Coronavirus

Ciudad vs conurbano: cómo impactaron las restricciones en el transporte, las camas UTI y los contagios

A casi tres semanas del anuncio presidencial de medidas restrictivas para atenuar la segunda ola, el pico parece haber quedado atrás.
por Romina Cansler & Ignacio Ferreiro |
Kicillof y Rodríguez Larreta discuten por el AMBA (Foto: archivo).

Kicillof y Rodríguez Larreta discuten por el AMBA (Foto: archivo).

A casi 3 semanas de que el Gobierno impusiera restricciones en el AMBA, la segunda ola del Covid-19 parece comenzar a ceder en su avance. Los contagios diarios parecen haber pasado el pico más alto desde el inicio de la pandemia y desde hace una quincena, cada día se registran menos casos que la jornada anterior. Sin embargo, ¿Qué pasó en la Ciudad de Buenos Aires en relación al Conurbano en cuanto a la movilidad, los casos y la ocupación de camas UTI?

El 15 de abril, día en el que se anunciaron las restricciones, se registraron 6.660 casos nuevos en los municipios del Conurbano, según el promedio semanal obtenido por el Centro de Datos de A24.com tras el procesamiento de la información proporcionada por el Ministerio de Salud de la Nación. Tres semanas después, se detectaron 43% menos casos por jornada, con una baja a 3.770 casos diarios, según los datos más recientes. En ese mismo tiempo, los contagios diarios en CABA se redujeron un 29%, mientras que en el conjunto de los municipios de la provincia de Buenos Aires que no pertenecen al conurbano, la reducción fue del 39%.

Si bien esos porcentajes pueden estar afectados por la demora en la carga manual de datos, la tendencia parece firme. Si se analizan los datos del 1° de mayo, la reducción de contagios diarios registrada fue del 28% para el Conurbano, 24% para el resto de la provincia de Buenos Aires y 16% para la Ciudad de Buenos Aires. En las últimas tres semanas, los contagios diarios se redujeron con mayor velocidad en el conurbano que en la Ciudad.

Según explicó a A24.com Lautaro de Vedia (MN 70.640), ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología, la diferencia en la baja de los contagios entre la Ciudad y el Conurbano no estaría relacionada con la decisión de mantener la presencialidad en las escuelas porteñas.

"No creo que esté vinculada, pero tampoco puedo descartarlo porque no tengo elementos. Veamos cómo evolucionan, pero no me parece que sea la razón. Sé que en provincia de Buenos Aires había muchos más casos y tal vez la mayor caída tenga que ver con que parten de un número más alto", afirmó el infectólogo del Hospital Muñiz.

Por su parte, a días de que se cumpliera el primer plazo de las restricciones que entraron en vigencia el 16 de abril, Luis Cámera, Médico Clínico (M.N 51995) y miembro del comité de expertos que asesora al gobierno nacional, se mostró en disidencia con lo definido por los ministros de salud porteño y bonaerense.

Disiento un poco con Gollan por las medidas drásticas y con Quirós por las clases presenciales. Creo que no estamos para una restricción severa porque el clima social es muy complicado y puede tener un efecto contrario", dijo en diálogo con CNN Radio.

Y destacó, durante una entrevista con Radio 10, que "siguiendo cálculos internacionales, podemos decir que este es el pico (de contagios) y ahora empezamos a bajar, pero será de acuerdo a cómo se comporta la gente". "Es fundamental que sea un mes de máximo cuidado para que realmente desciendan porque, si no, podemos sostener el virus" en una meseta alta.

Embed
Made with Flourish

El 15 de abril se detectaron 2.800 casos por día en la Ciudad de Buenos Aires, según el promedio semanal. Los datos más recientes resultaron en una media semanal de 1.968 casos por día.

Embed

Fallecidos

Entre los fallecimientos por COVID-19, el efecto de la segunda ola de contagios todavía está sucediendo. Desde hace un mes que las muertes registradas cada día aumentan sin encontrar tope en los tres territorios (CABA, el conurbano bonaerense y el resto de la provincia).

En poco más de 30 días, las muertes por COVID-19 aumentaron un 263% en CABA (pasaron de 11 a 40 por día) y un 264% en el conurbano (de 37 a 135 cada 24 horas).

Embed

En cuanto a la ocupación de camas de terapia intensiva, no hay datos públicos que permitan comparar la situación entre la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires. En el sistema público de CABA, la ocupación de camas para casos graves pasó del 30% al 90% en un mes.

Embed

Mientras tanto, en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), región que incluye a la Ciudad y los municipios del Conurbano, la ocupación de camas fue del 76% según los datos más recientes informados por el Ministerio de Salud de la Nación. A principios de abril, era del 60%.

Embed

"Los muertos y los pacientes en terapia intensiva no son una expresión de la cantidad de casos de hoy, sino que viene un poco demorado. Un paciente que se diagnostica hoy, viene a terapia de 7 a 10 días después y está en terapia como 20 días promedio, que en el Muñiz es 17. El paciente que muere hoy fue diagnosticado hace 30 días mínimo, por eso creo que estamos viendo en las UTIs la expresión de la realidad del aumento de casos de, justamente, fue 20 o 30 días atrás", señaló de Vedia.

En ese sentido, el infectólogo advirtió que "en los últimos días cayó un poquito la cantidad de casos en UTI". "Es modesto, pero será muy de a poco. Hoy, después de varios días, en nuestro hospital (Muñiz) teníamos camas libres en terapia", dijo y agregó: "Me dirás que soy demasiado optimista, pero creo que vamos a empezar a ver una leve caída ahora".

Movilidad

Embed

La brecha entre la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires en la movilidad registrada en el transporte público se mantuvo estable, según los datos de Google. La provincia de Buenos Aires siempre registró mayor movilidad, pero hay que tener en cuenta que esta cifra incluye los registros de todos los municipios bonarenses.

Embed

Sin embargo, en ambos distritos se registró una reducción de la movilidad desde mediados de marzo. Ese mismo fenómeno se observa en los datos del Ministerio de Transporte, que contabiliza la cantidad de usuarios que utilizaron la tarjeta SUBE en el AMBA. Según esos registros, 28% de los usuarios dejaron de utilizar trenes, colectivos o subtes respecto de mediados de marzo.

"Hay que seguir controlando la cantidad de casos y, por supuesto, seguir vacunando. Las restricciones que se impusieron, más allá de que uno pueda discutir una por una, están y hay que acatarlas; para que, con el correr de los días, se expresen en una caída en la cantidad de muertos y la ocupación de camas de UTI", concluyó el infectólogo.