Casa Rosada

Alberto Fernández apuesta a una resolución "política" del acuerdo con el FMI y sigue las negociaciones aislado en Olivos

En la Casa Rosada sobrevuela un moderado optimismo. El embajador Jorge Arguello difundió un newsletter que se viralizó entre funcionarios.
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio |
El Gobierno mantuvo su visión optimista de la reunión con Antony Blinken en Washington

El Gobierno mantuvo su visión optimista de la reunión con Antony Blinken en Washington

El gobierno de Alberto Fernández buscará bajar las expectativas respecto del acuerdo trabado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y convencer a la administración del presidente Joe Biden de que la salida del laberinto “debe ser política”, porque el préstamo al gobierno de Mauricio Macri, sostiene, “fue político”.

Esta fue la lectura que hizo el gobierno de Alberto Fernández el día posterior a la reunión entre el canciller Santiago Cafiero y el secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken, .de la cual participo el embajador en Washington Jorge Argüello. En la Casa Rosada sobrevuela un moderado optimismo, pese a que el gobierno de los Estados Unidos transmitió claramente que la Argentina debe presentar un plan económico de crecimiento económico y estabilización fiscal e inflacionaria.

En su newsletter de la embajada, Argüello señaló este miércoles que “el Canciller argentino transmitió que nuestro país ha emprendido una senda que pretende consolidar la estabilidad macroeconómica y el crecimiento económico sostenible e inclusivo”.

Además, agregó el embajador, “manifestó la necesidad del acompañamiento político de Estados Unidos en el Fondo Monetario Internacional, de modo que no resulte restringido el crecimiento de la Argentina”.

Argüello difundió el apoyo de Blinken al acuerdo con el Fondo

En este sentido, concluyó el texto difundido por Argüello, “Blinken sostuvo que apoya firmemente las negociaciones con el FMI y aspira a una pronta resolución positiva”.

Asimismo, “durante la reunión bilateral, Blinken destacó los índices de crecimiento macroeconómicos que expuso el canciller Cafiero y remarcó la importancia de Argentina para el hemisferio y para potenciar la relación”. Tratándose de un paper difundido por Argüello, el texto reviste una declaración diplomática de alto nivel.

Los hombres y mujeres de Alberto Fernández sostienen que “algún tipo de acuerdo” finalmente el FMI otorgará a la Argentina para postergar los pagos por diez años con cuatro de gracia, por lo cual se estaría comenzando a cancelar en 2026.

Los dos escollos para el acuerdo aún vigentes

Las dos principales trabas para el acuerdo, por ahora, son:

  • Una, el FMI y el gobierno de Estados Unidos le reclaman a la Argentina un programa económico para reordenar la macroeconomía y tener un crecimiento sostenido que garantice los pagos, pero la Argentina sostiene que la economía está creciendo y no hace falta ajuste porque ello ahogaría la recuperación;
  • Dos, el FMI exige lograr el equilibrio fiscal (déficit cero) en 2024 o 2025, mientras que la Argentina lo quiere fijar en 2027 para no ahogar el crecimiento de la economía.

En la reunión en Washington, Blinken manifestó que hace falta un plan económico, “un marco de política económica sólido que devuelva el crecimiento al país”. Pero el gobierno interpretó que el crecimiento está garantizado y por eso hizo trascender que el reclamo no era un pedido del secretario de Estado sino una muestra de apoyo al acuerdo con el FMI.

“Se intenta bajarles las expectativas a las negociaciones y por otro lado separar lo político de lo técnico para así ayudar a conseguir un acuerdo más beneficioso”, dijo a A24.com un funcionario de la Casa Rosada.

La resolución debe ser "política", dicen en la Casa Rosada

“Es decir, si ellos reconocen que fue un préstamo por fuera de su estatuto y con la intención de ayudar políticamente a Mauricio Macri, la salida del cuello de botella que hoy se encuentra la negociación debería tener también una salida política”, señaló.

Este es el trabajo que se supone está haciendo Santiago Cafiero en Estados Unidos ayudado por la mano diplomática de Argüello.

Por eso, Cafiero hizo trascender que llevó “un mensaje de la autoridad política” al secretario de Estado. Pero desde Washington trasciende que por ahora no alcanza ese mensaje.

En medio del aislamiento por su contacto estrecho por Covid 19, el Presidente habló con el ministro de Economía, Martín Guzmán, sobre la reunión entre Cafiero y Blinken, y los avances en el acuerdo con el FMI, que no fueron muchos, según admitieron fuentes de la Casa Rosada a A24.com.

“El Presidente está hablando con sus ministros, analizando con Cafiero telefónicamente la reunión con Blinken que consideran muy alentadora. Conversó con el ministro Guzmán sobre el tema del Fondo y con Vilma Ibarra sobre el proyecto de convocatoria a extraordinarias y otros temas pendientes”, dijo a A24.com la portavoz del Presidente, Gabriela Cerruti, por la tarde.

La propia reunión, un avance en sí mismo

Otras fuentes oficiales aseguraron que, en realidad, el avance más importante fue la reunión misma. El secretario de Estado de los Estados Unidos no recibiría al canciller argentino si no hubiera buena sintonía para colaborar en el acuerdo, suponen en altos despachos del Gobierno.

“El propio hecho de que te reciba el secretario de Estado, Blinken, y la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, del gobierno de los EE. UU. de por sí es importante; en esos encuentros está el hecho que hay que destacar. Después cada analista pone el eje en cada declaración. Si no hubiera una disposición del gobierno de EE.UU. para comprender e intentar una gestión de la deuda ni siquiera hubiera habido tal encuentro”, señaló ese funcionario, muy cercano a Alberto Fernández y a Guzmán.

También, a no dudarlo, los Estados Unidos dejaron marcado su reclamo sobre el incidente con el enviado de Irán, Moshén Rezaí, a la reasunción de Daniel Ortega en Nicaragua, en la cual participó el embajador argentino, Daniel Capitanich, sin informar al gobierno de nuestro país. Este punto se agravó este miércoles cuando Ortega dijo que Rezaí tiene las puertas abiertas en forma permanente en Nicaragua, en un abierto desafío a Washington.

El comunicado del Departamento de Estado hizo una referencia sobre el tema tras la reunión entre Blinken y Cafiero, y expresó su “seria preocupación” por la presencia de Rezai en Nicaragua. El comunicado de la Cancillería no dijo nada.

Aislado, Alberto Fernández preparó el DNU de sesiones extraordinarias

Mientras tanto, el Presidente comenzó a trabajar desde Olivos por ser contacto estrecho de Covid 19. Eso durará hasta el lunes próximo. Pese a que tiene las tres dosis de la vacuna, dispondrá todos los cuidados posibles y mantendrá una agenda reducida.

También el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, dio positivo. El Presidente tendrá especial cuidado en el uso de barbijo y se moverá en ambientes ventilados.

Tampoco podrá estar en eventos masivos y se controlará todos los días los síntomas. Alberto Fernández preveía asistir a un acto en un vacunatorio en Berazategui este jueves y el viernes viajaría a Mar de Ajo para una reunión con intendentes. Todos esos compromisos fueron cancelados.

Con la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, terminó de pulir el decreto DNU de convocatoria a sesiones extraordinarias desde el próximo 24 de enero en el Congreso que se publicará en las próximas horas, antes del viernes.

El temario para el período de sesiones extraordinarias será el tratamiento de los proyectos de ley de Consenso Fiscal, Consejo de la Magistratura, régimen de producción de Cannabis y Cáñamo, promoción de la Electromovilidad, la Industria Automotriz, de Hidrocarburos, de Agroindustria. Y si hubiera acuerdo con el FMI se incluiría el Plan Plurianual que se incluiría en la Carta de Intención con el Fondo.

s