La nueva etapa del Gobierno

El plan de Alberto Fernández para unir al Frente de Todos, dividir a Juntos por el Cambio y lograr un acuerdo con el FMI

La vicepresidenta apoya las negociaciones de Martín Guzmán, aunque faltan definiciones de la "letra chica". ¿Cómo imagina el Presidente la relación con la oposición?
Mariano Obarrio
por Mariano Obarrio |
El Presidente cierra filas con los gobernadores para unir al Frente de Todos y envía señales a Cristina Kirchner 

El Presidente cierra filas con los gobernadores para unir al Frente de Todos y envía señales a Cristina Kirchner 

Unir a los propios y dividir a los adversarios. Luego de asumir hacia adentro que perdió las elecciones, el presidente Alberto Fernández, comenzó a construir el relato de que “perdimos ganando” para unir al Frente de Todos, por instinto de supervivencia, e intentar dividir a Juntos por el Cambio: demonizará al ex presidente Mauricio Macri y le enviará señales al jefe del gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para llegar a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), que hoy es la única prioridad.

Según pudo saber A24.com de fuentes oficiales de la Casa Rosada, el Presidente observó fisuras en el frente opositor después de las elecciones del domingo. Buscará aprovecharlas y excluir del futuro diálogo con la oposición a Macri y a la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, los duros.

Procurará aprovechar las necesidades de gobernabilidad de Rodríguez Larreta en la Ciudad y su ambición de ser candidato presidencial con miras a 2023. Presume que al alcalde porteño le interesará el acuerdo de facilidades extendidas con el Fondo que abarcaría los futuros diez años en los que él podría ser Presidente.

Reunión Alberto Fernández y Rodríguez Larreta.jpeg
Alberto y Rodríguez Larreta, en Olivos. (Foto: Presidencia)

Alberto y Rodríguez Larreta, en Olivos. (Foto: Presidencia)

Cerca de Rodríguez Larreta aseguraron a A24.com que éste no se prestará a la división que plantea el Presidente. “No les crean nada, quieren dividir a Juntos por el Cambio y Horacio está convencido de la unidad", señaló una fuente porteña.

Aprovechar las fisuras entre Macri y Rodríguez Larreta

El Presidente quiere aprovechar las fisuras entre Macri y Rodríguez Larreta. Hubo pases de facturas públicos y privados en Juntos por el Cambio. Bullrich dijo anteayer que el resultado de las elecciones del domingo en la Ciudad la había decepcionado y que a nivel nacional había sido un éxito. Juntos por el Cambio ganó cinco senadores y le quitó el quórum a la vicepresidenta Cristina Kirchner en el Senado.

No fue inocente. La estrategia porteña y bonaerense fue diseñada por su adversario Rodríguez Larreta –el enroque de distritos de María Eugenia Vidal como candidata en la Ciudad y Diego Santilli en la provincia- y la campaña nacional la encabezó Bullrich como presidenta del PRO. Se comienza a dirimir la competencia presidencial de 2023.

“Lo que sucedió es que pudo haber existido una expectativa mayor en la Ciudad de Buenos Aires, pero el festejo fue total y absoluto porque ganamos en la provincia de Buenos Aires, obtuvimos los cinco senadores que pretendíamos, casi ganamos en Tucumán, San Juan y Salta y hemos hecho una elección impresionante”, dijo Bullrich.

Rodríguez Larreta no contestó el desafío de la ex ministra de Seguridad de Mauricio Macri. También en Juntos por el Cambio hay desilusión con los resultados en la provincia de Buenos Aires: el frente opositor perdió el control del Senado bonaerense.

vidal.jpg

Rodríguez Larreta mantendrá la unidad

Con ese escenario llegó Alberto Fernández al acto del Día de la Militancia el miércoles último. En su discurso excluyó del futuro diálogo a Macri y al liberal Javier Milei, con quienes polarizará para seducir sectores moderados en 2023. “El ataque a Macri es un mensaje a Rodriguez Larreta que necesita futura gobernabilidad y necesita el acuerdo con el Fondo”, dijo un funcionario nacional.

Pero el jefe de Gobierno porteño consultará todo con la mesa nacional de Juntos y pedirá remitir los acuerdos al Congreso. “Fernández le habla a la militancia y al Frente de Todos. Su convocatoria no existe por ahora, no hay nada concreto ni tampoco se sabe para qué es. Los acuerdos deberían darse en el Congreso”, dicen en el entorno del jefe de gobierno porteño.

Todos unidos acordaremos con el Fondo

La contrapartida de esa jugada del Presidente es su intención de unificar al Frente de Todos, con la vicepresidenta Cristina Kirchner incluida. En el mismo acto del Día de la Militancia había sido convocado por la CGT y los Movimientos Sociales, pero hubo una adhesión tácita –en reuniones previas reservadas- de los gobernadores e intendentes del PJ.

alberto insfran.jpeg

Serán parte de esa alianza. El Presidente analizó ayer en la Casa Rosada con el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, el avance de obras en Formosa. Participó el jefe de Gabinete, Juan Manzur, jefe político de Tucumán. Los gobernadores se alinearon con Alberto Fernández para contenerlo para que deje un escenario aceptable en 2023.

También La Cámpora se sumó a último momento al acto de la Plaza de Mayo. Llegó tarde, cuando el Presidente había terminado su discurso, y se quedó bien lejos del escenario central. La agrupación de Máximo Kirchner, que responde a la vicepresidenta, está, pero a la distancia.

“Hay un consenso de refundación de la gestión de Alberto. Más allá de que perdimos, y lo sabemos, el Gobierno se plantó y busca no quedar como un gobierno débil y construir un relato”, señaló un alto funcionario. “Al menos, comenzó otra oportunidad al remontar la provincia, dar vuelta Chaco y Tierra del Fuego, y no perder la primera minoría en Diputados”, señalan en el entorno presidencial. “La prioridad del Presidente es el acuerdo con el Fondo y eso regirá la relación con la oposición”, señaló otra fuente.

PASO: el anuncio que revela que sabe que perdió las elecciones

La más importante señal de Alberto Fernández a sus aliados gobernadores, intendentes, CGT y Movimientos Sociales fue el anuncio de que el Frente de Todos dirimirá las candidaturas de 2023 en una gran PASO peronista. Otro mensaje a La Cámpora y a Cristina Fernández de Kirchner.

Tal como adelantó A24.com hace tres semanas, el peronismo –Sergio Berni entre otros- le recrimina a Máximo Kirchner no haber permitido competencia interna en las PASO. Eso hubiera ampliado el arco de votantes para el oficialismo, suponen.

Ese error no se volverá a cometer, dijo el Presidente. Buscó así afianzar su relación con los gobernadores: algunos como Manzur, Juan Schiaretti y Sergio Uñac buscarán competir como precandidatos presidenciales en 2023. Pero al mismo tiempo, al anunciar competencia en las PASO en medio de la "celebración" de la supuesta “derrota triunfal” estaba reconociendo una derrota dolorosa. De lo contrario, no rectificaría el error.

¿Si realmente se sintiera triunfante, estaría emulando la estrategia de PASO de Juntos por el Cambio?

Alberto Fernández Plaza de Mayo

Cristina banca el acuerdo con el FMI y a Guzmán, pero falta la letra chica

En medio de esas discusiones bizantinas, el Presidente obtuvo la promesa de su vicepresidenta de respaldar las negociaciones con el FMI y al ministro de Economía, Martín Guzmán para renegociar la deuda de 44.000 millones de dólares a diez años y una rebaja sustancial de las tasas.

Incluso Cristina Fernández de Kirchner, pasado el tiempo electoral, aceptará algunos ajustes para reducir el déficit fiscal, que exige el Fondo. Nadie en el Gobierno sabe hasta dónde. “En general banca el acuerdo, como todos. En lo particular habrá que esperar la letra chica”, dijo un funcionario a A24.com que está muy cerca del Presidente.

Tal como adelantó A24.com la semana anterior, funcionó el pacto entre Alberto y Cristina para que la derrota sea maquillada y no hubiera una semana de caos y pases de facturas como luego de las PASO del 12 de septiembre último. La vicepresidenta hizo silencio aun habiendo perdido el quórum propio en el Senado.

La vicepresidenta -más allá del reacomodamiento del peronismo, los gobernadores y la CGT- no romperá el Frente de Todos porque es el instrumento que le puede garantizar que no se agrave su situación judicial en estos años. La Corte Suprema tiene por ahora paralizados todos los recursos de queja que ella interpuso para revertir procesamientos en su contra.

Cronograma de un acuerdo difícil con la oposición

Guzmán enviará al Congreso el proyecto de ley del plan plurianual a principios de diciembre para negociar con el Fondo. Eso y el Presupuesto 2022 marcarán el intento de diálogo con la oposición. Serán metas a tres o cinco años –no está definido- sobre exigencias del Fondo. “Se tratará de la convergencia en busca de la sustentabilidad: metas fiscales (subsidios y tarifas), monetarias, cambiarias (devaluación progresiva), inflacionarias y financieras”, dijo una fuente oficial.

Martín Guzmán Cristina Kirchner.jpg

Se buscará que el mayor ajuste del déficit se genere por aumento virtuoso de recursos para alcanzar el superávit fiscal, más que a través de poda de gasto. El Congreso deberá refrendar el acuerdo mediante una ley. El Presidente deberá hacer algo más que dividir a la oposición para lograr su objetivo.

Se habló de
s