Peronismo vs. peronismo

El Frente de Todos reúne a sus tribus para homenajear a Néstor Kirchner y busca alejar los fantasmas de la interna

Alberto Fernández será el único orador en el acto en conmemoración de Néstor Kirchner. Las discordias por la deuda. ¿Qué hará Cristina Kirchner?
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
Alberto Fernández

Alberto Fernández, cabeza de un homenaje a Néstor Kirchner. (Foto: archivo)

Con Alberto Fernández a la cabeza, el Frente de Todos buscará mostrar unidad este miércoles en un homenaje a Néstor Kirchner concebido para dar un fuerte mensaje de revisión de las condiciones de pago de la deuda. Un encuentro en el que la coalición de gobierno buscará también despejar los fantasmas de la división interna que arreciaron en la Plaza de Mayo del 17 de octubre.

Se trata de un acto convocado para las 17 en Club Deportivo Morón, donde el Presidente será el único orador. La consigna es toda una declaración de principios: “Primero se cree, después se paga”.

Con ese slogan, el kirchnerismo duro -asentado en La Cámpora y otras organizaciones afines- busca presionar en el frente interno para que el Gobierno no haga concesiones al FMI en la negociación.

https://twitter.com/wadodecorrido/status/1452757365502119936

La asistencia de Alberto parece dar cuenta de cierto consenso en el Frente de Todos en torno al pago de la deuda, una postura que también quedó reflejada en las últimas declaraciones del ministro de Economía, Martín Guzmán, que tiene a su cargo la negociación con el organismo internacional.

El calendario resultó inmejorable para el kirchnerismo: la actividad está convocada por el 11° aniversario de la muerte de Kirchner, el 27 de octubre de 2010, y también servirá para conmemorar los dos años de la victoria electoral de la fórmula Fernández-Fernández, cuando nadie podía imaginar un mundo que se codeara con la distópica pandemia.

Se presume que Alberto, que fue operador de Kirchner desde el Grupo Calafate y jefe de Gabinete del matrimonio presidencial (2003-2008), hará una fuerte reivindicación de la gestión del santacruceño y del pago al FMI que el entonces mandatario liquidó en 2006, después de que la economía argentina se estabilizara a fuerza de superávits y boom de la soja. Primero se crece, después se paga.

Guzman en IDEA.jpeg
Guzman criticó a los dirigentes de Juntos por el Cambio que son

Guzman criticó a los dirigentes de Juntos por el Cambio que son "anti Argentina" (Foto: Télam).

El acto también tendrá réplicas en distintos puntos del país, donde el kirchnerismo se congregará en plazas y parques para conmemorar la figura de Kirchner bajo la consigna “Imitemos el Ejemplo”, un parche que el propio Máximo Kirchner viene batiendo en sus distintas incursiones de campaña en el conurbano bonaerense.

Desde el acto en Plaza de Mayo donde Hebe de Bonafini y un puñado de dirigentes sociales pidieron “no pagar la deuda” quedó más que claro que el tema es una divisoria de aguas en el kirchnerismo: está el ala “moderada”, donde se mueven Guzmán y el albertismo, y la línea "rupturista" que exige no ceder a las condiciones del FMI, sobre todo porque se trata de un compromiso leonino heredado del gobierno de Mauricio Macri.

A Hebe de Bonafini se sumaron en esa oportunidad Amado Boudou, los sindicalistas Roberto Baradel (Suteba) y Daniel Catalano (ATE) y el intendente de Ensenada, Mario Secco, del Frente Grande, entre otros voceros. Una seguidilla de discursos que empañó la convocatoria y generó interrogantes para el acto de Morón de este miércoles.

¿Alineados contra el FMI?

Maximo Kirchner (1).jpg
Máximo Kirchner, jefe de La Cámpora. (Foto: archivo)

Máximo Kirchner, jefe de La Cámpora. (Foto: archivo)

El fin de semana, durante una charla en el CCK, Guzmán había planteado que la deuda por US$ 45.000 es el "principal problema" que recibió la administración del Frente de Todos y que, por lo tanto, "acabar con la dependencia" de ese organismo es un "acto de soberanía". Hay un Guzmán más aguerrido en ese aspecto.

Desde el bando kirchnerista, Máximo viene siendo el portavoz principal del llamado de atención para no ceder a los designios del FMI. El fin de semana, durante un acto en Lanús, advirtió que "el sacrificio que se le pide a la gente tiene que ser conducente como aquella cancelación que hizo Néstor y que le permitió al país poder diseñar las políticas públicas que tuvieron que ver con la realidad de la gente".

El jefe de La Cámpora también alertó que "lo que está en juego" en las elecciones legislativas del 14 de noviembre es "lo que votó la gente en 2019", cuando la sociedad "no eligió el plan del FMI" sino que se expresó, dijo, "en contra de lo que estaba haciendo Macri en el país".

De todo eso hablará Alberto en Morón y será escuchado todas las tribus del Frente de Todos: el kirchnerismo, el Frente Renovador de Sergio Massa, los gremios y los movimientos sociales aliados, que en las últimas horas confirmaron su participación en el acto.

“Recordar a Kirchner también es aprender a manejarse con firmeza frente al FMI para quitarse de encima sus condicionamientos y cuidar así el bolsillo y la mesa de los argentinos. Porque cómo él nos inculcó, no pasarán a la historia los tibios sino aquellos que se la jueguen”, advirtió, sin sutilezas, la organización Somos Barrios de Pie, que junto al Movimiento Evita es la encargada de "cuidar” la calle en un momento álgido.

Nuevas marchas

malvinas-congreso-proyecto-soberania-candidatos.jpg
El Congreso, centro de los debates. (Foto: Télam).

El Congreso, centro de los debates. (Foto: Télam).

Más allá estas muestras de unidad, la CTA Autónoma que conduce Ricardo Peidró se movilizará el jueves al Congreso para decirle “No al FMI”. Como para que el Gobierno no desatienda a las organizaciones que no están dentro de su círculo.

La convocatoria a la “Jornada Nacional de Lucha” es “contra la postura extorsiva” del organismo. También se reclamará el “juzgamiento de los culpables del endeudamiento indiscriminado, que tiene a Macri como principal responsable”, y que “se solicite ante la ONU un repudio al propio organismo monetario por su política extorsiva a nivel global”.

La columna, que partirá a las 14 desde Avenida de Mayo y 9 de Julio, pedirá también que el proyecto del Presupuesto 2022 “privilegie las necesidades del pueblo, con soberanía, trabajo, producción y justicia”.

s