icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Sin el IFE, el Gobierno destinará $63.000 millones para tener un "diciembre en paz" y apuesta a la reactivación de las changas

Sin el IFE, el Gobierno destinará $63.000 millones para tener un
Daniel Arroyo con el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti

Diciembre es un mes clave en la política argentina. Desde la crisis de 2001 en todas las administraciones se pone énfasis en que la cuestión social no se vea desbordada cuando termina el año. Este diciembre no es la excepción y además de ve potenciado por los efectos de la cuarentena y la pandemia.

Escenario: más de un 40% de la población argentina sumergida en la pobreza, una caída de al menos 13 puntos del PBI para el cierre del año, una inflación que no da respiro y con algunos indicadores, muy puntuales, que empiezan a ponerse de color verde. Así, en la administración del presidente Alberto Fernández no quieren dejar focos que puedan generar un desmadre.

Es por eso que solamente en diciembre tienen pensado erogar $63.000 millones entre planes de asistencia social y de trabajo, según explicaron desde el ministerio de Desarrollo Social a cargo de Daniel Arroyo.

La cifra representa, en comparación, 2/3 de lo que se tendría que haber destinado de haber continuado con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Cabe recordar que por motivos fiscales el ministro de Economía, Martín Guzmán, terminó por imponer la finalización de ese programa que tenía una erogación mensual de $90.000 millones.

“El IFE nos sirvió no sólo para evitar que la pobreza sea mayor, sino también que tuvo una función, que no esperábamos, de tener una radiografía muy precisa de la sociedad y lo que se necesita”, expresó una alta fuente oficial.

El plan de contención para diciembre que idearon las autoridades de Desarrollo Social cuenta de cuatro ejes:

  • La carga doble de la Tarjeta Alimentar, que se haría en diciembre (quienes hoy cobran $4.000 percibirán $8.000, y quienes hoy reciben $6.000 recibirán $12.000.
  • La distribución de 1,7 millones de cajas navideñas.
  • El plan Potenciar: Trabajo y Jóvenes
  • Y el refuerzo de la Asignación Universal por Hijo.

“Es lo que podemos hacer dentro de la realidad fiscal que tenemos”, sostuvo Arroyo en dialogo con A24.com. Remarcó que sigue sosteniendo que se tienen que avanzar hacía un ingreso ciudadano universal pero que no es el momento para debatirlo por las consecuencias económicas que dejó la pandemia.

Uno de los puntos centrales que comienzan a ver en el Gobierno es la reactivación de las changas. “La situación social está mucho más descomprimida que meses atrás. Del primero al 15 del mes van muchos menos personas”, le dijo a este medio el Secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete y referente del Movimiento Evita, Fernando “Chino” Navarro.

La expectativa en que en 2021 comience a haber una conversión del asistencialismo en planes de trabajo. “Hay una concepción de toda la clase política, de los movimientos sociales y el empresariado de que no es posible sacar al país de otra forma”, agregó Navarro. Prevén un 2021 igual o más complicado que 2020.

Cerca de Arroyo admiten que la pandemia hizo que se rompiera el histórico 70-30 en relación al porcentaje de los fondos que se destina para asistencialismo y para planes relacionados a la generación de empleo para pasar a un 80-20 en el mejor de los casos.

Radiografía del IFE

La gran mayoría de los que solicitaron el IFE tienen entre 18 y 29 años; es por eso que el plan Potenciar Jóvenes tendrá una centralidad total en 2021. Arroyo explicó que una parte de la población que cobraba el IFE "logró reingresar en el mercado laboral", y detalló que "los que no pudieron son sobretodo jóvenes o quienes hacían changas”.

En cuanto a los requisitos y beneficios de Potenciar expresó que "lo que tienen que hacer es que presentar proyectos productivos, culturales o educativos, el Ministerio los financia con máquinas y herramientas para que puedan ponerlos en marcha y junto con eso les brinda una beca de 8500 pesos por mes”.

A Jóvenes se sumará el Potenciar Trabajar. “Queremos cambiar la lógica de plan social sin prestación. Nosotros nos vamos a hacer cargo de la mitad del salario mínimo ($9.400 por mes) para que quien está dentro del potenciar trabaje cuatro horas por día en el sector privado o público. Si su empleador quiere extenderlo y que trabaje jornada completa, tendrá que completarle el salario”, explicó el ministro.

Sin embargo ese no es el único foco. Los diferentes funcionarios que trabajan codo a codo con las organizaciones sociales empiezan a centralizarse en los micro conflictos que se dan en los más de 4.000 barrios de emergencia en todo el país pero también miran de reojo las movilizaciones que ya anticipan que sucederán de acá a fin de año.

“Se requiere que el Estado esté muy cerca de los márgenes de las institucionalidad. No tenemos que gobernar desde los despachos y desde las resoluciones. Hay que ponerle mucha cercanía, mucha presencia”, explicó Navarro. Quizás un mensaje para una parte del Gobierno.

El próximo foco estará puesto en marzo, mes que en la cartera que comanda Arroyo consideran el más complicado desde lo familiar. “Ahí es cuando entran además de los gastos de las vacaciones todo lo relacionado con la escolaridad”, sostienen. Como consecuencia de esto los diferentes estratos sociales se ven afectados y empiezan a ajustar sus gastos. Aunque para eso, todavía, falta mucho.

por Gonzalo Prado
SUBIR

NWS

Ovación

Show