Poder Judicial

Brenda Uliarte pide declarar contra Gerardo Milman en la causa del atentado contra Cristina Kirchner

Se trata de una de las principales acusadas por el intento de homicidio ¿Por qué se decidió a hablar después de un año? Los presuntos nexos con Patricia Bullrich.
Rosario Bigozzi
por Rosario Bigozzi |
Brenda Uliarte pide declarar contra Gerardo Milman en la causa del atentado contra Cristina Kirchner

El abogado Carlos Telleldin confirmó a A24.com que Brenda Uliarte quiere declarar esta semana para aportar información en relación con la denominada pista Milman. Es una de las principales acusadas por el intento de homicidio de Cristina Fernández de Kirchner, quien presentó el pedido de ampliación indagatoria ante el Tribunal Oral Federal 6 (TOF 6).

A un año del atentado contra la vicepresidenta, Uliarte denunciará que un allegado del diputado nacional de Juntos por el Cambio, Gerardo Milman, le pagó para participar de movilizaciones contra la vicepresidenta en la puerta de su casa. Según su versión, le dieron seis mil pesos por cada marcha.

Si el tribunal decidiera no tomar la indagatoria con el argumento de aguardar a la etapa de audiencias orales, Brenda Uliarte tiene previsto presentar su declaración por escrito.

Uliarte, Fernando Sabag Montiel y Gabriel Carrizo fueron enviados a juicio oral por la ejecución del ataque contra Cristina Kirchner. Otra parte del expediente quedó en manos del fiscal federal Carlos Rívolo, que está analizando la hipótesis sobre un presunto autor intelectual.

Por el momento, el foco está puesto sobre la pista Milman, que surgió de la denuncia del ex diputado por la provincia de Santa Fe, Jorge Abello. Había asegurado que dos días antes del atentado a Cristina Kirchner, escuchó en el bar de la esquina del Congreso, como Gerardo Milman le decía a sus colaboradoras Ivana Bohdziewicz y Carolina Elizabeth Gómez Mónaco que “Cuando la maten yo estoy camino a la Costa”.

A raíz del reclamo de la querella que representa a Cristina Kirchner, la justicia habilitó la pericia del teléfono del diputado, poniendo como límite que sólo deberá revisar las comunicaciones “desde el 1° de julio de 2022 al 10 de mayo de 2023- y enmarcarse estrictamente al análisis del contenido relevante para la causa. Milman entregó su celular, pero al mismo tiempo apeló la medida.

¿Por qué Brenda Uliarte se decidió a hablar después de un año?

Cuando la jueza federal Maria Eugenia Capuchetti elevó a juicio oral el tramo de la causa que investiga a los presuntos autores materiales del atentado contra Cristina Fernández de Kirchner, Brenda Uliarte decidió nombrar como nuevo defensor al abogado Carlos Telleldin, reconocido porque estuvo detenido por 10 años acusado de preparar el coche bomba utilizado en el atentado contra la sede de la AMIA.

Al parecer, a Brenda la convenció su papá, Leonardo Uliarte, quien ya había atendido otras causas personales con uno de los socios del estudio jurídico de Telleldín en San Miguel.

Desde ese momento se modificaron algunos aspectos de la estrategia de su defensa. Por un lado, Telleldin propuso nombrar a un perito psicólogo-psiquiatra para que evalúe el estado mental de Brenda. Y ahora la preparó para que se anime a declarar ante el TOF 6.

Uliarte quiere contar que participó de varias marchas contra la vicepresidenta, frente a su casa en Recoleta, porque un colaborador del diputado Gerardo Milman le pagó seis mil pesos por hacerlo.

Lo cierto es que como imputada no tiene que prestar juramento para declarar, en otras palabras no tiene obligación de decir verdad, por lo que aunque no pueda probar la denuncia contra Milman, no sufrirá ninguna consecuencia penal.

La denuncia de Brenda Uliarte podría quedar asociada a la proximidad con las elecciones generales. De acuerdo a esta interpretación, vale recordar que la ex jefa política de Milman, Patricia Bullrich, fue mencionada por una de las asistentes del diputado, cuando el abogado de Cristina Kirchner, Manuel Ubeira, la llevó a declarar como testigo.

En su testimonio, Ivana Bohdziewicz, aseguró ante el fiscal Rivolo bajo juramento que había borrado su teléfono porque no quería que se filtraran sus fotos íntimas. Contó que su compañera de trabajo, Carolina Gómez Mónaco la llevó hasta las oficinas de Bullrich en el centro porteño, donde Milman y un perito la asesoraron sobre el borrado del contenido de su celular.