Conflicto

Denuncia de Bolivia: el Gobierno investiga la salida de 70.000 proyectiles

Sabina Frederic dio detalles de la existencia de notas con pedidos de Gendarmería. Por su cuenta, Agustín Rossi habló de posible "tráfico ilegal de material bélico".
La información fue difundida a la prensa por el canciller de Bolivia

La información fue difundida a la prensa por el canciller de Bolivia, Rogelio Mayta, quien dio un detallado informe sobre el armamento que el Gobierno de Juntos por el Cambio habría proporcionado a Jeanine Añez. (Foto: Télam)

La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, se refirió este sábado al avance de la investigación iniciada tras la denuncia de Bolivia contra el gobierno del expresidente Mauricio Macri por proveer material armamentista para el golpe de Estado establecido en ese país en 2019.

Frederic dio detalles de la existencia de dos notas con pedidos de Gendarmería a la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac) para la salida transitoria de 70.000 municiones “cuyo circuito parece bastante irregular”. La denuncia presentada días atrás hablaba de 40.000 cartuchos.

“La información preliminar indica que la Gendarmería habría sido la única involucrada”, afirmó la funcionaria en declaraciones a CNN Radio, y agregó que la fuerza militar “identificó movimientos internos de tres notas en el mes de noviembre de 2019″, cuando se hicieron los pedidos a la Anmac, la agencia que autoriza la salida transitoria de material antidisturbios.

“La primera data del 11 de noviembre y solicita la salida de pistolas, fusiles, chalecos antibalas, visores nocturnos y 1300 cartuchos antitumultos. Se corresponde con una nota que envía la Policía de Bolivia a la Argentina en enero del 2020, donde certifica de alguna manera la llegada de ese material, que acompañó al Grupo Alacrán”, recalcó la ministra

“Luego, encontramos dos notas más que son del 12 de noviembre de 2019, donde la Gendarmería, por orden del comandante general Otero, solicita la autorización para el envío a Bolivia de 70.000 cartuchos antitumultos, 600 granadas y 100 garrafas de gas pimienta”, aseveró.

De acuerdo a Frederic, el envió de las 70.000 municiones a Bolivia se hizo “con el argumento de que iba a ser usado para la defensa de la Embajada [de la Argentina en La Paz]” y “estaría indicando que Macri apoyó un golpe de Estado”.

La investigación por la denuncia de Bolivia

En rigor, un reciente informe preliminar del ministerio de Seguridad concluyó que el 11 de noviembre la Dirección de Logística de la GNA, "en cumplimiento de lo ordenado por el Director Nacional de la GNA, Gerardo José Otero, solicitó que se autorice el uso del material y equipamiento por parte del Personal de la Agrupación Fuerzas Especiales ALACRAN de la GNA en el territorio de la República de Bolivia (sic) dentro del marco de la seguridad y protección del Señor embajador Argentino, su residencia, las instalaciones Diplomáticas, como así también el personal que se encuentre dentro de la misma”.

El texto, al que tuvo acceso A24.com, afirma que el mismo 11 de noviembre de 2019 la ANMaC bajo la Misión “brindar seguridad y protección al Embajador y el personal de la Embajada argentina en Bolivia”, autorizó por noventa días corridos a la Gendarmería Nacional el envío a Bolivia (sic) de: 10 pistolas semiautomáticas; 2 escopetas de repetición; 5 carabinas automáticas; 2 ametralladoras; 2 fusiles de repetición; 12 chalecos antibalas; 12 cascos balísticos; 2 escudos balísticos; 2 visores nocturnos y 8.820 municiones de distintos calibres, de las cuales 3600 eran calibre 12-70. Y habilitó el traslado de once miembros de la GNA.

El día 12 de noviembre de 2019, se solicitó y autorizó ampliar a 70.000 cartuchos anti-tumultos marca Fabricaciones Militares y 100 spray de gas pimienta. También el 12 de noviembre de 2019 se amplió la autorización para el envío de 661 granadas de mano de gas hostigamiento.

La denuncia de Bolivia y el posible tráfico ilegal de material bélico

Por su cuenta, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, consideró hoy que "si no hay un documento en la Argentina en el que se registre la salida de ese material bélico que dice haber recibido la fuerza aérea boliviana, es tráfico ilegal de material bélico que usan habitualmente las fuerzas de seguridad”.

"Lo que constatamos es que hay un vuelo de un Hércules C-130 en el que se transportaba personal de Gendarmería. Lo que uno conjetura es que puede haber en ese vuelo material bélico", en ese caso, "sería tráfico ilegal de armas" porque "no hay un documento en la Argentina en el que se registre la salida de ese material bélico que dice haber recibido la Fuerza Aérea boliviana en una nota enviada a la embajada argentina en Bolivia”, aseguró Rossi en declaraciones a radio FM Futurock.

Este viernes, el Gobierno de Bolivia denunció que la administración de Mauricio Macri proveyó material armamentista al régimen de Jeanine Áñez para reprimir las protestas sociales que tuvieron su punto máximo en las llamadas "masacres de Sacaba y Senkata".

s