Peronismo vs. peronismo

La CGT debuta con una marcha contra la inflación, sin definirse a favor ni en contra del Gobierno

La principal convocatoria es contra la inflación. Se sumaron los piqueteros oficialistas. El factor Massa y las críticas desde el Polo Obrero.
Nicolás Poggi
por Nicolás Poggi |
La CGT

La CGT, siempre cerca de Alberto. (Foto: archivo)

Lo que en un momento había sido concebido como una medida propia de la central obrera -que fue ganando tiempo hasta que no le quedó otra alternativa que hacer la convocatoria-, con el tiempo fue mutando en algo más “grande” a lo que se sumaron la CTA y los movimientos sociales oficialistas. Eso ya condiciona el tono de la movilización.

Incluso hubo versiones de que hasta sectores de La Cámpora podrían sumarse, haciendo uso del factor sorpresa que caracteriza a la agrupación de Máximo Kirchner. Pero nadie quiso confirmarlo.

La-Campora.jpeg
La Cámpora, la duda de la jornada. (Foto: Telam)

La Cámpora, la duda de la jornada. (Foto: Telam)

Teniendo en cuenta el secretismo con el que se maneja esa organización, y la buena relación que Máximo mantiene con el nuevo jefe de la UOM, Abel Furlán, nada podría descartarse. En todo caso la participación de la agrupación kirchnerista podría ser una de las sorpresas de la jornada.

En lo formal, la CGT, la CTA de Hugo Yasky y otras expresiones sindicales como la Corriente Nacional marcharán a las 15 desde el Obelisco hasta la Plaza de los Dos Congresos para exigir soluciones contra la inflación y repudiar la especulación en los precios. Y para que no queden dudas, el documento que se leerá, y que ya fue difundido este martes, se titula “Primero la patria”.

El documento de la CGT

Consejo Directivo de la CGT con Héctor Daer y pablo moyano a la cabeza..jpeg
Daer, Moyano y Acuña, al frente de la

Daer, Moyano y Acuña, al frente de la "mesa chica" de la CGT. (Foto: archivo)

El texto fue firmado en la tarde de este martes por los tres secretarios generales del triunvirato, Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano. En ese documento, que fue publicado antes de la manifestación para evitar especulaciones, la CGT reclamó a todos los sectores políticos un “nuevo contrato social, acuerdos, consensos y mitigar la injusticia".

“La inflación alcanzó niveles intolerables que pulverizan el poder de compra de los trabajadores, y mucha de la responsabilidad depende de sectores que se apropiaron de ganancias en tiempo de pérdidas para los trabajadores", advirtieron desde la central.

Antes, desde sus redes, Daer había sentado postura. "En este proceso inflacionario hay responsabilidades compartidas. La CGT no quiere la devaluación propuesta por los sectores liberales económicos”, dijo el sindicalista, de buena relación tanto con el presidente Alberto Fernández como con el ministro de Economía, Sergio Massa.

https://twitter.com/hectordaer/status/1559589175099363329

“Es preciso un acuerdo político-social que permita bajar la inflación. Las paritarias son la herramienta para mantener el poder adquisitivo y evitar la pobreza estructural. No nos oponemos a un bono, pero la recomposición salarial debe ser por paritarias", dijo Daer.

Lo mismo había definido la CGT en el documento: “El movimiento obrero posibilitará con responsabilidad y firmeza la recomposición del poder adquisitivo de los ingresos para generar las condiciones de un acuerdo que garantice la estabilidad”. Traducido: la herramienta es la paritaria de cada gremio.

Es que, como ya explicó este portal, ese es el punto neurálgico de las diferencias: si bien los “Gordos” -gremios de servicios”- y los “independientes” -de buen diálogo con todos los gobiernos- pugnan por el mecanismo de paritarias abiertas, el sector de Pablo Moyano y los sindicatos afines al kirchnerismo presionan al Gobierno por una suma fija de emergencia que permita nivelar los ingresos de los trabajadores. La CTA y los movimientos sociales comparten ese mismo planteo.

Cómo viene la interna de la CGT

alberto-massa.jpg
Aliados. Alberto, Massa y las internas del FdT.

Aliados. Alberto, Massa y las internas del FdT.

Más allá de la unidad de acción que se verá este miércoles, los distintos sectores de la CGT siguen divididos y muestran sus heridas por la interna del Frente de Todos y el advenimiento de los movimientos sociales como actores de peso en la calle.

“Hoy a todos los une la desgracia, más allá de los cortocircuitos con Moyano y más allá de las bases, que todavía aguantan”, le dijo a A24.com un conocedor de la vida de la mesa de conducción cegetista.

Muchos en el mundo sindical ven con resignación que la central obrera se muestre cerca de los movimientos sociales. Interpretan que esa alianza es la única manera que tiene el movimiento obrero de mostrar algún “músculo” para no “dejarles la calle”. “Igual, ya entregaron calle hace años”, se lamentaron en un sindicato ante la consulta de este portal.

El mapa de alineamientos políticos de la CGT está trazado así, según confían entre los gremios: “Daer juega a bancar a Sergio Massa, y Pablo Moyano juega a bancar a Máximo y a Cristina Kirchner”. La interna del Frente de Todos trasladada al campo sindical.

Los que van y los que no van

UTEP.jpg

Como adjuntos a la convocatoria de la CGT, el Frente Sindical por el Modelo Nacional se concentrará a las 12 en las Avenidas Belgrano y 9 de Julio, y a la misma hora se reunirá la CTA de Yasky, pero en San Juan y 9 de Julio.

A las 13, mientras tanto, los movimientos sociales aliados al Gobierno como la UTEP, el Movimiento Evita y el partido Miles, de Luis D’Elía, se darán cita en en 9 de Julio y Avenida de Mayo. Todos confluirán en la movilización que terminará a metros del Congreso.

Los que estarán ausentes del mundo sindical serán la CTA Autónoma, que conducen Hugo “Cachorro” Godoy y Ricardo Peidró, y los gremios de transporte enrolados en la Unión General de Asociaciones de Trabajadores del Transporte (Ugatt), donde militan la UTA y La Fraternidad, y que están enfrentados a los gremios de esa rama que componen la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT), de la CGT.

Las críticas de la izquierda

Mientras tanto, el Polo Obrero hará su propia movilización y se dirigirá a las 15 a Plaza de Mayo en reclamo de un “plan de lucha y un paro nacional” por “aumento salarial igual a la canasta familiar, trabajo genuino y en defensa de las paritarias y los convenios”.

https://twitter.com/EBelliboni/status/1559677816098197512

La convocatoria de la izquierda fue hecha con reproches a las centrales sindicales: “La CGT y la CTA no llevan ningún reclamo obrero y no van a la plaza del poder político”, dijeron en referencia a la Plaza de Mayo. Desde las inmediaciones de ese mismo centro político, el Presidente -y sobre todo Massa- seguirán las alternativas de la jornada de protesta.

s