Sigue la pulseada

Continuará: cuarto intermedio entre la Nación y la Ciudad por la quita de fondos de la coparticipación

La Corte Suprema escuchó a ambas partes y convocó a una nueva audiencia para el 12 de mayo. El máximo tribunal tiene que resolver, además, la disputa por la presencialidad en las escuelas.
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
Alberto Fernández y Rodríguez Larreta

Alberto Fernández y Rodríguez Larreta, distanciados. (Foto: Télam)

Después de una jornada previa cargada de presiones e incertidumbre, el Gobierno nacional y la Ciudad se vieron las caras este miércoles en la Corte Suprema para una mediación por la quita de coparticipación a la administración porteña, un encuentro que se produjo en medio de la pulseada entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta por la presencialidad en las escuelas de Capital. El máximo tribunal escuchó los argumentos de las dos partes y volvió a citar a los representantes oficiales para el 12 de mayo.

El conflicto -que se remonta a septiembre pasado, cuando el Presidente decidió quitar fondos excedentes de la coparticipación que recibía la Ciudad para destinarlos a la provincia de Buenos Aires- tiene la particularidad de producirse en medio de otro expediente de la Corte que involucra a ambos gobiernos: la presentación de Rodríguez Larreta para que sea el máximo tribunal el que defina sobre su decisión de mantener las escuelas abiertas en contra del DNU presidencial.

Este martes, el procurador del Tesoro y ex secretario de Legal y Técnica del kirchnerismo, Carlos Zannini, presentó un escrito ante la Corte para rechazar la competencia del tribunal en el litigio sobre coparticipación, bajo el argumento de que la Ciudad Autónoma no tiene el carácter de provincia. Los supremos rechazaron ese planteo y ratificaron el tratamiento del tema.

suprema.jpg
Clases presenciales:

Clases presenciales: "La presente causa es de la competencia originaria de la Corte Suprema de la Nación", señalaron los cinco jueces que firmaron la resolución, que contó con el voto en disidencia de la ministra Elena Higton.

A la audiencia de este miércoles asistieron, por la Ciudad, el procurador Gabriel Astarloa; el ministro de Hacienda, Martín Mura, y el secretario de Seguridad, Marcelo D’Alessandro; mientras que por la Nación se presentaron los abogados del Ministerio de Economía Sergio Acevedo, Ricardo Eduardo Yamone y Guillermo Anderso.

Ambas jurisdicciones están obligadas acordar de manera bilateral el monto de la transferencia de facultades y funciones de seguridad al distrito porteño, como establece la ley N° 27.606. La Casa Rosada dice que la Ciudad no quiere dialogar y, mientras tanto, sigue “abonando mensualmente" a la administración porteña por el servicio transferido hasta que haya un acuerdo definitivo.

La pulseada entre Alberto y Rodríguez Larreta por los fondos viene desde septiembre del año pasado, en plena cuarentena, cuando una facción de la Policía Bonaerense se acuarteló en el Conurbano y la Quinta de Olivos en reclamo de mejoras salariales, por lo que el Presidente apeló a ese punto y medio de coparticipación que la Ciudad tenía de más -y que, en rigor de verdad, ya se venía negociando entre ambos- para asistir a Axel Kicillof.

Luego, en diciembre, el Congreso refrendó esa redistribución de fondos que la Casa Rosada había hecho por decreto, a la vez que Rodríguez Larreta llevaba el planteo a la Corte. El 1,18% adicional que la Nación reasignó a la provincia de Buenos Aires había sido otorgado a la Ciudad en 2016 por el entonces presidente Mauricio Macri, que apenas empezado su mandato redireccionó esos fondos a la administración porteña en concepto del traspaso de la Policía Federal.

Como si este diferendo no fuera de por sí espinoso, la Corte Suprema tiene que resolver además la disputa por la presencialidad de las clases en la Ciudad. Se espera ese fallo para los próximos días.

Se habló de