icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Nación le pide a Larreta que encabece las negociaciones con los gremios docentes para garantizar el inicio de clases

Nación le pide a Larreta que encabece las negociaciones con los gremios docentes para garantizar el inicio de clases
Soledad Acuña y Nicolás Trotta (Foto: Ministerio de Educación de la Nación)

El comienzo de las clases entre febrero y marzo en todo el país entró en el terreno de la grieta y de los tironeos políticos. El gobierno de Alberto Fernández presiona al Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para que se siente a una mesa de diálogo con los sindicatos docentes para garantizar la presencialidad en las escuelas desde el 17 de febrero, tal como anunció. La Ciudad dice que no será necesario: la inmensa mayoría de los docentes quieren comenzar. Y los que no vayan tendrán el descuento de cada día de ausentismo.

Cerca de la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, aseguraron a A24.com que los sindicatos rebeldes, UTE y Ademys, responden al Frente de Todos y a la izquierda del Polo Obrero, respectivamente. UTE tiene 9000 afiliados y Ademys 1500. El grueso de los 57.000 docentes estará en las aulas.

El ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, asegura que él dialogará con los sindicatos de la Ciudad para garantizar el comienzo de las clases. Según los allegados a Acuña, esa es una postura para posicionarse como el artífice de la reanudación de las clases en un distrito controlado por Juntos por el Cambio. “Están haciendo política, pero no le vamos a contestar”, dijo un funcionario del entorno de la ministra porteña. Las clases comenzarán, con los debidos protocolos, pero comenzarán.

En rigor, Trotta señaló en las últimas horas en los medios, y lo ratificó a A24.com, que Acuña tiene un “vínculo desgastado” con los sindicatos docentes y que es Rodríguez Larreta el que debe “abrir un canal de diálogo y sentarse él mismo, involucrarse él mismo, en la mesa de negociación”. Para dejar fuera de juego, off side, a los sindicatos, sostiene el ministro, hay que convocarlos y dejar que ellos sean los rebeldes.

En cambio, Trotta considera que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, no tendrá problemas en la reapertura de la presencialidad en las escuelas. Esto obedecería a que los sindicatos bonaerenses están alineados políticamente porque son más cercanos al kirchnerismo.

“Yo voy a hablar con los sindicatos en la Ciudad”, dijo Trotta a A24.com. También ratificó que las clases comenzarán en todo el país mucho antes de que todos los docentes puedan estar vacunados. El proceso de vacunación a los docentes comenzará en febrero, pero no se conocen los tiempos. En rigor, todo el proceso de vacunación general está en un limbo.

En este contexto de incertidumbre Trotta asegura que habrá presencialidad en todo el país, pero todavía no está clara la intensidad. El 17 de febrero está previsto el comienzo de clases en Ciudad de Buenos Aires, Jujuy y Santiago del Estero. En las provincias de Buenos Aires y Santa Fe también comenzarán pero sólo para aquellos alumnos con menos contacto con la escuela en 2020.

El 1° de marzo comenzarán las clases en 14 provincias, el 2 de ese mes en Formosa y el 3 en Neuquén y en Río Negro. En todas las provincias, la reanudación se hará con protocolos, por tandas y en horarios segmentados.

La suerte de la educación está sujeta, también, a la incertidumbre de todo el plan de vacunación, al que el presidente Alberto Fernández calificó como una “epopeya”, pero que hasta ahora viene muy demorada.

“Aquí estamos, esperando las vacunas”, dijo ayer a A24.com un alto funcionario del ministro de Salud, Ginés González García. Recién se están terminando de aplicar las primeras 300 mil dosis llegadas de la vacuna Sputnik V. Las del primer vuelo que llegó desde Moscú el 24 de diciembre. Al 20 de enero sólo se aplicaron 241.000 vacunas; en CABA 16.000 y en provincia de Buenos Aires 72.000. Todavía no se aplicaron las de la segunda tanda de 300 mil y todavía no hay fecha de vuelo para otra tanda de 600 mil.

En marzo comenzarán a llegar 1,2 millones de vacunas de AstraZeneca, que comprometió 22 millones en total. En febrero comenzarán a llegar algunas dosis de las 9 millones prometidas por el Fondo Covax, de la OMS.

En el Ministerio de Salud hay una sensación de frustración. En enero tenían que llegar 5 millones en total de la vacuna Sputnik y 14,7 millones en febrero. “Estas son las cifras por contrato, pero no se sabe cuándo llegarán. Quizás llegan la semana que viene; no podemos decir que no llegarán ni que llegarán. Veremos cuando termine el mes”, señalaron con tono irónico. Hay otro lote de laboratorios que están “en negociaciones”: Moderna, Sinopharm (China), CanCino, Janssen y Pfizer. Todo es incertidumbre en Salud.

Es indudable que las escuelas no podrán abrir en febrero ni en marzo con todos los docentes vacunados, tal como pretendían los gremios. Habrá estrictos protocolos, aislamiento y máscaras para todos los educadores. Cerca de Soledad Acuña quieren sacar el conflicto de la política: señalan que de los 57.000 docentes porteños, el 60% no está afiliado a ningún sindicato. Todos ellos estarán dando clases el 17 de febrero. Y del 40% que está afiliado, se reparten entre 17 sindicatos. De esos 17, muchos están en favor de la presencialidad. Sólo Ademys (1500 docentes) y UTE (9000) están en pie de guerra. UTE es parte de Ctera y del Frente de Todos, aseguran. “Ademys y UTE van al paro y se oponen a todo. Están haciendo política. Y todos los que paran tendrán el descuento de ese día de sueldo”, señalan en la Ciudad.

“Seguramente habrá presiones a otros docentes, los amenazarán con llegar a la violencia a aquellos que vayan a dar clases”, se previenen en el distrito, cerca de Rodríguez Larreta. Sobre el desafío de Trotta a Acuña para que Larreta se siente a dialogar, en su entorno aseguran: “Eso lo dice para mojarle la oreja a Soledad, pero ella no le va a responder. La mayoría de los docentes van a estar en clase”.

por Mariano Obarrio
SUBIR

NWS

Ovación

Show