icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Provincia: quiénes son los intendentes que pelean voto a voto por permanecer en el poder

Provincia: quiénes son los intendentes que pelean voto a voto por permanecer en el poder
Garro, Jorge Macri y Grindetti, algunos de los líderes de distritos que estuvieron presentes en el acto de cierre de campaña de Vidal (Foto: Télam).

Lo dijo Alberto Fernández durante el cierre de campaña del jueves, cuando pidió a los votantes del peronismo meter en la urna la “boleta completa”. Una advertencia que está justificada en los esfuerzos denodados de los intendentes de Cambiemos para sobrevivir a la “ola azul” que barrió (especialmente) el Conurbano en las PASO. Porque lo que en muchos distritos empezó como una acotada campaña municipal post 11A, mutó rápidamente en pedidos abiertos de corte de boleta.

Renovada (y permanente) presencia en los medios, cambio en la estética proselitista, abandono del decálogo cambiemista, inventiva en el uso de los recursos municipales con fines electorales: los intendentes amarillos del Conurbano (como nuevos “barones”) se lanzaron de lleno al “operativo supervivencia” con las mismas prácticas contra las que hicieron campaña en 2015. La misma política a ambos lados del mostrador. La política como única salida para la política.

En muchos centros urbanos y ciudades del Gran Buenos Aires la batalla será “voto a voto”. Hay casos en los que el Frente de Todos ganó en las primarias como alianza electoral pero perdió en términos individuales ante el intendente de Juntos por el Cambio. En otros, las derrotas del PRO parecerían estar consolidadas.

Pero este domingo se confirmará si esas “micro-campañas” fueron exitosas o si, por el contrario, el mapa de la provincia de Buenos Aires volverá a cambiar.

Los números

A nivel de frentes, Juntos por el Cambio ganó sólo en 4 municipios: San Isidro, Vicente López, San Miguel y Campana. En los dos primeros mandan Gustavo Posse y Jorge Macri, dos experimentados gestores de las capas altas de la zona norte.

Y en San Miguel, el ex intendente Joaquín De la Torre –exponente de la plasticidad justicialista y actual ministro de María Eugenia Vidal- tiene tan aceitado el sistema de corte de boleta que su candidato, Jaime Méndez, ganó por 10 puntos de diferencia frente al kirchnerista Franco La Porta. Un dato que confirma la efectividad del sistema: pese a la victoria municipal de Cambiemos, en ese distrito se impusieron tanto la fórmula de los Fernández como la de Axel Kicillof.

El resto del conurbano fue azul. En algunos municipios en que gobierna Cambiemos ya los intendentes no tendrán chance de reelegir, en función del resultado de las PASO. Son General Rodríguez, Pilar, Morón y Luján. Pero hay otras ciudades donde se presentan matices y finales abiertos:

  • La Plata: el Frente de Todos le ganó a Cambiemos 45% a 35%, pero tuvo una interna con cuatro precandidatos. A nivel individual, el intendente Julio Garro fue el más votado de las PASO, con el 35% contra el 31% de Florencia Saintout, la candidata K. En un arrojo de honestidad brutal proselitista, Garro llegó a pedirle al platense que, si quiere votar por los Fernández, lo haga, pero junto a la boleta amarilla municipal.
  • Mar del Plata: Cambiemos, que tuvo internas, obtuvo el 35%, seguido por el Frente de Todos con el 27%. Pero, en términos individuales, la candidata K Fernanda Raverta consiguió 27 puntos frente a los 20 de Guillermo Montenegro, el postulante del PRO que se impuso en las PASO.
  • Quilmes: si bien el Frente de Todos logró el 51% (con ¡6 precandidatos!) frente al 30% de Juntos por el Cambio, el intendente PRO Martiniano Molina fue el más votado en términos individuales, con el 30,77%. De todos modos, la candidata camporista Mayra Mendoza, que ganó la interna del peronismo, quedó debajo del alcalde por 6.000 votos.
  • Lanús: en la ciudad que gobierna el macrista Néstor Grindetti, el Frente de Todos sacó el 47% contra el 34% de Cambiemos. Pero el intendente, como candidato único, fue el más votado con 34%, frente a un peronismo que compitió con cuatro precandidatos. Edgardo Depetri, el postulante que ganó la interna K, está 30 mil votos debajo de Grindetti. Y hay otro condimento: en Lanús, el cuerpo municipal de Cambiemos sacó 6% más que los niveles presidencial y a gobernador del macrismo.
  • Tres de Febrero: en el distrito donde manda Diego Valenzuela, el Frente de Todos obtuvo el 46% contra el 34% de Cambiemos. Pero, en términos individuales, Valenzuela fue el candidato más votado, con 72.756 votos. El peronismo, con sus cinco listas, consiguió 97.576. Si Juan Debandi, el candidato ganador de las PASO del peronismo (otro exponente de La Cámpora), conservara todos los votos, estaría en condiciones de desplazar a Valenzuela.
  • Bahía Blanca: casi empate. Juntos por el Cambio obtuvo el 39,52% y el Frente de Todos el 37,08%. Compiten el intendente Héctor Gay, de Cambiemos –que va por la reelección-, y el candidato del peronismo Federico Susbielles. No hubo internas en este distrito, así que siempre fue un duelo de dos.
  • Olavarría: el intendente de Cambiemos, Ezequiel Galli, cosechó el 36,35%, seguido de cerca por el peronismo, con el 32,69%, bajo la candidatura de Federico Aguilera. Tampoco hubo internas en estos dos frentes: ambos candidatos irán con un caudal de votos que les pertenece enteramente.
por Nicolás Poggi @PoggiNico
SUBIR

NWS

Ovación

Show