Casa Rosada

Diferencias en el Gobierno por el Salario Básico Universal que reclama el kirchnerismo para los desocupados

Un sector del Gobierno planteó que "el salario básico universal merece ser discutido". Desde otro salieron a rechazarlo: "La prioridad es la inversión productiva". Las grietas que se profundizan en el albertismo.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Crece el debate en el Gobierno sobre el Salario Básico Universal que reclaman movimientos sociales kirchneristas. Foto: Archivo

Crece el debate en el Gobierno sobre el Salario Básico Universal que reclaman movimientos sociales kirchneristas. Foto: Archivo

El tema fue debatido en la última reunión de gabinete de encabezada por Juan Manzur el miércoles en la Casa Rosada, según lo confirmó en conferencia de prensa el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta: "El salario básico universal merece ser discutido, va a ser parte del debate en los próximos días", dijo.

Sin embargo, un funcionario allegado al presidente Alberto Fernández lo desmintió: "Priorizamos la inversión productiva y el Salario Básico Universal va en otra dirección".

En Casa Rosada sostuvieron que una medida así "sólo es viable en el marco de la emergencia". Hoy la prioridad es cumplir el acuerdo con el FMI que exige reducir el déficit fiscal para este año al 2,5% del PBI.

Cambio de roles

El ministro de Desarrollo Social, que en los últimas semanas se mostró cercano a las posiciones de la vicepresidenta, dijo que "en el marco de la llegada directa de los planes sociales a cada beneficiario, marca que el salario básico universal o como se llame, merece ser discutido".

juan zabaleta.jpg

"El gobierno siempre está en una mesa para poder discutir políticas que vinculen a los argentinos al empleo formal. Seguramente va a ser parte del debate en los próximos días", insistió Zabaleta.

Zabaleta apuntó contra las organizaciones piqueteras que cobran 2% a los beneficiarios de planes sociales, como admitieron dirigentes de Unidad Piquetera que están siendo investigados por la justicia a partir de la denuncia de unos 7000 beneficiarios del programa Potenciar Trabajo. Dijo que desde el Gobierno van "a ser implacables frente a cada denuncia que realice cada beneficiario".

A la vez, hizo un guiño a los gobernadores e intendentes para sumarlos a la administración de los planes Potenciar Trabajo, otra de las medidas que había reclamado Cristina Kirchner, y desató otra dura interna con los movimientos sociales que respaldan a Alberto Fernández.

"Vamos a seguir auditando las unidades de gestión y la entrega de alimentos porque queremos que estos programas lleguen a cada argentino que lo necesite. Esto lo vamos a hacer con más presencia de los estados municipales, con más presencia de los estados provinciales, lo vamos a seguir haciendo en trabajo con las organizaciones sociales que llegaron a los barrios antes que el Estado", agregó el ministro de Desarrollo Social.

La pelea que se viene en el Congreso por los planes sociales

Ministros DAniel SCioli, Juan Zabaleta y Julián Domínguez analizaron con gremios de la CGT sobre proyectos para pasar planes sociales a trabajos formales.jpeg

El Gobierno no decidió aún si asistirá al Congreso a dar explicaciones reclamadas por la oposición de Juntos, que esta semana presentó un proyecto de resolución citando a los ministros Juan Manzur, Zabaleta y Claudio Moroni, de Trabajo.

Lejos de hablar de Salario Universal, Zabaleta se reunió el miércoles a la tarde con los ministros de Desarrollo Productivo, Daniel Scioli y de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, Julián Domínguez, con representantes sindicales con quienes repasaron las políticas públicas para reemplazar los planes sociales por empleos genuinos.

Desde algunos sectores reclaman que los planes Potenciar Trabajo pasen a la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo.

En el encuentro participaron el secretario general del Sindicato de Empleados de la Industria del Vidrio y Afines de la República Argentina (SEIVARA), Cristian Jerónimo; el secretario general adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano; el secretario general adjunto del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), Mario Manrique; y el senador provincial y secretario general del Sindicato de Canillitas, Omar Plaini.

“Mi obsesión es la formación de recursos humanos para el perfil productivo de cada lugar del país y brindarle respuesta a los requerimientos de mano de obra para cada sector del entramado productivo nacional”, afirmó Scioli tras el encuentro ratificando la postura de Alberto Fernández y de Guzmán, de no dar más planes sociales.

Sin ruidos en el Gabinete, Guzmán ratificó el plan económico

WhatsApp Image 2022-06-29 at 6.40.08 PM.jpeg
El Gobierno cancelará la deuda con la provincia de Santa Fe

El Gobierno cancelará la deuda con la provincia de Santa Fe

Durante la jornada del jueves, Guzmán estuvo abocado a resolver temas de la deuda con el Club de París. Viajará el 13 de julio para renegociar los pagos acordados en su momento por Axel Kicillof. Por la tarde el ministro de Economía descartó los rumores de renuncia en medio de las presiones y críticas del kirchnerismo y de la inestabilidad cambiaria.

Desde el ministerio de Economía difundieron los números que después mostró Guzmán en conferencia de prensa en la Casa Rosada luego de pasar el examen del fatídico supermartes en que el dólar blue se disparó a $239 y el riesgo país superó los 2450 puntos.

Los datos confirmados por Guzmán:

  • Se acumularon reservas por 560 millones de dólares. El BCRA tuvo una compra récord de dólares.
  • El mes de junio pasa a tener un resultado positivo de US$ 400 millones.
  • Desde que se pusieron en marcha las medidas anunciadas el lunes por el BCRA, se llevan acumulados US$ 960 millones en tres jornadas.
  • Se frenó la suba especulativa de los últimos dos días en la brecha cambiaria.
  • Hubo una suba generalizada de los bonos argentinos, tanto en pesos como en dólares.

Sin embargo, desde Economía evitan hablar por ahora de la posibilidad de financiar con 2% del PBI el pago del Salario Básico Universal, algo que afectaría directamente la reducción del déficit fiscal acordado con el FMI para este año.

s