Político

El Gobernador de Salta criticó a Milei por quitar el capítulo tabacalero de la Ley Bases, y ceder ante el "Señor Tabaco"

Gustavo Sáenz criticó la decisión del Ejecutivo de eliminar la modificación de Impuestos Internos al Tabaco que estaba prevista en el Capítulo Fiscal del la Ley ómnibus, y lo calificó como “una vergüenza”.

El Gobernador de Salta criticó a Milei por quitar el capítulo tabacalero de la Ley Bases

El Gobernador de Salta criticó a Milei por quitar el capítulo tabacalero de la Ley Bases, y ceder ante el "Señor Tabaco"

Con algunas modificaciones clave que podrían facilitar su aprobación tanto en general como en particular, el Ejecutivo envió al Congreso un nuevo proyecto de Ley Bases, y el Presidente recibió fuertes críticas por parte del gobernador de Salta, Gustavo Sáenz.

La crítica se debe a el que en el nuevo proyecto se eliminó la modificación de Impuestos Internos al Tabaco prevista en el Capítulo Fiscal, y Sáenz cuestionó que “un grupo de diputados que desconoce el interior argentino y sus economías regionales, junto a otro que se arroga espuriamente la representación del Sector Tabacalero le torcieron el brazo del Gobierno que dice combatir la ‘casta’”.

“Me enteré por los medios de que habían sacado del capítulo fiscal la modificación de impuestos al tabaco, y recibimos el proyecto sin este capítulo. Y la verdad que estoy desconcertado, desorientado, desilusionado, un poco de todo”, afirmó Sáenz este miércoles.

Las declaraciones del dirigente salteño fueron durante una entrevista con el periodista Marcelo Longobardi en Radio Rivadavia, y sin nombrarlo, Sáenz se refirió a Pablo Otero, dueño de Tabacalera Sarandí, que paga menos que sus competidores ya que tiene en la Justicia un amparo contra el impuesto mínimo al cigarrillo.

En la entrevista, el mandatario describió que la empresa favorecida “se autopercibe como Pyme pero factura más de 800 millones de dólares; se dice nacional pero no compra un solo kilo de tabaco argentino porque todo lo importa desde Brasil, y desde 2018 no paga los impuestos, por artilugios legales o por lo que sea, y le debe al fisco más de 2000 millones de dólares”.

Asimismo, dijo que quienes redactaron la ley “no han visto en su vida una plantación de tabaco, la cantidad de puesto de trabajo que genera y la cantidad de gente que vive del tabaco y de las plantaciones”. Por eso, le pidió al presidente Javier Milei que introduzca el artículo en el proyecto para que esos legisladores “queden evidenciados en el Congreso”.

señor tabaco.jpg

“Si acá estamos hablando de que algunos diputados presionan para que se saquen algunos artículos de la ley que de es de un privilegio vergonzoso hacia una persona o una empresa, nos pone a todos en una situación de indefensión total. Hay una persona que ha evadido al fisco más de 2000 millones de dólares, que ha perjudicado enormemente a aquellos que trabajan y apuestan a la Argentina, y nadie dice nada”, añadió Sáenz.

“Es una vergüenza total. Hay muchísimas cosas de la ley que son muy buenas y hay que acompañarlas, lo vengo diciendo desde el primer momento, son las herramientas que necesita el Ejecutivo, soy uno de los dialoguistas, de los que dicen que hay que acompañar y ayudar. Pero la verdad que la esperanza empieza a perderse con este tipo de cosas, con decisiones en las que no hemos tenido nada que ver aquellos que tenemos intereses creados en este tema y que venimos peleando hace mucho tiempo para que esta empresa pague lo que tiene que pagar, como pagan todos los productores que apuestan al tabaco”, siguió.

Al conocerse el envío del nuevo proyecto de Ley Bases, Sáenz se había expresado en su cuenta de X contra el “Señor Tabaco”. “Señor presidente, las provincias del Norte, y todos los ciudadanos del resto del país, le pedimos que no claudique ante las presiones e intereses que Usted mismo ha atacado en público. No se deje ganar por el Señor Tabaco”, escribió el mandatario.

“No vamos a quedar presos de peleas entre lobbys, internacionales o locales, que entorpezcan el tratamiento de la ley que necesitamos todos los argentinos. Después vamos a evaluar qué es lo mejor para el país, para Massalin, para Sarandí, para sus voceros. No nos metemos con este debate que le hace mal a los argentinos. Se va a presentar más adelante una ley donde se termine con estos lobbys que no le hacen bien a nadie”, cerró el salteño.