El peronismo “federal” no pudo llevar a los gobernadores, pero consiguió al massismo | A24
PeronismoUnificado

El peronismo “federal” no pudo llevar a los gobernadores, pero consiguió al massismo

Qué pasó. El peronismo autodenominado “federal” (no K), comandado por el senador Miguel Pichetto, hizo su lanzamiento en Gualeguaychú y, si bien no pudo contar con la presencia de gobernadores, se garantizó la asistencia del massismo, que envió como representantes a Graciela Camaño, José De Mendiguren y Marco Lavagna. ¿Gestos hacia una reunificación? El único excluido parece ser, por ahora, el kirchnerismo.

Cuál fue el problema de la convocatoria. Muchos dicen que, después de la “misa K” en San Luis, el encuentro motorizado por Pichetto fue interpretado como una “contra cumbre”, lo que generó una retracción de los gobernadores, que todavía no definen su posición. Además, el presidente Mauricio Macri los convocó para más temprano, en Chaco, al relanzamiento del Plan Belgrano. Allí fueron Gildo Insfrán (Formosa), Domingo Peppo (Chaco) y Hugo Passalacqua (Misiones), además del oficialista Gustavo Valdés (Corrientes).

Por qué fue una reunión “sin quórum”. A la recorrida de Gualeguaychú, donde además se elaboró un documento, ni siquiera fue el gobernador anfitrión, Gustavo Bordet, que alegó “problemas meteorológicos”, protestaron por lo bajo fuentes del peronismo a A24.com. Sí se acercaron, por el Bloque Justicialista, Diego Bossio y Pablo Kosiner (delegado del gobernador salteño Juan Manuel Urtubey), además de los ex candidatos randazzistas Florencia Casamiquela y Oscar Romero. La sorpresa la dio Miguel Peirano, ex ministro de Economía del kirchnerismo.

"El concepto de la unidad del peronismo no es algo que hoy nos atraiga o seduzca”, dijo Pichetto

Qué significa la propuesta del peronismo “respetable”. "Representamos a una fuerza constructiva y democrática, del centro nacional, que pueda convocar a otros sectores con el objetivo de consolidar un capitalismo moderno”, dice el documento elaborado por los presentes. La idea es prolongar estos acuerdos en el Congreso con los bloques del Frente Renovador y Argentina Federal.

Por qué no quieren al kirchnerismo. El texto, denominado "Encuentro para una mejor Argentina", dice que al peronismo dialoguista "no” lo “convence el planteo de unidad como un simple amontonamiento de dirigentes sin un proyecto común. No vamos a justificar el pasado. Privilegiamos nuestra identidad y la construcción de una propuesta”, aclaran.

Quiénes fueron de los senadores. Estuvieron Pedro Guastavino (Entre Ríos), Carlos Caserio (Córdoba), Camau Espínola (Corrientes), Julio César Catalán Magni y José Anatolio Ojeda (Tierra del Fuego) y Guillermo Snopek (Jujuy), entre otros, además del diputado Martín Llaryora, que fue a llevar el aval -quizás- del gobernador cordobés Juan Schiaretti. Aunque ellos todavía no quieran mostrarse.