Mendoza

Juicio al "Hombre gato": declaró su ex novia y contó que él "odiaba a los animales"

La mujer, que mantuvo una relación sentimental con Gil Pereg en 2009, puso en duda su presunto amor por los felinos.
Gil Pereg

Gil Pereg, más conocido como el "Hombre gato". 

Una ex novia del israelí Gil Pereg, también conocido como el “Hombre gato”, compareció este miércoles en una nueva audiencia en el juicio por jurado popular que se lleva a cabo en su contra y desmintió su presunto amor por los animales.

La mujer declaró ante el jurado popular, las partes y la jueza técnica Laura Guajardo, y aseguró que en el 2009 -a poco tiempo que Gil Pereg arribara a la provincia- comenzó una relación con el ahora sospechoso y dijo que se peleó porque él "odiaba a los perros y gatos que yo tenía".

Sobre su relación, detalló: "Nos alejamos porque él odiaba a los animales. Yo tenía perros y gatos y a él le molestaban. Una vez pateó a un perro en plena calle".

Finalmente, sostuvo: "Estoy molesta porque no puedo aportar nada nuevo, me habían dicho que no me citarían más con este caso. No tengo nada que ver".

El "Hombre gato" y los macabros detalles del homicidio

En la jornada también declararon efectivos policiales y peritos que trabajaron en los allanamientos en busca de las víctimas, como así también en las pericias sobre los cuerpos. Los profesionales confirmaron que la madre de Gil Pereg fue estrangulada y la tía asesinada de tres balazos.

En este marco, los médicos forenses dieron detalles de las lesiones post mortem que sufrieron las mujeres. Indicaron que uno de los cuerpos había sido atravesado por una barra de hierro que ingresaba por la oreja con salida por el cráneo, sumado a otros cuatro hierros introducidos hasta el abdomen (dos por la vagina y dos por el ano). En tanto que el otro cuerpo presentaba las mismas lesiones, pero con salida por el tórax y el dorso.

Según consignó el medio local Sitio Andino, en medio de la audiencia, la fiscalía mostró una foto de los cadáveres, lo que generó un pedido de nulidad del juicio por parte de la defensa. Sin embargo, tras un breve análisis de las partes la jueza técnica Laura Guajardo rechazó el planteo del abogado.

Gil Pereg, el hombre gato.jpg

El doble crimen de las israelíes -su madre, Phyria Saroussy (63), y su tía, Lily Pereg (54)- fue descubierto el 26 de enero de 2019 cuando, luego de días de búsqueda por Mendoza e, incluso, Chile, los cuerpos fueron hallados enterrados en un predio propiedad de Pereg, ubicado en calle Julio Argentino Roca 6079, de Guaymallén.

La búsqueda de las mujeres se había iniciado el 12 de enero, cuando Pereg, un hombre de 1.90 metros de altura, cabeza rapada, que solía vestir remera y short y que se hacía llamar en el barrio "Nicolás", denunció ante la policía la desaparición de ambas, quienes habían ido a visitarlo a Mendoza.

Desde su detención, el israelí evidenció una extraña conducta: maullaba y actuaba como felino. En rigor, en la propiedad donde encontraron los cadáveres convivía con decenas de gatos. En la primera audiencia del juicio que se lleva en su contra, el "hombre gato" fue desalojado tuvo que ser desalojado de la sala porque no paró de "maullar".

s