Pandemia

El Gobierno ratifica las aperturas del lunes, pero advierte sobre "pocos controles en algunas provincias"

Cafiero descartó cambios en el DNU que rige hasta el 11 de junio. El lunes volverán actividades. Nuevo contrapunto con Larreta.
por Stella Gárnica |
Controles vehiculares.

Controles vehiculares.

El Gobierno nacional mantendrá en vigencia el DNU 237 vigente desde el pasado 16 de abril con dos etapas de restricciones: la Fase 1 que rige para zonas de alto riesgo y alarma sanitaria hasta este lunes 31 de mayo, y la segunda etapa desde el 1 al 11 de junio que permitirá el regreso a la actividad económica de los sectores autorizados pero manteniendo la suspensión de las clases presenciales en las zonas de alto riesgo o "alarma sanitaria" como el AMBA.

Así lo confirmó este jueves el jefe de Gabinete Santiago Cafiero en declaraciones radiales, aunque en el gabinete nacional apuntaron contra los gobiernos provinciales como CABA, Mendoza, Córdoba, Neuquén y Santa Fe, donde se registraron en las últimas horas un nuevo crecimiento de contagios "por la alta contagiosidad y el no cumplimiento de las medidas de cuidado".

Desde la Casa Rosada apuntaron que CABA, Santa Fe, Córdoba, Mendoza y Neuquén fueron las provincias que menos restringieron y controlaron las medidas de confinamiento decretadas la semana pasada.

Según el último Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) del Gobierno nacional, a partir del próximo lunes 31 y hasta el 11 de junio se vuelve a las restricciones establecidas anteriormente a estos nueve días de aislamiento estricto, que se repetirá el fin de semana del 5 y 6 de junio.

En ese marco, las zonas del país que continúen en "alarma epidemiológica", como el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA), deben sostener el esquema de clases virtuales, sin presencialidad.

Advertencia y nuevo contrapunto por las clases con Larreta

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, advirtió este jueves que si la ciudad de Buenos Aires decide retornar las clases presenciales en el distrito a partir del próximo lunes, cuando concluyan los nueve días de aislamiento estricto, sería "una enorme irresponsabilidad política" por parte del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, debido al actual nivel de contagios que ubica a CABA en zona de "alarma sanitaria".

Cualquier decisión que se divorcie de los datos epidemiológicos es una irresponsabilidad y está cerca de la especulación electoral”, dijo Trotta en declaraciones formuladas a FM La Patriada, y le sugirió a Rodríguez Larreta “escuchar más a (su ministro de Salud, Fernán) Quirós y no tanto a los encuestadores”.

En ese marco, consideró que “es incomprensible” que la ciudad analice una vuelta a la presencialidad en el distrito, que aún se mantiene entre las zonas del país en "alarma sanitaria y epidemiológica" por la cantidad de casos de coronavirus.

Fuentes del Gobierno nacional aclararon a A24.com que esperarán analizar los datos epidemiológicos de los próximos días para tomar una determinación definitiva, aunque admitieron que "los datos de ayer no han sido positivos”

Trotta fue más duro y remarcó: “Es incomprensible que Larreta plantee que el lunes se vuelve a la presencialidad ¿Qué tiene, una bola de cristal?".

El ministro de Educación nacional señaló que desde el Gobierno porteño "estarían incumpliendo el marco normativo y estaríamos nuevamente frente a la especulación y aplicación selectiva de las normas", en caso de que vuelvan las clases presenciales en la Ciudad.

Balance de los operativos

Cafiero afirmó este jueves que "la mayoría de la gente acató el cumplimiento de las medidas". Recordó que la semana que viene sólo se flexibilizan las restricciones para actividades laborales: mantiene la limitación de la circulación nocturna, la prohibición de las reuniones sociales y el listado de esenciales que puede viajar en transporte público.

Al hacer un balance de los controles policiales implementados por las fuerzas federales y la aglomeración en accesos a CABA, el secretario de Articulación Interior del Ministerio de Seguridad, Gabriel Fucks, señaló que el miércoles "la circulación en la ciudad de Buenos Aires fue del 50% y hoy está por debajo".

El funcionario defendió las medidas criticadas por vastos sectores que se resistieron a acatar las restricciones a circular: "Nosotros sabemos que la cosa es palo porque bogas, palo porque no bogas pero estamos conformes con el trabajo que se ha hecho estos días. Era necesario este impacto de cortar la circulación lo máximo posible, sobre todo en estos 3 días. El lunes sí volveremos a lo que estábamos transitando las semanas anteriores con los controles nocturnos", confirmó.