Un provocador serial

Aníbal Fernández: 10 frases polémicas del creador de la "sensación de inseguridad"

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, es famoso por sus excesos verbales. La vez que le dijo "yegua" a Cristina, la comparación de Vidal con Barreda y cuando llamó vagos a los piqueteros.
Las frases más polémicas de Aníbal Fernández. 

Las frases más polémicas de Aníbal Fernández. 

En esta nota repasamos algunas de sus frases más polémicas, entre aquella vieja afirmación sobre la "sensación de inseguridad", dardos para Macri y "defensas poco sutiles" para Alberto Fernández.

Las frases más polémicas de Aníbal Fernández

Antes de su vuelta al gabinete, Aníbal defendió a Alberto Fernández por las fotos del cumpleaños de Fabiola Yáñez en Olivos. Para la defensa usó una figura al menos polémica.

  • "La señora (por Fabiola Yáñez) hizo una comida que puede ser criticable. ¿Qué va a hacer el marido? ¿Como en la edad media, 1200 años atrás, llegar y cagarla a palos? Puede haber cometido un error y ahí se agotó. Se equivocó, qué se le va a hacer”.

Aníbal siempre se definió peronista, pero alguna vez explicó su orientación.

  • "Soy duhaldista portador sano".

Contra María Eugenia Vidal dejó una definición repudiable:

  • "Antes de dejar a mis hijos con Vidal, los dejo con Barreda".

Alguna vez criticó a la prensa por haber tergiversado sus dichos sobre la sensación de inseguridad. Sin embargo, la frase es bastante clara. Aquí la cita completa.

  • "La inseguridad es una sensación". "La sensación está y no se cambia con discursos; se cambia con hechos. Mi preocupación no está en cambiar la cabeza del hombre que siente la sensación o la mujer que siente la sensación, en la calle, con una palabra; yo no soy quién para curar de palabra. Yo sé que la sensación está porque no vivo dentro de un Tupperware".

Ser defensor oficial de los gobiernos que integra es una característica que Aníbal luce orgulloso. Y alguna vez recordó su rol en el gobierno de Néstor Kirchner, junto con el ahora presidente Alberto Fernández. Para eso usó una extraña definición.

  • “Néstor tenía dos 'asesinos' que éramos Alberto y yo”.

anibalfernandez.jpeg
El flamante ministro de Seguridad, Aníbal Fernández,  se reunirá con el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti (Foto: Presidencia de la Nación).

El flamante ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, se reunirá con el gobernador de Santa Fe, Omar Perotti (Foto: Presidencia de la Nación).

Una de sus primera definiciones, ya como ministro. ¿Acaso un tiro por elevación para su antecesora, Sabina Frederic?

  • "Si hay que discutir a los gritos, se hace, esto no es para cagones”.

En el verano de 2019, antes de que se conociera la fórmula oficial del Frente de Todos, Aníbal confiaba en que Cristina iba a ganar las elecciones. Lo curioso es que eligió una forma bastante peculiar de nombrar a su jefa política.

  • "La yegua va a trotar y va a ganar en primera vuelta".

Contra Macri declaró en incontables ocasiones.

  • "Una vez que estos tipos se vayan, no vuelven nunca más. A Macri le va a costar caminar por la calle".

Otra definición del peronismo.

  • "El Peronismo tiene lógicas que la teoría de la comunicación política mundial no entiende. Es imposible recuperar con las redes lo que se ha perdido en la calle. Qué se le va a hacer".

También durante el gobierno de Néstor Kirchner tuvo un duro cruce con los piqueteros. Aníbal Fernández era ministro del Interior y se quejó del movimiento de Raúl Castells.

  • "Los piqueteros ven una pala y les da fiebre".

Bonus track: las polémicas frases de Alberto Fernández contra Aníbal Fernández

Alguna vez Alberto Fernández le respondió a Aníbal Fernández, porque el ahora ministro de Seguridad había dicho que Alberto Fernández se había "cagado en la amistad de Néstor Kirchner".

Alberto no se quedó atrás y le respondió con todo: Dijo que Aníbal era un "energúmeno verbal con complejo de inferioridad". Y además lo acusó de haberse escapado en un baúl, un viejo mito con el que carga Aníbal. Esto dijo Alberto, para diferenciarse de su ahora ministro: "Nunca fui obediente. Nunca me disfracé de progresista. No lo conocí a Arturo Jauretche porque La Cámpora me recomendó conocerlo. Nunca trabajé con José Manuel De la Sota. Nunca quise irme escondido en un baúl".

s