Crisis en Casa Rosada

Clima de incertidumbre en Casa Rosada por las renuncias en el gabinete: ¿Cuándo serán los anuncios?

Alberto Fernández reunido con sus leales; Wado De Pedro con Máximo; Cristina en Congreso y Massa en Economía.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Incertidumbre y clima de reuniones en Casa Rosada para definir cambios de Gabinete. Intenras reuniones en el Congreso y Economía. 

Incertidumbre y clima de reuniones en Casa Rosada para definir cambios de Gabinete. Intenras reuniones en el Congreso y Economía. 

Un clima de tensa calma se vivía este viernes en la Casa Rosada mientras se desarrollaban internas reuniones entre las tres patas de la coalición de gobierno en Casa Rosada, el Congreso y el ministerio de Economía. Según pudo confirmar A24.com, el presidente Alberto Fernández analizaba con sus más cercanos colaboradores qué cambios hacer en el gabinete después de las renuncias en el gabinete de ministros que responden a Cristina Fernández de Kirchner.

Después de la dura carta crítica difundida por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner el jueves, Alberto analizaba ceder a su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, mientras trascendían distintos nombres para reemplazarlo, entre gobernadores, embajadores y dirigentes del peronismo ortodoxo.

También se especulaba con una salida del ministro del Interior, Eduardo De Pedro, el primero en presentar su renuncia a pedido de la vicepresidenta, que de concretarse, sellaría una salida consensuada entre los dos polos de poder en pugna en el Ejecutivo Nacional: Alberto y Cristina.

De Pedro -quien no volvió a su despacho en la Rosada desde que presentó su renuncia- se encontraba en el Congreso reunido con Cristina y Máximo Kirchner.

Desde las oficinas del ministro del Interior en Casa Rosada aseguraban a las 15, que “todo seguía igual” y el Presidente aún no le había aceptado la renuncia a nadie, por lo que una salida de De Pedro, también era puesta en duda desde su entorno más cercano.

Cronología de un día agitado en Casa Rosada

Desde el mediodía, el Presidente se encontraba reunido en su despacho del primer piso de Balcarce 50 con sus más cercanos colaboradores. Entre ellos se encontraban Julio Vitobello secretario general y Gustavo Beliz, secretario de Asuntos Estratégicos, quienes lo acompañaron en el viaje desde Olivos a la Rosada.

El vocero, Juan Pablo Biondi llegó más tarde, solo a su despacho de la planta baja y pese a los duros cuestionamientos de la vicepresidenta en la carta del jueves a la noche, desde su entorno decían que “sigue trabajando”.

Las versiones en los pasillos de la Casa Rosada indicaban que Alberto estaría analizando entregar a Cafiero, uno de sus funcionarios más cercanos, pese a que le presentó varias veces su renuncia, el presidente seguía sosteniendo al funcionario.

Pero ante la encrucijada en la que lo dejó Cristina Kirchner con la carta, Fernández aceptaría ahora cambiar al jefe de Gabinete para “terminar la discusión” que desde el miércoles, pone en vilo al país, no ya solo a la alianza gobernante.

Cafiero, uno de los funcionarios más cuestionados desde el kirchnerismo por la derrota electoral del Frente de Todos, entró al mediodía y se retiró de la Casa de Gobierno alrededor de las 15, sin formular declaraciones con rumbo desconocido.

A una cuadra, en el edificio del Ministerio de Economía, estaban el ministro Martín Guzmán y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Aunque no se habrían cruzado porque Massa fue al despacho de Alexis Guerrera, ministro de Transporte.

Massa oficiaba de mediador en la interna entre Alberto y Cristina, pero nadie se animaba a confirmar un eventual desembarco del tigrense en el Gabinete nacional, como había sido mencionado en varias oportunidades, para la jefatura de Gabinete o un mega gabinete de economía, energía y obras públicas.

Guzmán habría sido confirmado tanto por Alberto como por Cristina para continuar al menos hasta avanzar en un acuerdo con el FMI para reestructurar la deuda, pero con la condición puesta por la vicepresidenta de que “no haya ajuste” y se anuncien medidas de ayuda económica en las próximas horas, para revertir la derrota electoral que sufrió el Frente de Todos y el peronismo en general, de las PASO 2021.

Tras los duros cruces entre Cristina y Alberto, las negociaciones en las últimas horas, después de la carta de la vicepresidenta, indicaban un cambio del clima político para avanzar en un posible acuerdo para evitar una ruptura de la alianza de Gobierno.

Otras fuentes no descartaban que Alberto Fernández demore los anuncios de cambios de gabinete y de nuevas medidas económicas hasta el lunes, con la idea de ganar tiempo hasta conseguir consenso para los reemplazantes. Pero en la Casa Rosada todo podría cambiar minuto a minuto, en momentos en que se desarrollan las negociaciones entre las tres patas del Frente de Todos.

Se habló de
s