditar el relato policial de lo que había pasado. Sin eso, el relato policial hubiera quedado como el relato oficial: es decir, que Lucas y sus amigos eran sospechosos de un robo y que tenían un arma. Y que lo que sucedió en Barracas el miércoles pasado había sido "un enfrentamiento".

Pero los testigos fueron claros: "Fueron de 5 a 7 tiros", sostuvo Nicolás, un vecino que paseaba su perro por la zona. Y agregó: "Yo no escuché ninguna sirena, ningún tipo de voz de alto, simplemente los atravesaron y se bajaron tipo comando".

"Los chicos estaban en shock, en pánico, corriendo por la calle pidiendo ayuda, que su amigo estaba muerto, que le habían disparado", contó.

¿Por qué demoraron en detener a los policías?

Isassi, Nievas y López se entregaron 4 días después del crimen. Los tres policias porteños involucrados, permanecieron en libertad 4 días, hasta que este sábado el juez en lo Criminal y Correccional 7, Martín Del Viso, ordenó su detención.

Mientras Lucas aún peleaba por su vida, en el comienzo hubo un debate sobre la jurisdicción que le correspondía al caso, luego se hizo cargo el juzgado de menores que descubrió que los chicos no debían estar retenidos, resguardó la prueba, la fiscalía solicitó la detención de los efectivos, el magistrado no hizo lugar (aunque les prohibió la salida de país) y, finalmente se declaró incompetente. El expediente pasó al juez Del Viso que terminó ordenando la detención de los policías de la ciudad.

Lucas policías.jpg

¿Qué pena podrían recibir los policías acusados?

La calificación del hecho que pidieron los fiscales es gravísima y en un juicio podrían recibir prisión perpetua. Sin embargo, la estrategia de los abogados defensores pasarán por diluir la responsabilidad de los policías

Una fuente de la investigación le confirmó a A24.com que fueron dos los policías que dispararon contra el vehículo, aunque todavía faltan confirmar los detalles una vez que concluya la tarea de los peritos.

Gatillo fácil y abuso policial: más casos en los barrios más pobres de la Ciudad

Las Comunas 1, 4 y 8, en el sur de la Ciudad de Buenos Aires, concentran el 47% de los casos. Lejos de mostrarse como un caso aislado de violencia institucional, los números y datos oficiales evidencian ciertas prácticas sistemáticas en la fuerza porteña.

Según explica Emelina Alonso, directora de Asistencia a Personas Privadas de la Libertad y coordinadora del programa contra la Violencia Institucional del Ministerio Público de la Defensa (MPD) de la Ciudad, a su secretaría llegan aproximadamente 100 casos de violencia institucional por mes, que en el 90 por ciento de los hechos involucra a la Policía de la Ciudad. "Hay otras fuerzas que intervienen en territorio porteño, pero la mayoría son de la Policía de la Ciudad”, asegura.

La gran incógnita del caso Lucas: ¿Qué estaban haciendo los policías?

Con el correr de los días va quedando claro cómo se sucedieron los hechos. Sin embargo, una gran incógnita sigue sobrevolando el caso. Qué estaban haciendo los policías Isassi, López y Nievas. El abogado defensor de los policías, Alfredo Oliván, señaló que “estaban en misiones que les dio el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires por ilícitos vinculados al comercio de estupefacientes”.

Pero parece una excusa poco clara y entendible. Hay decenas de policías que realizan a diario esa tarea de controlar ilícitos relacionados con la venta de drogas y no arremeten a los tiros contra el primer auto que se les cruza. Los tres policías persiguieron a Lucas y al resto de los chicos en un vehículo sin identificar, sin patente trasera, ni baliza móvil, ni sirena.

Sobre Isassi, además, surge otra inquietud. Su vínculo con un extraño episodio ocurrido en Santa Cruz en 2016, cuando fue demorado junto a otros policías de la Ciudad. Primero dijo que estaban haciendo turismo y después admitió que estaban en un operativo. ¿Qué hacían en la provincia? "No sé si hicieron algún allanamiento. Lo que estoy segura, es que no vinieron de paseo", planteó en su momento Cristina Kirchner, durante una de las tantas declaraciones que hizo en Comodoro Py.

Se habló de
s