Negociaciones

Cumbre del G20: Alberto Fernández insistió en la necesidad de cambiar las condiciones para reestructurar la deuda

El presidente consideró que el mundo enfrenta el "riesgo de una crisis generalizada de deudas externas en los países en desarrollo", entre ellos la Argentina, y que hay que pensar en una "nueva arquitectura financiera internacional".
Cumbre del G20: Alberto Fernández insistió en la necesidad de cambiar las condiciones para reestructurar la deuda

El presidente Alberto Fernández planteó este miércoles, ante un foro del G20, que "urge repensar" una "nueva arquitectura financiera internacional" y volvió a postular la "necesidad" de un marco multilateral para la reestructuración de la deuda de los países de renta media ante el "riesgo generalizado de crisis de deudas externas en los países en desarrollo".

Consideró que el "rol y el nuevo dinamismo que la realidad impone sobre los bancos de desarrollo será clave para la reconstrucción de la post pandemia", al hablar en el segmento de alto nivel de la Cumbre de Finanzas en Común 2021, en el marco de las actividades de la presidencia italiana del G20, previo al desarrollo de la Cumbre de Roma de fines de octubre.

En su exposición, Fernández dijo que el debate "se entabla en momentos en que una triple crisis de pandemia, cambio climático y deuda golpea duramente a los países de renta media como Argentina".

Negociaciones de la Argentina con el FMI

Martín Guzmán FMI.jpg
Kristalina Georgieva, directora del FMI, junto a Martín Guzmán, ministro de Economía de la Nación.

Kristalina Georgieva, directora del FMI, junto a Martín Guzmán, ministro de Economía de la Nación.

Desde su asunción, el Presidente encaró una negociación -que aún continúa- con el Fondo Monetario Internacional para el pago de la deuda externa contraída por la gestión de Mauricio Macri, y en reiteradas oportunidades afirmó: "No voy a firmar con el FMI algo que dañe a los argentinos".

En su intervención de esta mañana en el foro mundial, Fernández analizó que "enfrentamos" el "riesgo de una crisis generalizada de deudas externas en los países en desarrollo que se abate sobre el planeta".

"Por eso -planteó-, apoyamos la idea de impulsar un acuerdo multilateral inclusivo y sostenible, capaz de abordar de manera acabada las cuestiones referidas a la reestructuración de las deudas soberanas".

En esa dirección, el primer mandatario analizó que la "prórroga de la Iniciativa de Suspensión de Servicios de Deuda producida por el G20, si bien valiosa, es una medida provisoria que no resulta suficiente".

"No ataca de forma definitiva la impostergable necesidad de alivio y reestructuración de deudas insostenibles. Necesitamos en particular un marco multilateral para la reestructuración de la deuda de los países de renta media, cuya falta supone un verdadero vacío dentro de la gobernanza financiera internacional", advirtió Fernández.

Alberto Fernández pidió tratar su pedido en la Cumbre de Líderes

Alberto Fernández (1) (1).jpg

Alberto Fernández apuntó que "en vísperas de la Cumbre de Líderes del G20 -el 30 y 31 de octubre-, alentamos la ampliación del nuevo Marco Común para el Tratamiento de la Deuda del G20 a países de ingresos medios con vulnerabilidades".

Al respecto, celebró la "ampliación y distribución de los Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario Internacional, iniciativa que abre la puerta para una esperanza. Lo que un año atrás era impensable, hoy es una realidad".

Además, puntualizó que el "nuevo destino de los Derechos Especiales de Giro debe orientarse a nutrir un Gran Pacto de Solidaridad Global que incluya a los países con alta vulnerabilidad climática, socio productiva y financiera".

"Un pacto -describió- con un nuevo espíritu de solidaridad, que permita extender los plazos para atender los pagos de los endeudamientos y la aplicación de menores tasas bajo circunstancias de stress social, sanitario, financiero y ecológico".

Se habló de
s